jueves, 16 de marzo de 2017

Llega el ____ : Athletic Club - Real Madrid

Un partido de toda la vida
De unos años a esta parte, a los partidos entre el Madrid y el Barcelona se les llama "clásicos". También lo será, digo yo, el enfrentamiento de uno de ellos con "el otro" que les ha acompañado siempre en primera.

Pero parece que no.

Otra palabra que se podría utilizar para referirse a choque del sábado es el de "Derby"; pero estae término hoy en día parece limitado a su acepción de partido entre vecinos. Además, los de la RSOC se mosquean mogollón si les discutes esa forma de referirse a los enfrentamientos entre zurigorris y txuriurdines. También lo hacen los athleticzales que son víctimas del síndrome de EiTB y se han tragado lo de "La Gran Fiesta del Fútbol Vasco", por cierto.

Así que mira por donde se ha creado un vacío para referirse a partidos como el que origina esta entrada. De ahí el hueco en el título, que dejo para que los clientes de este indigno local lo rellenen a su gusto. Adelanto que a mí me gusta "Derby" pero lejos de mí querer dar la impresión de ningunear a la entrañable RSOC.

El partido creo que nos llega en buen momento: los merengues no están en su mejor momento, mientras que nosotros deberíamos habernos cargado de confianza tras el buen partido de Sevilla y la victoria de Anoeta. Todo ello no quiere decir que ellos dejen de ser favoritos, pero sí que la posibilidad de hincarles el diente no parece tan lejana como en otras ocasiones.

Desde luego yo estoy esperanzado y deseando que llegue el sábado para con el corazón en un puño (y la comida en el esófago) dirigirme a San Mamés.

Como habéis dicho en la entrada anterior, en su crisis de juego el Madrid está encontrando un salvavidas en el balón parado con un Sergio Ramos estelar, lo que añadido a cierta fragilidad defensiva nuestra en ese campo, obliga a limitar el relativo optimismo que mencionaba.

Pero con Ramos o no, yo tengo el presentimiento de que podemos ver un buen y disputado partido.

Sábado, 16:15 con arbitraje de Jaime Latre.

viernes, 10 de marzo de 2017

Matinée en San Sebastián

Decidiendo los horarios
Los hados que, caprichosos, deciden los horarios de la LFP han determinado que este año el partido del año de Anoeta se juegue un domingo por la mañana. No es la primera vez: en la primera temporada de Bielsa ya se produjo esa circunstancia y ganamos, a pesar del espectacular zambombazo que nos coló Iñigo Martínez desde una distancia inverosímil, y que significaba el empate a uno en un partido que finalmente ganamos 1-2.

No vi el partido: salió un día magnífico y me fui con la familia a pasar la mañana en un agradable pueblo vizcaíno del interior. Pero vi el empate donostiarra en un bar en el que entramos a tomar el aperitivo antes de volver a comer a casa, y me enteré del gol de la victoria por la radio. Pese a la natural simpatía que uno siente por los vecinos y su obsesión con estos partidos (significan más para ellos que para nosotros), tengo que reconocer que me alegré: el nuevo entrenador no había entrado con buen pie y no habíamos ganado ningún partido de los cinco disputados en lo que llevábamos de liga.

Cito el dato porque estos partidos de cierta rivalidad regional suelen ser atípicos. Otro ejemplo lo tenemos este año: no solo ganamos a la RSOC en San Mamés, sino que nos los comimos en una espléndida segunda parte; pero sin embargo desde entonces nosotros hemos caído en una especie de indefinición futbolística, en la que sumamos puntos, sí, pero haciendo un juego digamos un tanto deficiente, eliminación ante el Apoel incluida. Y sin embargo ellos, desde ese partido, han ido hacia arriba como un cohete.

Por eso, pese a que la clasificación y el nivel de juego actual de ambos equipos apuntarían a un claro favoritismo de los txuriurdines, creo que el pronóstico es mucho más equilibrado por ese grado de imprevisibilidad que acompaña a este tipo de partidos. También hay un precedente que apunta, sino al optimismo, si al menos a no caer tampoco en el pesimismo: parecía que el Sevilla iba a comernos con patatas y sin embargo no fue para tanto y aún perdiendo, hicimos un buen partido que al menos a mí me sorprendió favorablemente

Parece que puede volver Aduriz.

Domingo 12:00 en Anoeta con arbitraje de Sánchez Martínez, colegiado que, como apunta el Mundo Deportivo, tiene unos antecedentes un tanto preocupantes. Ya veremos, pero no nos pongamos la venda antes que la herida. ¡A por ellos!

lunes, 6 de marzo de 2017

¿UEFA posible?


Nos encontramos en medio de uno de esos momentos inciertos en los que es difícil dilucidar si somos carne o pescado. El equipo está haciendo llorar a las piedras con su juego, pero sólo está a cuatro puntos de poder visar el pasaporte europeo para la próxima campaña. Y digo 'sólo' porque el Villarreal, que es quien nos precede y por ahora ocupa esa plaza 'continental', es uno de los rivales con los que hay que medirse de aquí al final de la liga. Algo similar ocurre con la Real Sociedad, ahora quinto y siete puntos por delante: si el domingo al mediodía se produce esa conjunción astral que nos permita volver a ganar un partido fuera de casa un porrón de lunas después, se reducirían a cuatro y mucha tela aún por cortar en la liga.

Como estoy algo espeso mentalmente y confío más en el buen juicio de los parroquianos del Ambigú para interpretar los datos, me limito a reproducir aquí varios elemntos de juicio y analicen sus señorías si, como diría el recordado Howard Kendall, 'UEFA is posible' o no.

En primer lugar, para delimitar el terreno de juego en el que nos vamos a mover, disputadas 26 jornadas, partimos de esta clasificación...


...y de aquí al final nos quedan estos partidos...


En segundo lugar, una recopilación de varios tipos de datos de las últimas temporadas: los puntos sumados en la jornada 26 y al final de la liga, así como los logrados en las últimas doce jornadas (que en la práctica es el tercio final de la competición) y la clasificación. Mi intención inicial era comparar la situación actual con la misma fecha de la temporada pasada. Me fui liando y seguí profundizando una temporada más, otra más y así sucesivamente. Como en algún momento había que parar, establecí el criterio de reunir los datos correspondientes a lo que podríamos llamar genéricamente 'el Athletic en el siglo XXI'. Por situar un tope (además que así se puede vertambién cómo fueron las cosas en la primera etapa de Valverde como entrenador rojiblanco), nada más que por eso. Ahí van los datos...


Con todo esta materia, Uds que son gentes reflexivas e inteligentes dirán: ¿UEFA posible?