miércoles, 31 de octubre de 2007

La noche de Halloween en Ibaigane




Halloween es una fiesta pagana que se celebra principalmente en los Países anglosajones la noche del día 31 de octubre.
Curiosamente, - y pese a tratarse de asuntos fúnebres-, son los niños los que adquieren la mayor importancia en la misma, ya que se disfrazan para la ocasión y vagan por las calles, de puerta en puerta, pidiendo dulces, pronunciando previamente la consabida frase "trick or treat" ("dulce o truco").

Si los adultos que asoman a la puerta les dan caramelos, dinero, o cualquier otro tipo de chuchería, ello se interpreta que han aceptado el trato. En caso que se nieguen, los críos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar, sprays contra la puerta.

El origen de Halloween se remonta a más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, precisamente el día 31 de octubre de nuestro calendario. En esa época, el ganado era bajado de los prados a los establos para pasar el crudo invierno. Ese último día los espíritus podían salir de sus tumbas en sus enterramientos y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los celtas ensuciaban las casas y las decoraban con objetos desagradables (huesos, calaveras, etc), de forma que los muertos, al verlos, pasaran de largo asustados. De ahí a tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la víspera de todos los santos y así como los disfraces.


Quizás debería Macua, a la vista de todo lo acontecido estos 100 días, colgar hoy de la verja de Ibaigane, antes de medianoche, una serie de fetiches a fin de evitar que “los espíritus” de Arrate, Urkijo, Lamikiz y demás “muertos” maléficos zurigorris se adentren en el Palacio y se apoderen de nuevo de su poltrona,…

Como avalorios disuasorios a colgar se me ocurren a bote pronto la bota de Salva Ballesta,… las gafas del Vizconde,… aquella camiseta de puma de Zubiaurre que lució el día de su presentación…. y el contrato blindado de Ochoa…

Si esto no es suficiente para detenerlos, siempre le quedaría al Presidente una opción última,... una especie de "botón rojo" : la “bomba de destrucción masiva”… colgar en la puerta del Palacio una foto de nuestro Gurú Zulu vestido de marinerito el día de su Primera Comunión posando con su hermana melliza… aunque eso acarree la desaparición de 109 años de bella historia en rojo y blanco…
.

1 comentario:

Cincinato dijo...

La foto pasa a formar parte de la galería de los horrores rojiblanca.

¿De dónde la has sacado?

Si no ejercido de manera dictatorial mi función de administrador del blog eliminándola ha sido:

-Por el parecido asombroso del niño con el GGR (Gran Gurú Rojiblanco)
-Porque la niña es tal y como yo me imagino a nuestra común amiga Beti-Zurekin cuando era pequeña.