viernes, 19 de mayo de 2017

miércoles, 17 de mayo de 2017

Como los malos estudiantes

Tengo el don de la oportunidad, lo sé: si en la anterior entrada me refería en el título a la buena racha que compartíamos con nuestros rivales directos, desde que escribí tal cosa la Real ha sumado dos puntos de seis y el Villareal y nosotros, uno.

Por eso si ahora aludo a que nos presentamos en el último partido sin haber conseguido la media que necesitamos, y encima el examen es de una de las materias que peor se nos dan, lo hago en el fondo deseando que se cumpla mi "fatum" de mal pronosticador y que nuestros aguerridos muchachos terminen la temporada como el más brillante de los alumnos.

En contra juega como dificultad añadida  el fuerte carácter simbólico que para nuestros rivales tiene el partido: nada menos que la despedida de su estadio.

A nuestro favor leo que ellos tienen a la defensa en cuadro.

¿Qué saldrá de todo esto? Pues ni idea: somos capaces de lo mejor y de lo peor. El que sepa qué comentario inteligente hacer sobre el asunto, que lo ponga. Yo me temo que entre el trabajo, algunas de las ocupaciones en las que me dejo liar en mi tiempo libre, y que últimamente las temporadas se me hacen muy largas, me he quedado sin ideas.

No lo sé: si sigo con esta desgana y esta decadencia intelectual, y en vista de que candidatos a la secretaría general del PSOE ya hay tres, igual termino por hacerme compromisario.

jueves, 4 de mayo de 2017

Aquí no falla nadie... Salvo un servidor


El Colonnello Contini dice en la entrada anterior: "aunque lo cierto es que últimamente solía crecer la hierba entre una entrada y otra"

Aunque se refiere a otro blog zurigorri, no he podido por menos que sentirme aludido. Hasta gente tan poco despierta como vosotros, capaces de creer que "eso" es una tortilla, se habrá dado cuenta de que el estado de desatención en el que tengo el garito lejos de mejorar empeora.

Cada semana, o casi cada día, pienso que esto (la carga de trabajo) se va a aliviar enseguida, pero pasan las semanas e incluso meses y no es así. Si las cosas siguen igual tal vez tenga que plantearme mantener el local, aunque sea en servicios mínimos, hasta cumplir el décimo aniversario y después hacerle un buen entierro al Ambigú. Después de todo, jamás pensé que este blog fuera a durar tanto.

Aunque sería una pena: por una cosa u otra, os habéis juntado aquí una serie de clientes con un nivel que no se suele ver en otras páginas web zurigorris, y sería lamentable que se perdiera este punto de encuentro donde poder leeros.

Si este sentimiento es compartido, hago un llamamiento a los que ya sois administradores para que subáis alguna entrada de vez en cuando, como ya habéis hecho en el pasado y el Maestro Tao sigue haciendo cuando puede (otro que anda más liado que lo que solía)

Los que no lo seáis y tengáis interés, hacédmelo saber.

Dicho esto, al grano.

El Maestro Tao se ha pasado buena parte de la liga augurando que la terminaríamos con un buen sprint, lo que unido a que los rivales más cercanos no mantendrían el ritmo, nos permitiría acabar muy bien clasificados.

La primera parte del pronóstico se está cumpliendo de una forma mejor incluso que lo que yo pensaba: llevamos una magnífica racha de partidos ganados.

Pero no estamos solos... Pese a las señales de fatiga que la RSOC dio a partir de que les ganáramos en Anoeta, tanto ellos como el Villareal están sacando sus partidos adelante en esta recta final con una regularidad similar a la nuestra.

Teniendo en cuenta que nuestro último partido es para despedir el Calderón, no tenemos margen de error en los partidos anteriores, y el primero de ellos (Domingo a las 12:00) es muy complicado: el Alavés nos tiene ganas y no es una perita en dulce. Es cierto que nuestros rivales también tienen salidas complicadas (Sevilla y Barcelona) pero luego la cosa se les despeja bastante.

En cualquier caso, la temporada liguera del Athletic se puede calificar de notable. Muy notable. No solo es que incluso quedando séptimos podamos volver a Europa: es que independientemente de eso, terminar la liga con los puntos que vamos a terminar (más de sesenta) creo que habla muy bien de este equipo.

Si a eso añadimos que en la copa caímos ante el FCB dando la cara y poniéndoles en aprietos, solo queda el lunar del fracaso en la UEL, lunar cimentado en un rendimiento chocante fuera de casa y cierta mala suerte en la ida contra los chipriotas.

Por todo ello, creo que estamos ante una temporada con más luces que sombras. Como pienso que ha sido la tónica con Valverde de entrenador. Porque -lo habréis adivinado- yo soy partidario de que el Txingurri siga.

Si además lo hace con Merino en la plantilla, (El Correo apunta a un esfuerzo del Athletic para ficharle) pues tanto mejor.

lunes, 24 de abril de 2017

Europa en juego


Esta noche a las 20:45 el Athletic visita la noble villa armera de Éibar, en lo que se presenta como el más importante de los seis partidos que nos quedan para dar por finiquitada la temporada.

Teniendo en cuenta que se trata de uno de los rivales con los que mantenemos un pulso más apretado por el objetivo de entrar en la UEL, esa importancia que se atribuye al choque parece justificada. Sin negar ese hecho evidente, quiero hacer notar no obstante que ni una derrota ni una victoria tendrían carácter definitivo: al acabar el partido de hoy quedarán 15 puntos en juego, un mundo tanto si ganamos como si perdemos.

Lo digo para que no demos el trabajo por concluido si obtenemos la victoria ni tiremos la toalla si perdemos; para que en un caso u otro consigamos mantener a raya nuestra habitual bipolaridad de aficionados al fútbol.

Pero hecha esta advertencia, hay que recordar que una victoria dejaría al Éibar a seis puntos y al Espanyol a siete, lo que nos dejaría cierto margen de error para lo que queda de liga. Aunque el objetivo debería ser no dejar las cosas al albur -aunque probable- de que el Barcelona gane la copa y pensar más bien en superar a la Real para hacernos con el 6º puesto o -incluso- al Villareal y quedar quintos.

Ese enfoque más ambicioso sí que parece pasar por una victoria hoy. Pero no será fácil: el bajo rendimiento del equipo fuera de casa no invita al optimismo, y menos ante un rival que busca el mismo objetivo que nosotros, que está haciendo una magnífica temporada y que además, por cuestiones socio geográficas, seguro que tendrá una motivación especial.

Tenemos además el antecedente reciente de la visita a Villareal, partido de características bastante similares y del que volvimos con una derrota.

El buen antecedente que sin embargo representaría la reciente goleada a la UD Las Palmas no me vale: no sé que les pasó a los insulares, pero su falta de competitividad en ese partido le quita validez al partido, al menos desde el punto de vista de las conclusiones aplicables a un enfrentamiento como el de hoy, que será mucho más intenso.

El Athletic afronta este partido sin bajas sensibles; casi como el Éibar, al que solo le faltará el central Lejeune.

Arbitraje: Del Cerro Grande

viernes, 31 de marzo de 2017

A por la txanpa final


Comienza la cuenta atrás: diez, nueve, ocho… Llega la txanpa final de la Liga, el tramo de la temporada en el que se decide todo. Las veintiocho jornadas disputadas han servido para establecer los objetivos reales de cada equipo, ahora cada uno de ellos deberá demostrar tiene la capacidad para alcanzarlos. El Athletic (7º con 44 puntos) llega al momento clave del curso con cuatro puntos de desventaja respecto a los puestos que clasifican para la próxima edición de la Europa League, un handicap perfectamente salvable si el equipo consigue alcanzar el buen nivel competitivo con el que acabó las últimas tres ligas.

El sábado, en El Sadar y con el arbitraje del andaluz Munuera Montero, el Athletic tratará de sortear el primer escollo de los que deberá superar de aquí al final para intentar lograr su objetivo europeo. A bote pronto, podría decirse que es el rival más flojo de cuantos le quedan y, a priori, serían los tres puntos más asequibles de obtener en los próximos dos meses. Un Osasuna hundido en el fondo de la clasificación con 11 raquíticos puntos no parece que debería asustar a nadie y menos a un equipo, el rojiblanco, con la aspiración de alcanzar plazas uefas. Los números osasunistas son pavorosos: sólo ha ganado un partido en toda la liga -ninguno en su propio campo- y sólo ha conseguido rascar ocho empates. Sin embargo, mal harían los leones en confiar su suerte a la superioridad estadística y clasificatoria: por flojo que sea el rival, la realidad es tozuda y la experiencia dice que ganar un partido sin apearse del autobús no es posible. Más bien todo lo contrario, la tropa zurigorri deberá viajar muy concienciada de que el choque será intenso, posiblemente bronco y con toda seguridad muy disputado. La experiencia del partido de la primera vuelta -donde los rojillos lograron uno de los pocos puntos que han cosechado- debería estar grabado a fuego en la conciecia de los jugadores del Athletic porque si algo cabe esperar mañana de un Osasuna en situación angustiosa es, como mínimo, idéntico grado de pelea. Pocas tablas a las que agarrarse les quedan ya a los navarros y esta, un derby, un partido de la máxima rivalidad -al menos allí- es claramente una de ellas.

En la primera vuelta, Osasuna complicó las cosas al Athletic en San Mamés
La semana rojiblanca, a pesar de que el partido se jugará mañana a partir de las 16:15 horas, comienza un poco antes, a las 13:00 horas. Antes de que bilbainos y pamploneses den inicio a la que se prevé una dura batalla en el cesped, en El Madrigal se enfrentarán Villarreal (5º con 48 puntos) y Eibar (8º con 41 puntos). Dando por supuesta la importancia per se de ganar a Osasuna, no se puede obviar que lo que suceda en Villarreal podría aumentar el valor de una eventual victoria de los leones. Si bien es cierto que significaría seguir mirando a los armeros por el retrovisor con algo de desasosiego, un triunfo del Eibar ante el Submarino Amarillo sería muy alentador para la misión zurigorri. Sin menospreciar la dificultad del siguiente reto, el próximo martes en San Mamés ante el Espanyol, lo cierto es que el viernes de la semana que viene -por obra y gracia de esas mentes preclaras que confeccionan el calendario liguero- el viaje a Villarreal se afrontaría con una ilusión y unas expectativas enormes para todo el universo zurigorri. Pero no adelantemos acontecimientos, antes de pensar en ponernos a correr, demos el primer paso para empezar a andar.

Berenguer salió conmocionado del Insular tras un fuerte golpe en la cabeza
Petar Vasiljevic, tercer entrenador que se sienta en el banquillo osasunista en lo que va de curso, recupera a Fausto Tienza y, tras el traumatismo craneal sufrido en Las Palmas, a Alex Berenguer. El extremo de Barañain -del que tanto se habla en el entorno zurigorri desde hace más de un año- tiene opciones de jugar en el once de inicio. En cambio, pierde a Jaime Romero y a Roberto Torres, uno de los futbolistas más importantes del equipo. Desde la capital navarra se informa de que el entrenador serbio  está valorando reforzar defensivamente el equipo para recibir al Athletic, para lo cual esta semana ha estado entrenando un sistema con tres centrales, dos carrileros, tres centrocamistas y dos delanteros. 

Algunos datos pueden dar una idea de por qué Vassiljevic tiene in mente un esquema así. Osasuna es el equipo más goleado de la liga. En las veintiocho jornadas disputadas, ha recibido la escalofriante cifra de 67 goles, así que no es extraño que su entrenador piense en la necesidad de abrigarse atrás. Una de esas estadísticas muy siginficativas de la realidad osasunista en esta liga es que del total de tiros que recibe, un 41,97% va entre los tres palos (la media de la liga es de 36,92% y, por ejemplo, el dato del Athletic es del 32,45%). Es decir, se trata de un equipo que concede a los rivales más oportunidades de gol de la cuenta. La hipotética elección de un esquema reforzado atrás y en la linea de medios para dejar arriba a dos delanteros que está ensayando Vasiljenic puede tener también su lógica ofensiva, a la luz de un aspecto altamente esclarecedor: es el equipo de la liga que más pases en largo realiza hacia los últimos treinta metros. Si hay alguien que prescinda de la combinación en el centro del campo y apueste claramente por el juego directo, ese es Osasuna. Si las hipótesis de partida se confirman, el Athletic se enfrentará a un once muy arropado atrás que, en cuanto recupere el balón, intentará buscar el espacio a la espalda de la defensa rojiblanca mediante pases largos. Un detalle estadístico más: el navarro es el equipo de la liga que más goles encaja en los diez primeros minutos. Si hay un momento propicio para meter mano al que se prevé sea un sistema defensivo muy cerrado, es nada más comenzar el encuentro.

Yeray entrenó ayer con un apósito
sobre su nariz rota
A diferencia de su rival, que tiene media docena larga de bajas, alguna de ellas bastante importante, el Athletic sólo tiene una, la de Yeray. Recien salida del horno la convocatoria rojiblanca, el temor de que el central no podría llegar a tiempo para este partido se ha consumado. Han pasado muy pocos días desde que Yeray recibió un codazo en el partido Italia - España de la categoría sub21 y parece que su maltrecha nariz no está en las condiciones mínimas como para disputar un partido. La baja, sin duda sensible por el rol que el de Barakaldo ha alcanzado esta temporada en el equipo, es, sin embargo, el único contratiempo al que Ernesto Valverde ha tenido que hacer frente esta semana para preparar el partido. El resto de la plantilla está perfectas condiciones para jugar y a la disposición de las decisiones técnicas que tome el míster, principalmente la obligada sustitución de Yeray por  Bóveda o Etxeita y quizás algún retoque en la posición de extremo izquierdo, bien con Lekue más pegado a la banda, bien con Muniain con mayor tendencia a moverse hacia el medio. En cualquiera de los casos, el once que salte al cesped del Sadar será en principio lo suficientemente competitivo como para sacar adelante el partido. Si todos los puntos son necesarios, estos tres son, además, imprescindibles. Partiendo de un respeto máximo a un rival que en partidos así, y especialmente ante el Athletic, se reactiva, pinchar en Pamplona no debería ser una opción.


jueves, 16 de marzo de 2017

Llega el ____ : Athletic Club - Real Madrid

Un partido de toda la vida
De unos años a esta parte, a los partidos entre el Madrid y el Barcelona se les llama "clásicos". También lo será, digo yo, el enfrentamiento de uno de ellos con "el otro" que les ha acompañado siempre en primera.

Pero parece que no.

Otra palabra que se podría utilizar para referirse a choque del sábado es el de "Derby"; pero estae término hoy en día parece limitado a su acepción de partido entre vecinos. Además, los de la RSOC se mosquean mogollón si les discutes esa forma de referirse a los enfrentamientos entre zurigorris y txuriurdines. También lo hacen los athleticzales que son víctimas del síndrome de EiTB y se han tragado lo de "La Gran Fiesta del Fútbol Vasco", por cierto.

Así que mira por donde se ha creado un vacío para referirse a partidos como el que origina esta entrada. De ahí el hueco en el título, que dejo para que los clientes de este indigno local lo rellenen a su gusto. Adelanto que a mí me gusta "Derby" pero lejos de mí querer dar la impresión de ningunear a la entrañable RSOC.

El partido creo que nos llega en buen momento: los merengues no están en su mejor momento, mientras que nosotros deberíamos habernos cargado de confianza tras el buen partido de Sevilla y la victoria de Anoeta. Todo ello no quiere decir que ellos dejen de ser favoritos, pero sí que la posibilidad de hincarles el diente no parece tan lejana como en otras ocasiones.

Desde luego yo estoy esperanzado y deseando que llegue el sábado para con el corazón en un puño (y la comida en el esófago) dirigirme a San Mamés.

Como habéis dicho en la entrada anterior, en su crisis de juego el Madrid está encontrando un salvavidas en el balón parado con un Sergio Ramos estelar, lo que añadido a cierta fragilidad defensiva nuestra en ese campo, obliga a limitar el relativo optimismo que mencionaba.

Pero con Ramos o no, yo tengo el presentimiento de que podemos ver un buen y disputado partido.

Sábado, 16:15 con arbitraje de Jaime Latre.

viernes, 10 de marzo de 2017

Matinée en San Sebastián

Decidiendo los horarios
Los hados que, caprichosos, deciden los horarios de la LFP han determinado que este año el partido del año de Anoeta se juegue un domingo por la mañana. No es la primera vez: en la primera temporada de Bielsa ya se produjo esa circunstancia y ganamos, a pesar del espectacular zambombazo que nos coló Iñigo Martínez desde una distancia inverosímil, y que significaba el empate a uno en un partido que finalmente ganamos 1-2.

No vi el partido: salió un día magnífico y me fui con la familia a pasar la mañana en un agradable pueblo vizcaíno del interior. Pero vi el empate donostiarra en un bar en el que entramos a tomar el aperitivo antes de volver a comer a casa, y me enteré del gol de la victoria por la radio. Pese a la natural simpatía que uno siente por los vecinos y su obsesión con estos partidos (significan más para ellos que para nosotros), tengo que reconocer que me alegré: el nuevo entrenador no había entrado con buen pie y no habíamos ganado ningún partido de los cinco disputados en lo que llevábamos de liga.

Cito el dato porque estos partidos de cierta rivalidad regional suelen ser atípicos. Otro ejemplo lo tenemos este año: no solo ganamos a la RSOC en San Mamés, sino que nos los comimos en una espléndida segunda parte; pero sin embargo desde entonces nosotros hemos caído en una especie de indefinición futbolística, en la que sumamos puntos, sí, pero haciendo un juego digamos un tanto deficiente, eliminación ante el Apoel incluida. Y sin embargo ellos, desde ese partido, han ido hacia arriba como un cohete.

Por eso, pese a que la clasificación y el nivel de juego actual de ambos equipos apuntarían a un claro favoritismo de los txuriurdines, creo que el pronóstico es mucho más equilibrado por ese grado de imprevisibilidad que acompaña a este tipo de partidos. También hay un precedente que apunta, sino al optimismo, si al menos a no caer tampoco en el pesimismo: parecía que el Sevilla iba a comernos con patatas y sin embargo no fue para tanto y aún perdiendo, hicimos un buen partido que al menos a mí me sorprendió favorablemente

Parece que puede volver Aduriz.

Domingo 12:00 en Anoeta con arbitraje de Sánchez Martínez, colegiado que, como apunta el Mundo Deportivo, tiene unos antecedentes un tanto preocupantes. Ya veremos, pero no nos pongamos la venda antes que la herida. ¡A por ellos!

lunes, 6 de marzo de 2017

¿UEFA posible?


Nos encontramos en medio de uno de esos momentos inciertos en los que es difícil dilucidar si somos carne o pescado. El equipo está haciendo llorar a las piedras con su juego, pero sólo está a cuatro puntos de poder visar el pasaporte europeo para la próxima campaña. Y digo 'sólo' porque el Villarreal, que es quien nos precede y por ahora ocupa esa plaza 'continental', es uno de los rivales con los que hay que medirse de aquí al final de la liga. Algo similar ocurre con la Real Sociedad, ahora quinto y siete puntos por delante: si el domingo al mediodía se produce esa conjunción astral que nos permita volver a ganar un partido fuera de casa un porrón de lunas después, se reducirían a cuatro y mucha tela aún por cortar en la liga.

Como estoy algo espeso mentalmente y confío más en el buen juicio de los parroquianos del Ambigú para interpretar los datos, me limito a reproducir aquí varios elemntos de juicio y analicen sus señorías si, como diría el recordado Howard Kendall, 'UEFA is posible' o no.

En primer lugar, para delimitar el terreno de juego en el que nos vamos a mover, disputadas 26 jornadas, partimos de esta clasificación...


...y de aquí al final nos quedan estos partidos...


En segundo lugar, una recopilación de varios tipos de datos de las últimas temporadas: los puntos sumados en la jornada 26 y al final de la liga, así como los logrados en las últimas doce jornadas (que en la práctica es el tercio final de la competición) y la clasificación. Mi intención inicial era comparar la situación actual con la misma fecha de la temporada pasada. Me fui liando y seguí profundizando una temporada más, otra más y así sucesivamente. Como en algún momento había que parar, establecí el criterio de reunir los datos correspondientes a lo que podríamos llamar genéricamente 'el Athletic en el siglo XXI'. Por situar un tope (además que así se puede vertambién cómo fueron las cosas en la primera etapa de Valverde como entrenador rojiblanco), nada más que por eso. Ahí van los datos...


Con todo esta materia, Uds que son gentes reflexivas e inteligentes dirán: ¿UEFA posible?

martes, 28 de febrero de 2017

Próxima estación: Sevilla

Un rival que impone respeto
Comentaba alguno de vosotros que el calendario nos había sido propicio al hacer que después del varapalo de Nicosia nos esperara un rival tan endeble como el Granada.

El panorama que nos espera en la próxima jornada, que se juega este jueves a las 21:30, es mucho peor: el Sevilla, tercero en discordia de la liga, nos recibe en su campo, con arbitraje de Ocón Arraiz, debutante este año en primera y que no nos ha pitado nunca. Ojalá tengamos un buen estreno.

Lejos queda aquel encuentro de vuelta de la UEL del año pasado, en el que aunque fuimos eliminados jugamos un gran partido. Hoy en día, el equipo aparenta ser incapaz de repetir una actuación que se acerque a aquella, por lo que la jornada tiene un claro favorito, que es el Sevilla de Sampaoli.

Lo malo es que el calendario también se presenta duro en los compromisos posteriores: si bien el Málaga, que nos visita en San Mamés el domingo, no da más miedo que el que podamos tenernos a nosotros mismos, la siguiente salida a San Sebastián y la posterior visita a la Catedral del Real Madrid dibujan un futuro complicado.

Cuatro partidos y ¿tres puntos? Eso dando por hecho que ganemos al Málaga.

No son suficientes, si queremos seguir peleando por la 6ª o 7ª plaza. Hay que asegurar los tres puntos contra el Málaga, pero además hay que luchar para rascar algo en los otros tres partidos difíciles. A Sevilla hay que ir sin vernos derrotados antes de saltar al campo.

Escribía KROMA el otro día que con lo mal que estamos solo nos queda margen de mejora. A ver si es verdad y en Sevilla empezamos a ver la cara buena del equipo. Que haberla, hayla. ¿Hace falta recordar que de los cuatro partidos que lleva perdidos el Sevilla, uno fue en San Mamés?

viernes, 24 de febrero de 2017

A pensar en el Granada

Anoche andaba yo dándole vueltas a de qué diablos iba a hablar hoy, cuando descubrí que está empezando en Philip Island el campeonato del mundo de Superbyke, lo que se me antojó como una tabla de salvación para poder mantener el blog vivo sin tener que mencionar Alesia.

Pero bueno: hoy veo las cosas de otra forma. Ya ha llovido antes y luego escampa. Además, no tengo ni repajolera idea de qué es una "superbyke", y hasta yo tengo mis límites.

En las horas previas a "lo" de ayer, reflexionando sobre lo que habíamos escrito aquí en el Ambigú sobre la importancia de la actitud de salida del equipo, pensé que no había nada que temer en ese sentido, que Tao tenía razón y que el equipo saldría centrado, que eso no ofrecía dudas; pero sí que reparé en algo que me preocupó: la actitud que tendríamos si, por lo que fuera, no conseguíamos ponernos por delante y eran ellos los que aprovechando el típico despiste defensivo (siempre cometemos alguno) marcaban, ¿se desmoronaría el equipo?

Bueno: ya sabéis lo que pasó. No quiero echar sal en la herida, pero después de una primera parte pasable pero sin gol, lo que hicimos en la segunda fue patético, especialmente cuando nos quedamos con uno más. ¡Qué inanidad!

El asunto tiene tres posibles consecuencias. Todas malas. Una es que siendo como era el General Mariosilov responsable de "adoctrinar" al árbitro, ese segundo gol de penalty me hace temer por su futuro en el Partido. Viendo la repetición, da la sensación de que sí que puede haber algo parecido a una falta, pero de esas que casi nunca se pitan dentro del área: para un penalty se suele exigir algo más claro. Pero bueno: creo que ya estábamos con las costuras saltando y que no se puede decir que el árbitro tuviera más culpa que nosotros en lo que pasó ayer.

La segunda posible consecuencia es que esto acabe por decidir la no continuidad de Valverde, que debe estar algo "decepcionado", si se me permite usar un eufemismo. Pese a que entiendo que algunos penséis que la trayectoria de este año apunta a un "cambio de ciclo", sinceramente, no creo que sea un problema de entrenador, y todos los sustitutos que se me ocurren me parecen peores que el Txingurri.

La tercera es que a partir de aquí entremos en depresión, nos dejemos caer y ayer no viéramos solo el fin del sueño europeo, sino incluso el de la temporada.

Por eso el partido ante el Granada ha cobrado una importancia insospechada. Si pagamos la resaca de Nicosia con una derrota ante un equipo que huele a descenso, nos descolgaremos hacia esa zona insulsa de la clasificación, con el riesgo de que empecemos a no tener objetivos claros y vivamos un despropósito de final de temporada.

Para evitarlo es VITAL ganar el domingo.

El partido será a las 18:30 con arbitraje de Trujillo Suárez.

jueves, 23 de febrero de 2017

La batalla de Nicosia

¡Ay! ¡Ese segundo gol!
Me hubiera gustado abrir esta entrada ayer, pero me fue imposible.

Es una pena, porque a lo largo del día de ayer, y durante lo que llevamos de mañana, habéis escrito en la entrada anterior multitud de interesantes comentarios sobre el partido a cara o cruz que tendremos esta noche.

Tan interesantes que, calentado con la apuesta a un hat-trick de Balenziaga que Tao propone a Nowanda, he apostado a que llegamos a los penalties y que Iraizoz para los cinco. De esta me forro.

En cuanto a la polémica entre vosotros, no creo que sea tan enconada. Me habéis recordado al tendencioso comentario que el asqueroso capitalista interpretado por James Cagney en "1, 2, 3..." hace sobre nuestros camaradas de la RDA que heroicamente guardaban la frontera entre lss dos zonas de Berlín: según Cagney algunos eran rudos y suspicaces, y otros eran suspicaces y rudos. Pues en el fondo me parece que vosotros, queridos clientes, os dividís entre los optimistas pero cautos y los cautos pero optimistas. Todos sois optimistas porque somos superiores y vamos con un gol de ventaja, pero todos sois cautos porque os consta que somos capaces de darnos, no uno, sino varios tiros al pie. Las diferencias entre el optimismo desatado del Maestro y la prudente cautela del General, por poner un ejemplo de cada campo, en el fondo son de matiz.

Ya que hablamos de matices, aclaro que en lo que a mí respecta mi optimismo de fondo está muy matizado por la cautela.

Va quedando menos para que salgamos de dudas y veamos si los nuestros se sacuden la condición de "sospechosos" que se han ganado con sus esperpentos fuera de casa, y es realmente la hora de los valientes y hacen un partido contundente que deje en ridículo las dudas y los miedos.

Espero que esas horas de espera transcurran plácidas para los nuestros que se han desplazado a Nicosia, pese al peligro que parece que se respira en el ambiente.

Arbitra el camarada Bezborodov, con el que ya ganamos al Augsburg en San Mamés por 3-1.

viernes, 17 de febrero de 2017

Intervalo Ché

Aduriz vuelve a Mestalla

A diferencia de en otras ocasiones, la eliminatoria frente al Apoel se juega en semanas sucesivas, por lo que el partido de vuelta se nos va a presentar con una inmediatez poco vista que hace que el partido del domingo en Valencia se presente de una forma algo inopinada: con la ilusión que tenemos algunos por la UEL, el segundo acto de la eliminatoria acapara pensamientos, dudas y esperanzas, y parece que el partido del domingo "distrae".

Pero no es una distracción. La competencia por los puestos europeos es dura, y con lo mal que lo está haciendo el Valencia este año, la salida es una ocasión propicia que no debemos dejar de lado. Se me dirá que precisamente por estar con el agua al cuello los chés serán temibles. Puede ser. Peropor otro lado, si el ambiente en Valencia, incluso jugando finales Champions suele estar viciado de por sí, me imagino que en estas circunstancias será irrespirable.
 
Esa descomposición valencianista juega a nuestro favor. Pero el estar inmersos en la UEL, el haber jugado ayer, lo mal que andamos fuera de casa, y nuestra propia trayectoria de levantadores de muertos y rompedores de las estadísticas que a priori nos benefician, son otros tantos factores en contra.
 
Tanto es así que estaba a punto de escribir que firmo un empate pero no: para afrontar el partido de Nicosia tenemos que sacudirnos esa losa del mal juego lejos de San Mamés, y para eso nada mejor que empezar esta tournée mediterránea con una victoria que nos dé confianza.

El partido será el domingo a las 16:15 con arbitraje de Fernández Borbalán.

martes, 14 de febrero de 2017

Se reanuda la Europa League

Después de la larga pausa transcurrida desde el final de la fase de grupos, volvemos a disputar la competición europea.

Eliminados de la copa y con una trayectoria liguera que, sin ser ni mucho menos mala, da una cierta sensación de fragilidad pese a permitir todavía cumplir objetivos, parece que la prensa, los jugadores, el cuerpo técnico y la propia afición pensamos que es en la UEL en la que toca soñar y echar el resto.
 
Sin embargo, los antecedentes no invitan a confiar en que el equipo sea diferente en Europa. Pese a estar acostumbrándonos a tener que protagonizar remontadas, lo cierto es que el grueso de nuestros puntos ligueros se han conseguido en San Mamés, mientras que fuera de casa hemos protagonizado actuaciones que ha veces han llegado a lo esperpéntico. Exactamente igual que en la fase de grupos europea, en la que hemos cimentado la clasificación sobre las victorias domésticas, perpetrando verdaderos horrores futbolísticos en las salidas.
 
Esta dinámica, que en una liguilla en la que pasan dos de cuatro puede ser suficiente, es muy peligrosa si nos da por repetirla en la fase de eliminatorias a doble partido.
 
También es peligrosa la tendencia del entorno cuando nos cruzamos con equipos que no son el Bayern o el Chelsea. En esos casos (que son los que inevitablemente se producen jugando la UEL en vez de la Champions) la tendencia de ver al rival "como una banda" a la que se debe golear con la boina hace mucho por enfriar un ambiente que a mí me gustaría ver más caldeado. En esto, creo que morimos de éxito: nos hemos acostumbrado a jugar en Europa y no valoramos como se merecen partidos como el de pasado mañana. Se leen comentarios sobre la "perversa" directiva, que se atreve a cobrar unos precios disparatados (35 euros la más cara para socios) por un partido que algunos parecen considerar sin interés.
 
A mí esto me entristece mucho más que el que algunos se vayan un poco antes de terminar los partidos, o que coman pipas o que incumplan alguno de esos agobiantes preceptos de la secta farisaica en la que algunos parecen querer convertir la militancia en la afición zurigorri. Descartada -al menos a corto y medo plazo- la posibilidad de ganar la liga, nuestro gran objetivo en la competición doméstica es jugar en Europa. No veo sentido a que, siendo esto así, luego minusvaloremos eliminatorias como esta.

El rival es de un país de tercera fila futbolística. ¿Somos conscientes de lo que quiere decir esto? Pues quiere decir que en esos países, en los que hay un par de equipos que destacan sobre el resto, esos clubes juegan en Europa todos los años, alternando UEL y la propia Champions, lo que les da acceso a un chorro de dinero que a su vez les permite montar equipos muy, pero que muy apañados, por encima de lo que se podría pensar a priori por el potencial de su liga. ¿Hay que recordar lo que nos pasó con un Shaktar al que infravaloramos? ¿O la visita a Borisov?
 
Ese parece ser el caso de un Apoel que no es ningún flete, y que nos puede eliminar si en la vuelta jugamos como en Sassuolo, o incluso decidir la eliminatoria en San Mamés si jugamos como contra el Sporting.
 
Así que bromas las justas: para pasar a octavos habrá que hacer, en casa y fuera, algo más que lo que hacemos en la liga. Y como yo no creo que lo de la liga sea una decisión, no me parece que sea fácil de cambiar solo con querer hacerlo: hará falta algo más.
 
Hagamos nuestra parte convenciéndonos de que el partido del jueves a las 21:05 es importante.

lunes, 6 de febrero de 2017

La trascendencia de la portería del Athletic

El debate de la semana parece que se centra en la portería. Bueno, de la semana, y de la temporada diría yo... no voy a volver sobre la cacareada decisión del mister de mantener a los tres arqueros, la posterior cesión de Iago, la lesión de Kepa o el retonno de Remiro... en fin, son demasiadas convulsiones para estos pocos meses, pero es que el debate, lejos de aclararse se está enfangando cada vez más. Sobre todo tras las mediocres últimas actuaciones de Gorka.

¿Quién debería jugar el próximo partido, Gorka o Remiro? Para mi la respuesta es evidente: el mejor de los dos. Es decir, el que Valverde considere que está en mejor momento. Parece de perogrullo pero es que leo tantas cosas al respecto matizando la cuestión que ya una se marea.
Renano: ¿qué es eso de que tiene quejugar Gorka no vaya a ser que Remiro lo haga bien y se genere una nueva polémica cuando regrese Kepa?. No me jodas... Ojalá Valverde tuviera ese "problema".

Otro tema es que Txingurri y sus ayudantes no tengan claro que Remiro esté a mejor nivel que Iraizoz. Recordemos que ni siquiera ha logrado hacerse un hueco en segunda división. Además el año pasado comenzó muy bien el curso en el BA , pero según avanzaba la temporada fue generando dudas con sus actuaciones. Aun así yo en principio -desde la ignorancia más absoluta- apostaría por Remiro. Para algo se le ha traído: si no tiene ahora su oportunidad no sé cuándo la va a tener.


viernes, 3 de febrero de 2017

Un fin de semana completo


Llega el fin de semana y viene muy apretado, al menos para mí. Una de esas ocasiones en las que habrá que gestionar el mando a distancia con prudencia para no dañar la paz familiar.

Porque a una nueva visita del Athletic al estadio del FCB se suma el comienzo del Seis Naciones 2017.

Así, el partido del Athletic comenzará a las 16:15,coincidiendo con el descanso en Murrayfield, dónde se iniciarán las hostilidades del Seis Naciones de este año con un Escocia-Irlanda a las 15:25.

Antes de que termine nuestro partido, a las 17:50 comenzará nada menos que un Inglaterra-Francia.

El domingo tendremos un Italia-Gales a las 14:00, que en principio "solo" interferirá con el aperitivo y la comida.

El partido del Athletic me pilla aburrido, y los de rugby de improviso.

Aburrido porque estoy de enfrentamientos con el Barcelona hasta el moño, y más aún cuando llevo una semana tragándome los reiterados tópicos que suelen preceder a estos partidos. Los llamamientos al "ahora sí", "es posible" y demás arengas para uso del forofogoitia de turno me han empachado.

En cuanto al rugby, ya sé que en febrero toca que comience el torneo, pero es que me acabo de hacer a la idea de que ha empezado el mes y comenzar ya con esta avalancha rugbística me ha sorprendido.

Por comentar algo, diré que Inglaterra se presenta como favorita por llevar una racha impecable desde que hiciera el ridículo en "su mundial", pero no lo tendrá fácil. Irlanda ha conseguido victorias de mérito contra las potencias del sur, Gales siempre está ahí, Francia se presenta mejorada... Y, sin olvidar a una Italia que nunca ha ganado a los de la rosa en el torneo, y que alguna vez tendrá que hacerlo, queda Escocia.

Ya sabéis que mi debilidad es el rojo de Gales, pero después de ver como cayeron los caledonios en el Mundial, tengo verdaderas ganas de verles explotar de una vez. Llevan años mejorando su juego pero sin conseguir resultados acordes, y me encantaría que eso se truncara y volvieran a entrar en liza por el torneo.

Tanto es así que me temo que comenzaré mi jornada del sábado con el rugby, y como lo vea en Edimburgo me resulte atrayente, daré prioridad al oval sobre el esférico. Luego ya veré el final del partido del Athletic, si es que el resultado que me encuentre no me desmotiva.

Aprovecho la ocasión para mandarle un abrazo al Presidente.

martes, 31 de enero de 2017

Artetxe va en serio: peligra Valverde

Llevo constatando desde hace semanas que JL Artetxe ha iniciado una sutil campaña contra Valverde que me empieza a recordar a la del último año de Bielsa (que de sutil no tuvo nada al final, dicho sea de paso).

Al principio creía que era algo puntual, fruto de alguno de los varios bodrios con los que nos ha obsequiado el equipo esta temporada, pero ya con lo de hoy, incidiendo una vez más en las malas decisiones de la hormiguita (hoy es Iturraspe, el otro día los cambios tardíos, etc) me reafirmo en la sensación que llevo percibiendo hace tiempo.
La duda es: conociendo la sintonía de Artetxe con Urrutia y su junta: ¿no será todo esto una campaña orquestada con el visto bueno de todos los implicados con el objetivo de preparar la salida del entrenador, una salida que hoy por hoy generaría un rechazo importante en buena parte de la masa social zurigorri?

Hay algunas cosas que empiezan a cuadrar: recordemos las declaraciones de Txingu a principio de temporada hablando de ciclos, cansancio, dudas en su capacidad para motivar a los jugadores... en fin, que hoy me he levantado conspiranoica...

viernes, 20 de enero de 2017

Una bestia negra

En medio de la tristeza invernal en la que los últimos partidos han sumido a la familia zurigorri, nos visita otra bestia negra.

Cada vez que nos emparejamos con el FCB solemos recordar las recientes finales jugadas contra ellos, y por eso parece que le hemos concedido esa condición de Némesis de nuestro equipo.

Sin embargo, dado el potencial de la multinacional blaugrana, no es del todo sorprendente que nos suelan dar para el pelo; lo sorprendente es lo que hicimos en la Supercopa, título que a veces tengo la sensación de que no valoramos lo suficiente, contagiados por la propaganda  culé, que dio un giro de 180º a la importancia que daban a la consecución de ese título... a raíz de perderlo. La zorra y las uvas en versión catalana. O lo que le pasa a la RSOC cada vez que la eliminan de la copa.

Pero me estoy yendo del tema, que no es otro que a mí me escuece más que un equipo, potente pero más asequible, como nuestra antigua filial madrileña, nos gane reiteradamente, en una racha que empezó ¡en mala hora! en aquella malhadada final de Bucarest que alumbró el inicio de esta edad de oro del cholismo colchonero.

El choque es complicado por la dificultad intrínseca del contrario, y algunos dicen que también por las injustas bajas de Aduriz y de Beñat, que ha aumentado el ya grande fatalismo zurigorri.

A mí me preocupan el rival y nuestro mal momento de juego, pero no tanto las bajas: Aduriz no está bien, y Beñat puede ser una baja sensible en la creación, pero me tiene desesperado en otras facetas del juego. No voy a decir cuales: están en la mente de todos. Tampoco estoy seguro de que la lucha, digamos "aguerrida" que este correoso rival le plantearía en el centro del campo fuera el mejor entorno para exhibir las virtudes que atesora el de Igorre.

Creo que nos va a tocar poner más músculo en el centro del campo, y espero también que dar una oportunidad a Villalibre. Ninguna de las dos cosas me parecen mal.

Por otra parte tenemos la ventaja de no haber jugado entre semana, y además seguro que ante este rival presentamos nuestra mejor cara. No soy pesimista en absoluto. Veo un partido abierto.

El partido comenzará el domingo a las 16:15 y será arbitrado por Iglesias Villanueva.

Off-topic: Ambigú Press ha sabido de un hijo de Tebas ha montado un chiringuito para comprar los derechos televisivos de toreros y ganaderos, aprovechando en parte una cierta indefinición en la que ha entrado el Canal Toros de Movistar desde la marcha de Manolo Molés. Parece que además la empresa va de la mano de Roures. La que les espera a los aficionados a los toros. ¿Veremos corridas de la Semana Grande Bilbaína a las 12 de la noche para llegar a la "prime time" de México?

viernes, 13 de enero de 2017

Hora de centrarse en la liga: Leganés - Athletic Club

El cariño con el que se nos adjudican los horarios nos hace volver a la competición liguera en fecha tan temprana como mañana a las 13:00 horas, con la visita a Butarque, campo del Leganés, en lo que supone el primer enfrentamiento, al menos en primera división, contra este equipo debutante que anda rozando los puestos de descenso y que solo ha ganado un partido como local (Osasuna) frente a los tres que ha ganado fuera de casa.

No es el tiempo de descanso que uno hubiera deseado después del esfuerzo físico desplegado durante el reciente partido de copa, especialmente teniendo en cuenta que nuestra reciente irregularidad en la liga nos ha creado una cierta premura por sumar puntos rápido so pena de alejarnos de los puestos europeos.

El poco tiempo de descanso puede que se vea aliviado por el hecho de que, ya sea por sanciones (Raúl García, Iturraspe) o por decisiones técnicas (Muniain, parcialmente Aduriz) una parte importante del equipo llegará fresca a Leganés.

Pero a pesar de ello, debo reconocer que soy moderadamente pesimista: la experiencia nos dice que estos despliegues frente a culés o en su caso merengues, suelen dejar cierta resaca en el equipo, equipo en el que además la dificultad para jugar fluido frente a este tipo de rivales se está empezando a hacer crónica.

Aún así, ese relativo pesimismo a la corto plazo no está reñido con el optimismo a largo; no ganar en Leganés sería un tropiezo, pero no definitivo, ya que creo que superada la resaca de la copa, y a la espera del Apoel, el poder centrarnos en la liga va a dar sus frutos y pronto veremos al equipo sumar con regularidad y ofrecer su mejor cara de manera más consistente.

Arbitrará Jaime Latre.

miércoles, 4 de enero de 2017

Comienza 2017: Barcelona y Alavés

¿Nos dejarán algún regalo?
Creo recordar que hubo una época en la que se dio la circunstancia de que el Valencia se convirtió en un clásico de Reyes en San Mamés: el equipo che nos visitaba alrededor de tan señalada fecha, y nosotros le hacíamos el regalo de que se fueran a su casa con puntos en el zurrón.

El nuevo clásico, pero no específico de Reyes sino válido para cualquier día del año, ya sea en Aste Nagusia o en tiempo navideño, es el Barcelona.

La asiduidad con la que nos tropezamos con los culés se ha vuelto bastante cansina. Pero como dije en su día, cruzárnoslos ahora me parece un mal menor: el Barcelona no anda fino este año y aunque parecía que de la mano de Messi empezaba a carburar, este parón podría volver a descomponer la maquinaria blaugrana.

Aún así por supuesto que son favoritos claros. Pero de tener alguna oportunidad de sorprenderles ahora hay más posibilidades de hacerlo que con las competiciones más lanzadas.

Por otra parte, caer eliminados ante semejante rival no sería un drama y tendría la ventaja de permitirnos concentrarnos en las otras dos competiciones, que me parecen objetivos más claros: en la liga conseguir una plaza europea me parece irrenunciable, y en la UEL hay que apostar todo lo que se pueda por llegar cuanto más lejos mejor. A diferencia de la copa, no habrá cruces con merengues, culés o colchoneros.

Espero que el partido de mañana deje un resultado abierto para la difícil vuelta en Barcelona. Veremos: no se me escapa que la trayectoria reciente del equipo no provoca el optimismo, pero igual el parón nos ha venido bien. O al menos mejor que al Barcelona, espero.

Lo veremos mañana en San Mamés a partir de las 21:15 con arbitraje de Fernández Borbalán.

Vuelven a San Mamés
Sin salir de San Mamés el domingo a las 12:00 recibiremos al Alavés. Los vitorianos nos visitarán con la típica motivación que provocamos en los equipos vecinos, por lo que nos espera un partido difícil, más aún por lo rápido que llega después de lo que supongo que será un intenso esfuerzo el jueves por la noche. De nuevo los horarios... Arbitrará Del Cerro Grande.