lunes, 6 de noviembre de 2017

¿Hora de aplicar las sanguijuelas?

Ellos parecían volar...

La escena ha sido popularizada por el cine y la literatura. En una época en la que la medicina estaba en mantillas, las sangrías eran prácticamente el único remedio que conocían los médicos. Daba igual que se tratara de una neumonía, de una hepatitis o de un cáncer: cuando el enfermo estaba tan mal como para llamar a un galeno, este enseguida pedía las sanguijuelas o sacaba el escalpelo. Hasta para tratar una anemia.

Y curiosamente, de vez en cuando el paciente se curaba.

En el ínterin entre el partido del jueves y la debacle de ayer me dio por pensar si los aficionados de barra de bar (o de Ambigú) no somos un poco como los médicos de entonces; nos faltan conocimientos y ante una enfermedad que parece grave pedimos el único remedio que conocemos: cambiar de entrenador. En plata: que me dio por pensar que seguramente los males del Athletic no son tan sencillos como para solucionarlos simplemente cambiando al míster.

Pero claro: llega un partido como el de ayer, en el que por seguir con el símil médico ves que el paciente se te está yendo y piensas "igual no es la solución, pero ¿voy a dejar que el paciente se me muera sin probar el único remedio que tengo a mi alcance?"

Vamos: que os envidio. Me refiero a que algunos (Erebai, Contini, Legolas, Alelore...) tenéis clarísimo que hay que reemplazar a Cuco, mientras que casi otros tantos (Tao, el Maestro, Taoteking...) parecen inclinados a pensar que el hombre en el banquillo no es el problema, y que cambiándolo no solucionaríamos nada.

Yo soy un mar de dudas...  Pero me cuesta seguir a la cabecera del enfermo sin hacer nada, esperando solo a que las defensas del cuerpo reaccionen y venzan la enfermedad.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Reválida europea

Graham Potter: un entrenador peculiar
Aunque sin la extensión que me gustaría, la visita del Östersunds y su entrenador Graham Potter (el tipo me resulta simpático) a San Mamés esta noche bien merece una entrada.

Dependiendo de lo que pase en Berlín en el otro partido del grupo (Hertha - Zorya) el encuentro de esta noche podría no ser decisivo. Incluso en caso de derrota podría no estar todo perdido. Así que no caeré en la trampa (en la que ya caí en la jornada anterior) de llamarlo "final": podría serlo... y podría no serlo.

Pero independientemente de lo que sea matemáticamente posible al terminar el partido de hoy, con el mosqueo que tiene la parroquia zurigorri, está en el ambiente (a menos en el que me rodea a mí) que si hoy no se gana la paciencia de San Mamés podría agotarse. De ser cierta esa percepción, el partido de esta noche puede que sea una final y puede que no, pero parece una auténtica reválida.

21:05 con arbitraje del polaco Pawel Gil, que ya pitara en San Mamés en 2012 en el partido de vuelta contra el Lokomotiv de Moscú. En dicho partido expulsó a Amorebieta por doble amarilla, pese a lo cual superamos la eliminatoria por el gol fuera de casa conseguido en la ida. (Perdimos 2-1 en Moscú y ganamos 1-0 en Bilbao)

viernes, 27 de octubre de 2017

Tiremos de orgullo: nos visita el Barcelona


Después de los últimos partidos, el ambiente zurigorri anda deprimido, con entrenador y jugadores bajo sospecha.

Después del empate con sabor a derrota en Suecia, de perder en Leganés y de hacer el ridículo en Formentera, la visita del Barcelona mañana sábado (20:45 con arbitraje de Martínez Munuera) nos llega inmersos en el pesimismo: no he hablado con ningún seguidor rojiblanco que no espere una derrota el sábado, con la única esperanza de que el cariño que nos tenga Valverde ayude a que no  adquiera la condición de escandalosa.

Pues me gustaría rescatar de la hemeroteca del Ambigú algo que nos levante un poco los decaídos ánimos. En diciembre de 2010, visitamos el Camp Nou en la ida de una eliminatoria de copa inmersos en una crisis de juego y nadie daba un duro por el equipo.

También entonces reinaba el pesimismo, pero desde este blog nos animamos a levantar el ánimo con este razonamiento:

"El que llevemos una racha de juego horrible o que nos falte nuestro delantero de referencia no me preocupa demasiado. Somos especialistas en jugar fatal contra los malos y cuando menos se espera hacer un buen partido contra los grandes...

...¡Qué somos el Athletic, coño! Vamos a competir y a ponérselo difícil. Nos lo debemos a nuestra nuestra historia. Y tanto complejito ya me cansa."

El Athletic de Caparrós -el utrerano ocupaba entonces el banquillo del Athletic- hizo un extraordinario partido defensivo y arrancó un meritorio 0-0, para volver a empatar en la vuelta, 1-1 en San Mamés. Solo el valor doble del gol fuera clasificó a unos culés que pese a su superioridad no pudieron ganarnos ninguno de esos partidos.

Ya que tanto se está diciendo sobre una vuelta al fútbol del bueno de Jokin (me parece injusto que eso sea una acusación: Caparrós hizo un trabajo meritorio en el Athletic con más luces que sombras) no me parece mal sacar este ejemplo a colación: el resultado de mañana no está escrito. Vamos a jugar el partido. Como decíamos entonces... ¡Qué somos el Athletic, coño!

P.S. Se rumorea que Rico podría estar buscando una salida en el caso de que Ziganda siga sin contar con él. Yo lo que no entendería es que con lo mal que carbura el centro del campo descartáramos alegremente a Mikel. Es un jugador que puede aportar bastante, tal y como estamos.




miércoles, 25 de octubre de 2017

¡Cumplimos diez años!


Hace hoy diez años que arrancó este blog con una entrada sobre la asamblea de 2007.

Aunque la idea fue mía, considero que mi añorado socio Pistongorri, (alias Bala Roja, alias Zar de Guriezo, alias el Almirante...) fue cofundador de pleno derecho, y creo que el contrapunto de estilos marcó el Ambigú en esos comienzos, junto con una especial atención al equipo femenino (aprovecho para mandar un beso a las neskas, a las de ahora y a las de entonces)

El blog ha mudado su personalidad desde entonces. Pistongorri entró en una fase anhedónica (el palabro es suyo: no olvidéis que es discípulo de Hipócrates) que todavía le dura y nos abandonó, dejando este local huérfano de madre y lo que es peor: sin terminar su monumental entrada sobre "Aquel gol de Uriarte..." que amenazaba con poner a prueba la capacidad de los servidores de Google en todo el mundo.

Además las circunstancias de la vida me fueron quitando tiempo para seguir al femenino y esa faceta se ha ido quedando arrinconada pese a los esfuerzos de Rote y Nowanda.

Pero desde el comienzo el principal activo del Ambigú, el que le ha permitido sobrevivir durante estos años, fue su capacidad para captar a algunos de los mejores participantes de los foros de aupaAthletic.com, la que llamamos web amiga y de la que procedemos casi todos.

¡Cómo me acuerdo de las llamadas telefónicas de Piston, en los primeros tiempos, para informarme entusiasmado de que los MarioSila, los Taoteking, los Txabiri empezaban a escribir en el Ambigú! "¡Si conseguimos que esos escriban con asiduidad, el Ambigú va a ser un éxito!" me decía.

En el camino algunos han perseverado. Gracias a todos. El Ambigú sois vosotros.

Otros han desaparecido pero también han sido varios los que se han ido incorporando. Gracias también a unos y otros.

Seguro que meto la pata por dejarme a algunos (tengo mala memoria) pero como no echar de menos a:

Beti-Zurekin, la primera que intervino en el blog aparte de Piston y de mí.
Olarvi, tan activo en las primeras entradas.
El Gran Potito, uno de los más añorados por mí.
El genial califa: Vamoavee
Elwood Blues, autor de una entrada sobre el himno del Athletic que ha sido de las más visitadas en la historia del Ambigú.
Bastertxu, siempre bien informado.
Txusita: mejor informada todavía y en estado de permanente filtreo con KROMA
Kayser Sacze y su UEFA posible.
Tomatero: Zurigorri de pro, también seguidor del femenino.
El aitite: nuestro primer líder, aunque se prodigara poco.
Euup, alias Pamelitas. Nos regaló con su presencia hasta que voló sola con su propio blog.
Peibolin: el irredento pilier, siempre con un punto de vista fundadamente contestatario.
Bogart: nunca le perdonaré que no trajera consigo a Lauren
Athleticeup!: impagables sus aportaciones "matemáticas"
Rote: el más fiel (con permiso de Nowanda) de los seguidores del femenino en el Ambigú. Todavía aparece de vez en cuando... ojalá lo hiciera más.
Taekut: hasta le nombré administrador.
Gontzal, el principal apoyo jeltzale a Anónimo.
Santi: la voz de la veteranía.
La pizpireta: el tiempo que hará que no escribe que aunque recuerdo su nombre real, he olvidado su Nick. A ver si lo recuerdo o me lo recordáis.

Y seguro que me olvido muchos... Cuento con vosotros para ir añadiéndolos.


martes, 24 de octubre de 2017

Crisis en el banquillo: empiezan los síntomas


¿Cómo que empiezan? os preguntaréis algunos al ver el título. Llevamos casi toda la temporada dando síntomas de un juego paupérrimo. Cierto, pero no me refiero a la crisis de juego si no a la parte que pudiéramos llamar "institucional".

El Correo y Telebilbao no siempre tratan los asuntos del Athletic con la mayor de las objetividades, pero son los medios escrito y audiovisual que más siguen a los leones y más cobertura diaria les dan. Eso les lleva a veces a no saber con qué llenar los espacios y a extender noticias o rumores tal vez no del todo contrastados. Pero tampoco hay que echar en saco roto todo lo que dicen. Ni mucho menos.

En menos de veinticuatro horas hemos podido ver dos hechos ilustrativos.

El primero es que en El Correo, en primera página, se reitera el apoyo de la Junta Directiva al entrenador. Cosa que, como todo el mundo sabe, suele ser el primer paso antes de su cese o dimisión. ¿Lo será también ahora? No lo sé. Nuestro presidente es, digamos... "atípico" para estas cosas. El tiempo lo dirá. Pero que esto sea noticia de primera página es significativo, por supuesto para mal.

El segundo es que anoche en TeleBilbao (siglos hacía que no lo veía) se habló abiertamente de que le están haciendo la cama al entrenador, y que dos "vacas sagradas" del vestuario han tenido sus más y sus menos con el míster en algún entrenamiento. ¿Será verdad? Pues no lo sé. Pero le concedo cierta verosimilitud, por dos razones. La obvia es que por mucho que estemos acostumbrados a empezar mal los grupos UEFA y hacer malos partidos como el de Leganés de vez en cuando, hay un cúmulo de cosas raras en esta crisis que se explicarían por ese supuesto boicot: es difícil entender que, aparte de jugar mal, una buena parte del equipo esté tan pasota.

Además esto me recuerda una anécdota que le conté el otro día al Maestro. Hace unas semanas, cuando la cosa no parecía estar tan mal, me encontré con una persona que conozco que está muy al tanto de lo que ocurre en el Athletic. Es muy discreto y no me suele contar nada jugoso. Aparte de que si me dijera algo confidencial yo luego no lo repetiría aquí. Pero si creo que puedo comentar una cosa que me dijo que supongo que es del dominio público y la impresión subjetiva que saqué sobre cómo me lo dijo.

Esta persona en cuestión me comentó un par de pequeñas variaciones en la rutina del equipo que ha introducido Ziganda. Nada del otro jueves. Pero al contármelo añadió una reflexión "Lo que no sé es cómo se les habrá sentado esto a los pesos pesados del vestuario"

El comentario me dejó pasmado no por lo que decía, sino por lo que sugería: que un simple cambio de rutinas no solo podría sentar mal a ciertos jugadores (lo que habla de un acomodamiento supino) sino que hasta era posible que eso pudiera ocasionar algún tipo de reacción. No me lo dijo así, pero yo interpreté que estaba implícito.

Vamos: que si relaciono lo de anoche en Telebilbao con esta impresión (que no fue otra cosa, lo admito) y encima me acuerdo de lo que se cuenta de Mendilibar con el hielo, me viene a la cabeza una película que es eso: una película, pero que tiene la virtud de darme una explicación.

Claro que hay otra explicación más natural y menos conspiranoica: que simplemente la plantilla se ha ido empobreciendo, que es un problema de planificación, y que en la medida que ese empobrecimiento va unido a un enriquecimiento económico sin precedentes, el problema no es tanto de entrenador o de supuestas conspiraciones en el vestuario, como de falta de previsión en los despachos.

Llegados a este punto, el camarada KROMA me decía ayer que la posibilidad que a tantos indigna (que el problema sea la tacañería de la Junta) en el fondo sería la que el prefiere, ya que la otra le aterraría: que no es un problema de que la directiva no quiera traer, sino de que no hay jugadores que quieran venir.

¿Puede ser cierto esto?

A los jugadores que podemos fichar el Athletic les ofrece:
  • Cercanía geográfica y cultural.
  • Buenos sueldos que además se pagan puntualmente.
  • Un club que pese a todo sigue teniendo solera y prestigio.
  • Participación europea prácticamente garantizada, al menos si nos fijamos en los últimos años.
  • No existe el riesgo de que te llegue un fichaje de Camerún o Uruguay que te quite el puesto.
Si fuera cierto que no quiere venir nadie. ¿Cuál puede ser la razón?

A este respecto tengo que rescatar mi opinión sobre la forma en la que se gestionó el "Caso Llorente". En su día no me gustó. Luego me retracté en parte, dejándome convencer parcialmente por la teoría de que al menos, a cambio de un año traumático y de perder tanto el dinero de la ficha como el de un posible traspaso "razonable", sentamos el precedente necesario para que todo el mundo sepa que la cláusula es la cláusula. Pero al hacerlo olvidé lo que yo mismo había opinado sobre eso y es que también tiene un lado negativo: el que los posibles fichajes vean que venir aquí es como entrar en una secta que te abduce para siempre, o de la que al menos resulta traumático salirse: cláusula total, posibilidad de un año en blanco, maltrato por parte de la opinión pública...

Así que resumo esta entrada lanzando cuatro preguntas para las que no tengo respuesta:
  • ¿Corre peligro Cuco a corto plazo?
  • ¿Será verdad que le están haciendo la cama?
  • ¿Es cierto que hemos dejado de ser un club atractivo para venir?
  • Si es así ¿por qué?
Bueno: para una sí tengo respuesta. Me atrevo a contestar a la primera que no, que Cuco contaría de verdad en Ibaigane con los apoyos necesarios para seguir aunque hubiera sendas debacles ante Formentera y Barcelona. Lo que no sé es si eso es bueno o es malo, aunque empiezo a pensar a mi pesar que es malo.

jueves, 19 de octubre de 2017

Octubre, y ya estamos de "finales"

De esos polvos...

No me agrada abusar de los tópicos del fútbol (somos once contra once, los partidos duran hasta el pitido final...) y muy especialmente de ese que dice "este partido es una final".

Pero ¡caray! parece que el fútbol en sí mismo es un topicazo, porque el deporte rey se empeña en mostrarnos la vigencia cotidiana de estas y otras fases hechas.

Eso pasa hoy: el sinsorgo empate que cosechamos en Berlín y la inadmisible derrota que sufrimos en casa frente al equipillo ucraniano (este no es el típico menosprecio fruto de la ignorancia: es la constatación de lo que se vio en el campo) nos han conducido a afrontar esta tercera jornada del grupo UEL con un paupérrimo punto, lo que hace que ganar sea absolutamente imprescindible. Incluso un empate nos dejaría con un ridículo bagaje de dos puntos en el ecuador de la liguilla, con lo que presumiblemente no nos bastaría con ganar los partidos de casa.

Pero aunque incluso una derrota podría ser reversible ganando los tres partidos restantes, creo que el calificativo de "final" -aunque no deje de ser una exageración retórica- en esta ocasión está justificado: no ganar trasladaría una presión casi insoportable sobre los tres partidos restantes, con posibles repercusiones sobre la liga, la moral de los jugadores, y el sensible ambiente zurigorri.

Así parecen entenderlo los jugadores y el entrenador, que en sus declaraciones de estos días han reconocido sin tapujos que todo lo que no sea ganar el partido sería un fracaso.

Enfrente nos espera el sorprendente líder del grupo. Los suecos del Östersunds a priori parecían el tercero en discordia de una liguilla que se esperaba comandarían el Athletic y el Hertha, pero los escandinavos encabezan la clasificación con dos victorias, mientras que los a priori favoritos comparten la posición de colista sin otros puntos que los que se repartieron en el soporífero empate con el que nos castigaron la primera jornada.

El Correo apunta, como es lógico, a una alineación "titular", con el dúo Vesga-Itu en esa sala de máquinas cuyo mal funcionamiento tanto está lastrando el juego del equipo. No sé si finalmente será así, pero si se confirmara, el Maestro Tao estaría contento. Precisamente hace unos pocos días me comentaba que, dentro de la mediocridad de todas las duplas probadas por el Cuco, esta era la que más le había gustado. Veremos.

En la delantera parece que la opción de Susaeta tiene más probabilidades que la de Córdoba. Supongo que tiene sentido: el ex de KROMA debió hacer un buen partido ante el Sevilla, y parece que Ziganda prefiere dar entrada poco a poco al prometedor pero bisoño cachorro e igual le parece demasiado encomendarle la titularidad en un partido como el de hoy. O no: que las alineaciones que publica El Correo no dejan de ser especulaciones, más o menos fundadas, pero especulaciones al fin  al cabo.

El campo de hierba artificial del Östersunds nos espera a las 19:00, con arbitraje del rumano István Kovács. En tiempos del camarada Ceauçescu, y con la mediación del camarada general Mariosilov, esto hubiera significado que la cosa estaría hecha, pero los tiempos cambian y me temo que habrá que jugar al fútbol ¿lo haremos?

El partido se anuncia por Bein Sports, dial 50 de Movistar.