miércoles, 6 de diciembre de 2017

El partido más importante del año


Mañana Kuko se lo juega todo. Todito, todo...
Una eliminación europea, unido al fiasco copero y al lamentable resultado cosechado hasta ahora en liga (en el puesto 16 a 4 puntos del descenso) no le dejaría otra opción que la renuncia.
Así que en esas estamos. Olvidados quedan ya los meritorios partidos ante los tres grandes en liga, o la importante victoria frente al Hertha Berlin. Mañana en Ucrania es el día: una eliminación en EL sería absolutamente indefendible. Quién lo iba a decir hace sólo unos meses!

Otra cosa mariposa: Joana Flaviano, una de las mejores jugadoras del equipo femenino, de las pocas vizcaínas que juegan habitualmente en el once titular, y de las escasísimas que han llegado arriba desde el filial, lo deja. Ha encontrado un trabajo estable y se va del Athletic. Para reflexionar...

jueves, 23 de noviembre de 2017

De la UEFA a La Coruña


En menos de 72 horas el Athletic va hacer frente a dos partidos de importancia. Decisivo, lo que se dice decisivo, parece que es solo el de esta tarde en San Mamés frente al Hertha de Berlín. La visita del domingo al Depor es importante porque en vísperas de recibir al Real Madrid, una no victoria nos abocaría muy probablemente a cerrar la jornada 14 con 12 ó 13 escuálidos puntos, un promedio que me temo que no garantiza la permanencia; pero con 24 jornadas por delante quedaría mucha tela que cortar.

El partido de esta noche, al ser entre los dos últimos del grupo, puede terminar fácilmente con uno de los dos matemáticamente fuera. Los dos equipos lo saben y los dos tienen que ir a por el partido. Creo que eso nos favorece: estos equipos mediocres cuando más problemas nos crean en San Mamés es cuando se cierran. Un planteamiento abierto es más propicio para que abramos la lata, siempre y cuando en el posible intercambio de golpes demostremos nuestra superioridad. Soy por tanto optimista.

Claro que no hay que descartar que el contrario sepa todo esto y pese a necesitar la victoria se nos cierre, a la espera de tener suerte o acierto y meter alguna de las oportunidades que las vicisitudes del partido le puedan brindar. Al fin y al cabo, los ucranianos ya nos ganaron en San Mamés de esa manera.

Partido decisivo, en fin, y en el que lamento decir que mi tendencia a tener paciencia con Ziganda podría sufrir un duro golpe.

El partido de hoy comienza a las 19:00 horas con arbitraje del italiano Tagliavento.

El del domingo a las 12:00 será arbitrado por González González.

lunes, 6 de noviembre de 2017

¿Hora de aplicar las sanguijuelas?

Ellos parecían volar...

La escena ha sido popularizada por el cine y la literatura. En una época en la que la medicina estaba en mantillas, las sangrías eran prácticamente el único remedio que conocían los médicos. Daba igual que se tratara de una neumonía, de una hepatitis o de un cáncer: cuando el enfermo estaba tan mal como para llamar a un galeno, este enseguida pedía las sanguijuelas o sacaba el escalpelo. Hasta para tratar una anemia.

Y curiosamente, de vez en cuando el paciente se curaba.

En el ínterin entre el partido del jueves y la debacle de ayer me dio por pensar si los aficionados de barra de bar (o de Ambigú) no somos un poco como los médicos de entonces; nos faltan conocimientos y ante una enfermedad que parece grave pedimos el único remedio que conocemos: cambiar de entrenador. En plata: que me dio por pensar que seguramente los males del Athletic no son tan sencillos como para solucionarlos simplemente cambiando al míster.

Pero claro: llega un partido como el de ayer, en el que por seguir con el símil médico ves que el paciente se te está yendo y piensas "igual no es la solución, pero ¿voy a dejar que el paciente se me muera sin probar el único remedio que tengo a mi alcance?"

Vamos: que os envidio. Me refiero a que algunos (Erebai, Contini, Legolas, Alelore...) tenéis clarísimo que hay que reemplazar a Cuco, mientras que casi otros tantos (Tao, el Maestro, Taoteking...) parecen inclinados a pensar que el hombre en el banquillo no es el problema, y que cambiándolo no solucionaríamos nada.

Yo soy un mar de dudas...  Pero me cuesta seguir a la cabecera del enfermo sin hacer nada, esperando solo a que las defensas del cuerpo reaccionen y venzan la enfermedad.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Reválida europea

Graham Potter: un entrenador peculiar
Aunque sin la extensión que me gustaría, la visita del Östersunds y su entrenador Graham Potter (el tipo me resulta simpático) a San Mamés esta noche bien merece una entrada.

Dependiendo de lo que pase en Berlín en el otro partido del grupo (Hertha - Zorya) el encuentro de esta noche podría no ser decisivo. Incluso en caso de derrota podría no estar todo perdido. Así que no caeré en la trampa (en la que ya caí en la jornada anterior) de llamarlo "final": podría serlo... y podría no serlo.

Pero independientemente de lo que sea matemáticamente posible al terminar el partido de hoy, con el mosqueo que tiene la parroquia zurigorri, está en el ambiente (a menos en el que me rodea a mí) que si hoy no se gana la paciencia de San Mamés podría agotarse. De ser cierta esa percepción, el partido de esta noche puede que sea una final y puede que no, pero parece una auténtica reválida.

21:05 con arbitraje del polaco Pawel Gil, que ya pitara en San Mamés en 2012 en el partido de vuelta contra el Lokomotiv de Moscú. En dicho partido expulsó a Amorebieta por doble amarilla, pese a lo cual superamos la eliminatoria por el gol fuera de casa conseguido en la ida. (Perdimos 2-1 en Moscú y ganamos 1-0 en Bilbao)

viernes, 27 de octubre de 2017

Tiremos de orgullo: nos visita el Barcelona


Después de los últimos partidos, el ambiente zurigorri anda deprimido, con entrenador y jugadores bajo sospecha.

Después del empate con sabor a derrota en Suecia, de perder en Leganés y de hacer el ridículo en Formentera, la visita del Barcelona mañana sábado (20:45 con arbitraje de Martínez Munuera) nos llega inmersos en el pesimismo: no he hablado con ningún seguidor rojiblanco que no espere una derrota el sábado, con la única esperanza de que el cariño que nos tenga Valverde ayude a que no  adquiera la condición de escandalosa.

Pues me gustaría rescatar de la hemeroteca del Ambigú algo que nos levante un poco los decaídos ánimos. En diciembre de 2010, visitamos el Camp Nou en la ida de una eliminatoria de copa inmersos en una crisis de juego y nadie daba un duro por el equipo.

También entonces reinaba el pesimismo, pero desde este blog nos animamos a levantar el ánimo con este razonamiento:

"El que llevemos una racha de juego horrible o que nos falte nuestro delantero de referencia no me preocupa demasiado. Somos especialistas en jugar fatal contra los malos y cuando menos se espera hacer un buen partido contra los grandes...

...¡Qué somos el Athletic, coño! Vamos a competir y a ponérselo difícil. Nos lo debemos a nuestra nuestra historia. Y tanto complejito ya me cansa."

El Athletic de Caparrós -el utrerano ocupaba entonces el banquillo del Athletic- hizo un extraordinario partido defensivo y arrancó un meritorio 0-0, para volver a empatar en la vuelta, 1-1 en San Mamés. Solo el valor doble del gol fuera clasificó a unos culés que pese a su superioridad no pudieron ganarnos ninguno de esos partidos.

Ya que tanto se está diciendo sobre una vuelta al fútbol del bueno de Jokin (me parece injusto que eso sea una acusación: Caparrós hizo un trabajo meritorio en el Athletic con más luces que sombras) no me parece mal sacar este ejemplo a colación: el resultado de mañana no está escrito. Vamos a jugar el partido. Como decíamos entonces... ¡Qué somos el Athletic, coño!

P.S. Se rumorea que Rico podría estar buscando una salida en el caso de que Ziganda siga sin contar con él. Yo lo que no entendería es que con lo mal que carbura el centro del campo descartáramos alegremente a Mikel. Es un jugador que puede aportar bastante, tal y como estamos.




miércoles, 25 de octubre de 2017

¡Cumplimos diez años!


Hace hoy diez años que arrancó este blog con una entrada sobre la asamblea de 2007.

Aunque la idea fue mía, considero que mi añorado socio Pistongorri, (alias Bala Roja, alias Zar de Guriezo, alias el Almirante...) fue cofundador de pleno derecho, y creo que el contrapunto de estilos marcó el Ambigú en esos comienzos, junto con una especial atención al equipo femenino (aprovecho para mandar un beso a las neskas, a las de ahora y a las de entonces)

El blog ha mudado su personalidad desde entonces. Pistongorri entró en una fase anhedónica (el palabro es suyo: no olvidéis que es discípulo de Hipócrates) que todavía le dura y nos abandonó, dejando este local huérfano de madre y lo que es peor: sin terminar su monumental entrada sobre "Aquel gol de Uriarte..." que amenazaba con poner a prueba la capacidad de los servidores de Google en todo el mundo.

Además las circunstancias de la vida me fueron quitando tiempo para seguir al femenino y esa faceta se ha ido quedando arrinconada pese a los esfuerzos de Rote y Nowanda.

Pero desde el comienzo el principal activo del Ambigú, el que le ha permitido sobrevivir durante estos años, fue su capacidad para captar a algunos de los mejores participantes de los foros de aupaAthletic.com, la que llamamos web amiga y de la que procedemos casi todos.

¡Cómo me acuerdo de las llamadas telefónicas de Piston, en los primeros tiempos, para informarme entusiasmado de que los MarioSila, los Taoteking, los Txabiri empezaban a escribir en el Ambigú! "¡Si conseguimos que esos escriban con asiduidad, el Ambigú va a ser un éxito!" me decía.

En el camino algunos han perseverado. Gracias a todos. El Ambigú sois vosotros.

Otros han desaparecido pero también han sido varios los que se han ido incorporando. Gracias también a unos y otros.

Seguro que meto la pata por dejarme a algunos (tengo mala memoria) pero como no echar de menos a:

Beti-Zurekin, la primera que intervino en el blog aparte de Piston y de mí.
Olarvi, tan activo en las primeras entradas.
El Gran Potito, uno de los más añorados por mí.
El genial califa: Vamoavee
Elwood Blues, autor de una entrada sobre el himno del Athletic que ha sido de las más visitadas en la historia del Ambigú.
Bastertxu, siempre bien informado.
Txusita: mejor informada todavía y en estado de permanente filtreo con KROMA
Kayser Sacze y su UEFA posible.
Tomatero: Zurigorri de pro, también seguidor del femenino.
El aitite: nuestro primer líder, aunque se prodigara poco.
Euup, alias Pamelitas. Nos regaló con su presencia hasta que voló sola con su propio blog.
Peibolin: el irredento pilier, siempre con un punto de vista fundadamente contestatario.
Bogart: nunca le perdonaré que no trajera consigo a Lauren
Athleticeup!: impagables sus aportaciones "matemáticas"
Rote: el más fiel (con permiso de Nowanda) de los seguidores del femenino en el Ambigú. Todavía aparece de vez en cuando... ojalá lo hiciera más.
Taekut: hasta le nombré administrador.
Gontzal, el principal apoyo jeltzale a Anónimo.
Santi: la voz de la veteranía.
La pizpireta: el tiempo que hará que no escribe que aunque recuerdo su nombre real, he olvidado su Nick. A ver si lo recuerdo o me lo recordáis.

Y seguro que me olvido muchos... Cuento con vosotros para ir añadiéndolos.


martes, 24 de octubre de 2017

Crisis en el banquillo: empiezan los síntomas


¿Cómo que empiezan? os preguntaréis algunos al ver el título. Llevamos casi toda la temporada dando síntomas de un juego paupérrimo. Cierto, pero no me refiero a la crisis de juego si no a la parte que pudiéramos llamar "institucional".

El Correo y Telebilbao no siempre tratan los asuntos del Athletic con la mayor de las objetividades, pero son los medios escrito y audiovisual que más siguen a los leones y más cobertura diaria les dan. Eso les lleva a veces a no saber con qué llenar los espacios y a extender noticias o rumores tal vez no del todo contrastados. Pero tampoco hay que echar en saco roto todo lo que dicen. Ni mucho menos.

En menos de veinticuatro horas hemos podido ver dos hechos ilustrativos.

El primero es que en El Correo, en primera página, se reitera el apoyo de la Junta Directiva al entrenador. Cosa que, como todo el mundo sabe, suele ser el primer paso antes de su cese o dimisión. ¿Lo será también ahora? No lo sé. Nuestro presidente es, digamos... "atípico" para estas cosas. El tiempo lo dirá. Pero que esto sea noticia de primera página es significativo, por supuesto para mal.

El segundo es que anoche en TeleBilbao (siglos hacía que no lo veía) se habló abiertamente de que le están haciendo la cama al entrenador, y que dos "vacas sagradas" del vestuario han tenido sus más y sus menos con el míster en algún entrenamiento. ¿Será verdad? Pues no lo sé. Pero le concedo cierta verosimilitud, por dos razones. La obvia es que por mucho que estemos acostumbrados a empezar mal los grupos UEFA y hacer malos partidos como el de Leganés de vez en cuando, hay un cúmulo de cosas raras en esta crisis que se explicarían por ese supuesto boicot: es difícil entender que, aparte de jugar mal, una buena parte del equipo esté tan pasota.

Además esto me recuerda una anécdota que le conté el otro día al Maestro. Hace unas semanas, cuando la cosa no parecía estar tan mal, me encontré con una persona que conozco que está muy al tanto de lo que ocurre en el Athletic. Es muy discreto y no me suele contar nada jugoso. Aparte de que si me dijera algo confidencial yo luego no lo repetiría aquí. Pero si creo que puedo comentar una cosa que me dijo que supongo que es del dominio público y la impresión subjetiva que saqué sobre cómo me lo dijo.

Esta persona en cuestión me comentó un par de pequeñas variaciones en la rutina del equipo que ha introducido Ziganda. Nada del otro jueves. Pero al contármelo añadió una reflexión "Lo que no sé es cómo se les habrá sentado esto a los pesos pesados del vestuario"

El comentario me dejó pasmado no por lo que decía, sino por lo que sugería: que un simple cambio de rutinas no solo podría sentar mal a ciertos jugadores (lo que habla de un acomodamiento supino) sino que hasta era posible que eso pudiera ocasionar algún tipo de reacción. No me lo dijo así, pero yo interpreté que estaba implícito.

Vamos: que si relaciono lo de anoche en Telebilbao con esta impresión (que no fue otra cosa, lo admito) y encima me acuerdo de lo que se cuenta de Mendilibar con el hielo, me viene a la cabeza una película que es eso: una película, pero que tiene la virtud de darme una explicación.

Claro que hay otra explicación más natural y menos conspiranoica: que simplemente la plantilla se ha ido empobreciendo, que es un problema de planificación, y que en la medida que ese empobrecimiento va unido a un enriquecimiento económico sin precedentes, el problema no es tanto de entrenador o de supuestas conspiraciones en el vestuario, como de falta de previsión en los despachos.

Llegados a este punto, el camarada KROMA me decía ayer que la posibilidad que a tantos indigna (que el problema sea la tacañería de la Junta) en el fondo sería la que el prefiere, ya que la otra le aterraría: que no es un problema de que la directiva no quiera traer, sino de que no hay jugadores que quieran venir.

¿Puede ser cierto esto?

A los jugadores que podemos fichar el Athletic les ofrece:
  • Cercanía geográfica y cultural.
  • Buenos sueldos que además se pagan puntualmente.
  • Un club que pese a todo sigue teniendo solera y prestigio.
  • Participación europea prácticamente garantizada, al menos si nos fijamos en los últimos años.
  • No existe el riesgo de que te llegue un fichaje de Camerún o Uruguay que te quite el puesto.
Si fuera cierto que no quiere venir nadie. ¿Cuál puede ser la razón?

A este respecto tengo que rescatar mi opinión sobre la forma en la que se gestionó el "Caso Llorente". En su día no me gustó. Luego me retracté en parte, dejándome convencer parcialmente por la teoría de que al menos, a cambio de un año traumático y de perder tanto el dinero de la ficha como el de un posible traspaso "razonable", sentamos el precedente necesario para que todo el mundo sepa que la cláusula es la cláusula. Pero al hacerlo olvidé lo que yo mismo había opinado sobre eso y es que también tiene un lado negativo: el que los posibles fichajes vean que venir aquí es como entrar en una secta que te abduce para siempre, o de la que al menos resulta traumático salirse: cláusula total, posibilidad de un año en blanco, maltrato por parte de la opinión pública...

Así que resumo esta entrada lanzando cuatro preguntas para las que no tengo respuesta:
  • ¿Corre peligro Cuco a corto plazo?
  • ¿Será verdad que le están haciendo la cama?
  • ¿Es cierto que hemos dejado de ser un club atractivo para venir?
  • Si es así ¿por qué?
Bueno: para una sí tengo respuesta. Me atrevo a contestar a la primera que no, que Cuco contaría de verdad en Ibaigane con los apoyos necesarios para seguir aunque hubiera sendas debacles ante Formentera y Barcelona. Lo que no sé es si eso es bueno o es malo, aunque empiezo a pensar a mi pesar que es malo.

jueves, 19 de octubre de 2017

Octubre, y ya estamos de "finales"

De esos polvos...

No me agrada abusar de los tópicos del fútbol (somos once contra once, los partidos duran hasta el pitido final...) y muy especialmente de ese que dice "este partido es una final".

Pero ¡caray! parece que el fútbol en sí mismo es un topicazo, porque el deporte rey se empeña en mostrarnos la vigencia cotidiana de estas y otras fases hechas.

Eso pasa hoy: el sinsorgo empate que cosechamos en Berlín y la inadmisible derrota que sufrimos en casa frente al equipillo ucraniano (este no es el típico menosprecio fruto de la ignorancia: es la constatación de lo que se vio en el campo) nos han conducido a afrontar esta tercera jornada del grupo UEL con un paupérrimo punto, lo que hace que ganar sea absolutamente imprescindible. Incluso un empate nos dejaría con un ridículo bagaje de dos puntos en el ecuador de la liguilla, con lo que presumiblemente no nos bastaría con ganar los partidos de casa.

Pero aunque incluso una derrota podría ser reversible ganando los tres partidos restantes, creo que el calificativo de "final" -aunque no deje de ser una exageración retórica- en esta ocasión está justificado: no ganar trasladaría una presión casi insoportable sobre los tres partidos restantes, con posibles repercusiones sobre la liga, la moral de los jugadores, y el sensible ambiente zurigorri.

Así parecen entenderlo los jugadores y el entrenador, que en sus declaraciones de estos días han reconocido sin tapujos que todo lo que no sea ganar el partido sería un fracaso.

Enfrente nos espera el sorprendente líder del grupo. Los suecos del Östersunds a priori parecían el tercero en discordia de una liguilla que se esperaba comandarían el Athletic y el Hertha, pero los escandinavos encabezan la clasificación con dos victorias, mientras que los a priori favoritos comparten la posición de colista sin otros puntos que los que se repartieron en el soporífero empate con el que nos castigaron la primera jornada.

El Correo apunta, como es lógico, a una alineación "titular", con el dúo Vesga-Itu en esa sala de máquinas cuyo mal funcionamiento tanto está lastrando el juego del equipo. No sé si finalmente será así, pero si se confirmara, el Maestro Tao estaría contento. Precisamente hace unos pocos días me comentaba que, dentro de la mediocridad de todas las duplas probadas por el Cuco, esta era la que más le había gustado. Veremos.

En la delantera parece que la opción de Susaeta tiene más probabilidades que la de Córdoba. Supongo que tiene sentido: el ex de KROMA debió hacer un buen partido ante el Sevilla, y parece que Ziganda prefiere dar entrada poco a poco al prometedor pero bisoño cachorro e igual le parece demasiado encomendarle la titularidad en un partido como el de hoy. O no: que las alineaciones que publica El Correo no dejan de ser especulaciones, más o menos fundadas, pero especulaciones al fin  al cabo.

El campo de hierba artificial del Östersunds nos espera a las 19:00, con arbitraje del rumano István Kovács. En tiempos del camarada Ceauçescu, y con la mediación del camarada general Mariosilov, esto hubiera significado que la cosa estaría hecha, pero los tiempos cambian y me temo que habrá que jugar al fútbol ¿lo haremos?

El partido se anuncia por Bein Sports, dial 50 de Movistar.

jueves, 5 de octubre de 2017

Asamblea: este tugurio no es lo que era

Escuchando la asamblea

Este blog nació con una entrada sobre la asamblea de 2007 y el dedicar varios ladrillos a cada una de las que han tenido lugar desde entonces es tan clásico como las salvajes gastroenteritis que aquejan a los pocos valientes que se atreven con los pintxos de tortilla verde de este local.

Primero empezamos a dedicarle solo una entrada en vez de varias pero el colmo ha sido ayer, que no me acordé de que había asamblea hasta que lo leí en El Correo.

Podría echar la culpa a mis ocupaciones pero la razón principal de esta degeneración es otra: nuestro presidente Josu Urrutia. Desde que llegó, las asambleas han ido perdiendo el dramatismo que las caracterizaron durante los mandatos de los dos Fernandos. Y claro: se pierde interés.

Ayer no me conecté hasta las ocho y pico y me encontré con que el contador estaba empezando su intervención. Así que corté y volví casi una hora después. A partir de ahí mi atención fue intermitente, hasta terminar cayendo en brazos de Morfeo (los últimos tramos los escuché a través del pinganillo de la radio, ya en la cama)

Aún así, basándome en lo que oí despierto, lo que pude entender medio dormido, y la huella que haya podido dejar en mi subconsciente lo que salía del pinganillo mientras dormía (que es lo que más me preocupa) me dispongo a mantener la tradición y decir algo, lo que sea. Lejos de nosotros la nefasta manía de callar.

Para ello me apoyaré también en el testimonio sucinto del valiente reportero que Ambigú Press mandó al Euskalduna, infringiendo palmariamente toda la legislación de seguridad laboral. Realmente no es mucho lo que hemos podido sacar de sus balbuceos, pero mientras babeaba con la mirada perdida después de salir del palacio pasadas la 2,20 de la madrugada, hemos creído entender alguna palabra casi coherente justo antes de que le indujeran un coma como único medio de tratar de parar el daño cerebral que estaba sufriendo.

Le deseamos una pronta recuperación. Tal vez si en la media hora de visitas a la UVI nos dejan meterle una Tablet sea capaz de aportar algo en los comentarios que espero que sigan a esta exposición de emergencia, que no penséis que por las limitaciones mencionadas vaya a ser breve: es metafísicamente imposible que nada relacionado con las asambleas del Athletic lo sea.

Asunto estrella: somos gordos

Lo que más me ha quedado claro de la información fragmentaria de la que dispongo es de que la masa social zurigorri tiene un serio problema de sobrepeso. El asunto fue tratado reiteradamente por varios compromisarios, y creo que fue el único en el que la mesa, por medio de Uribe-Echevarría, se mostró de acuerdo sin matizaciones.

Creíamos que necesitábamos a Merino y no: lo que urge es contratar dietistas. Muchos dietistas, que somos más de 40.000 socios. En eso espero que nos gastemos los fondos acumulados.

¿Exagero? No lo creo. Cada vez que despertaba de mi sopor lo que escuchaba era que:

  1. Los tallajes de la ropa que se vende en las tiendas no sirven para el seguidor medio del Athletic. Urge comprar tallas más grandes, porque nunca se encuentra nada que uno se pueda poner. Uribe-Echevarría asintió asegurando que él incluso llega a tener que romper las camisetas para ponérselas.
  2. El diseño de la equipación que consiste en una camiseta azul y una línea blanca ¡horizontal! nos hace parecer más gordos si cabe. ¿Es que nuestros diseñadores no saben que las rayas horizontales engordan? Esto hace que me replantee la leyenda según la cual cambiamos en su día de las camisetas en dos franjas del Blackburn Rovers a las de rayas verticales del Southampton. Juan Elorduy no fue un inconsciente improvisador como la maledicencia nos ha hecho creer durante decenios, sino un visionario que supo prever que en el futuro nos convertiríamos en un club orondo. Mi gratitud hacia él crece. ¿Tiene ya calle en el callejero de la villa? Urge dársela, como urge cambiar de marca de ropa, que además impone a la propia directiva los precios de las camisetas en nuestras propias tiendas, como creí entender.
  3. Una nueva y prometedora compromisaria advirtió que en la memoria figura que el peso de una jugadora del femenino es de 26 kg. Lejos de creérselo, atribuyendo tal escualidez al stress de nuestras leonas que tienen que compaginar sus carreras deportivas con estudios o trabajos, o incluso a lo depauperado del presupuesto del equipo femenino, detectó sin lugar a dudas que tal cosa era imposible, y que tal vez fuera un baile de números ¿qué menos que 62 kg siendo parte de la familia athleticzale?
Aunque yo me muevo en un IMC que no llega (por décimas) a 25, estoy dispuesto a dar ejemplo y encabezar la dieta zurigorri: tenemos que compartir sacrificios. Espero instrucciones.

¿Qué aportan las carreras universitarias?

En época de nuestros padres (abuelos, para muchos de los que nos leen) una carrera universitaria era sinónimo de prestigio. Si uno se dedicaba a otra cosa es porque no podía o no servía. ¡Cuántas infelicidades, cuántos malos profesionales andan sueltos por esa titulitis mal entendida que forzaba vocaciones y arruinaba futuros que hubieran sido prometedores en oficios o titulaciones de FP tan dignas como bien retribuidas y necesarias para la sociedad!

Uno creía que ese debate estaba ya superado pero ayer esa caja de resonancias de la sociedad vizcaína que la asamblea de compromisarios lo volvió a poner sobre la mesa.

Un conocido compromisario, que lleva una pila de años saliendo al estrado en las asambleas, pese a ser tan conocido (o precisamente por serlo) se creyó obligado a declarar que ni él ni sus compañeros de grupo son unos "mindundis" (retomo mi latín: excusatio non petita, accusatio manifiesta) sino que son  gente con títulos universitarios.

En edad de formación
Naturalmente faltó tiempo para que un honrado camionero saliera al estrado para aclarar que no siendo él titulado universitario no consideraba que debiera pesar sobre él la presunción de ser un "mindundi". Después de escuchar la intervención del titulado, solo cabe reprocharle al camionero lo innecesario de la suya. Aunque tampoco viene mal recordar lo obvio.

Algo debería haber aportado Josu al debate. Creo que su concepto de lo que podríamos llamar "formación continua" además de justificar lo injustificable en el asunto de la filosofía (urge saber si Pogba está ya formado o no), alguna luz hubiera podido arrojar sobre este asunto.

También la compromisaria de los 26 kg podría haber dicho algo. Debe ser duro tener vocación de correctora de erratas y que el corrector del Word y los recortes en las redacciones te dejen sin trabajo. Pero ha andado lista encontrando un nicho en el que poder ejercer su vocación: el atril del Euskalduna.

Deseo una cosa pero trabajo para lo contrario

Es curioso, pero después de las largas y tediosas intervenciones de la Junta varios compromisarios dedicaron una parte de las suyas, que fueron tediosas y largas, a criticar la norma que permite decir: "vine, voté y me marché" a los poco comprometidos compromisarios que llevan el voto pensado de casa y votan y se largan antes de las ocho; y que de hecho también podrían decir "y me dio tiempo de llegar a mi dacha de Crimea antes de que terminará la asamblea"

No tenéis más que mirar el archivo del blog para saber que a mí nunca me ha gustado esa norma. Siempre me ha parecido bananera. Pues bien: después de lo de ayer estoy en tránsito de cambiar de opinión. Lo que era un ejercicio de irresponsabilidad va camino de convertirse en una puro acto de supervivencia. La evolución de las asambleas lleva camino de conseguir que la Asociación Estadounidense de Psiquiatría incluya  en su famoso manual de enfermedades mentales el hecho de ser capaz de asistir íntegramente a las asambleas de compromisarios del Athletic. Qué se lo pregunten a nuestro reportero. Aún no sé qué les voy a decir a su mujer e hijos cuando le den el alta (si se la dan) y me pregunten como Mafalda en una de sus tiras: "¿Les mandamos a un padre para que nos devuelvan esto?

Pues bien, para mi desconcierto, los que durante el tiempo que aguanté de vigilia incidieron más en lo de votar después de escuchar, fueron los que más contribuyeron (alguno de forma reincidente) a semejante maratón. Hay que hacer autocrítica, chicos.

Una duda: ¿alguien conoce la profesión del presidente?

A pesar de que dejó claro que está orgulloso de su política de comunicación (aunque no estoy seguro de que eso no formara parte de un sueño mientras estaba dormido: el surrealismo de esa afirmación suena más a onírico que a real) un manto de silencio cubre su pasado profesional. No hay manera de sacarle una frase que ofrezca una pista sobre a qué profesión debe el patrimonio que debe tener para poder dedicarse al Athletic ocho años de forma exclusiva y sin remuneración.

Agradeceré que alguien me informe, porque si he de esperar a qué el diga algo al respecto, ya puedo ir poniéndome cómodo.

Batiburrillo y conclusión final

La propuesta de sustituir para algunas cosas la firma manuscrita fue rechazada. No es que no alcanzara la mayoría de 2/3, sino que fue derrotada. Supongo que la amenaza de la directiva de que eso forzaría un cambio de estatutos, con lo que eso implica en cuanto a asambleas extraordinarias, produjo pánico en la mayoría de compromisarios. Fue inhumano amenazar con eso.

Las cuentas fueron aprobadas, de nuevo, por amplísima mayoría. Ciertos rumores de que la nueva composición de la asamblea llevarían a una aprobación tal vez más justa, resultaron algo exagerados.

Hay futuro. La marcha de compromisarios legendarios había causado ciertos temores, pero la cantera de compromisarios parece inagotable, lo que unido a la longevidad que alcanzan algunos veteranos, hace que nuestra asamblea de compromisarios ayer ofreciera una imagen temible y demoledora. En más de un sentido.

P.S. Lo mejor de la asamblea es que pude escuchar la voz de un viejo conocido de la web amiga al que conocí personalmente en la estación de Abando... Un abrazo, si es que nos lees.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Hastío


Si llevo una pila de tiempo sin escribir una entrada es, básicamente, porque ciertas complicaciones en mi vida personal y profesional (deseadas las primeras, no así las segundas) me han quitado el tiempo que normalmente hubiera dedicado al Ambigú.

Pero creo además que también me influye, aunque me cueste admitirlo, que estoy empezando a sentir un cierto hastío por el fútbol.

Como muestra un botón: el domingo preferí ver la corrida de toros de Victorino en Logroño al partido del Athletic en Málaga. La semana anterior, que también coincidió el partido de Las Palmas con otra corrida, fui fiel a los colores zurigorris y el resultado fe una desagradable mezcla de cabreo y aburrimiento. Así que no quise tropezar dos veces tan seguidas con la misma piedra y parece que acerté. La corrida fue buena y el partido... ¡Pufff! Tenía activada la app de la liga para estar al tanto de goles y expulsiones, y al ver que nos poníamos 1-3 y ellos con uno menos pensé que teníamos los tres puntos en el zurrón. Cuando recibí los sucesivos avisos con los goles del Málaga, ese Málaga en inferioridad que aún no había sumado ningún punto, no podía dar crédito.

Creo que no hace falta haber visto el partido para compartir la indignación que sentís y que habéis manifestado en la entrada anterior. Lo que no sé si compartir es la condena a Ziganda. Partidos de estos tenemos todos los años y no estoy seguro que sea un mal del entrenador. Sigo pensando que a un entrenador nuevo hay que darle un poco más de tiempo para juzgarle, así que aunque está claro que la alarma ya está activada, de momento sigo a la espera.

Pero no quería incidir en esto. Ya me explicaré mejor en sucesivos comentarios, si tengo ocasión.

Lo que quiero deciros es que la frecuencia de los partidos, los vicios de la competición, los horarios, el carácter invasivo que el fútbol ejerce en casi todos los ámbitos de la sociedad, la sensación de que el ciclo objetivos/desilusiones del Athletic es como un día de la marmota a lo bestia, las trampas al solitario, los problemas y mercadeos a la hora de retener cualquier jugador medio ilusionante... Me estoy sintiendo cada vez más despegado del fútbol, y eso no solo respecto al fútbol en general (que viene de antiguo) sino incluso empiezo a notar síntomas de que me empieza a pasar también con el Athletic. Cosa que me desagrada, pero que no puedo evitar.

Hablando de hastío, hoy me ha dado la puntilla lo que he leído en El Correo: la UEFA se ha sacado de la chistera una nueva competición de selecciones llamada "La Liga de las Naciones" que se suma a los mundiales y a las eurocopas. No sé vosotros, pero yo ya no puedo más con este montaje mercantil.



jueves, 24 de agosto de 2017

A no 'vlahoderla' esta noche...


Cable confidencial al que ha tenido acceso Ambiguleaks y en el que se desvelan las claves principales del Athletic - Panathinaikos de esta noche (San Mamés, 20:45 h.).
Hoy segunda fase de la Operación Trébol, partido de vuelta de EL contra el PAO. Lástima, coincide con una corrida de buen cartel en Vista Alegre.

Volvamos al pasto y dejemos el albero. Ziganda deja fuera de la convocatoria a Unai Núñez, él sabrá por qué, y vuelven Etxeita y Saborit. Jugarán Herrerín, Aduriz y 9 más, pero tiene pinta de que repetirá el once de Atenas con la excepción del lesionado De Marcos, casi todas las papeletas las tiene Lekue para jugar de lateral derecho. Es opinión mía, no me baso en nada.

Herrerín, Aduriz y nueve más en el Apostolos Nikolaidis ateniense
Enfrente un PAO con todo que ganar y nada que perder, su objetivo es marcar un gol enseguida y que le entren dudas, más aún, al Athletic. Creo que traen a Chávez, no, no es el comandante bolivariano resucitado, sino un jugador interesante que nos la puede liar. En la ida me pareció que Zeca, su capitán, era de lejos el mejor jugador que tienen. No sé qué portero sacarán, si el del famoso apellido o el inglés que tienen, eso sí, en defensa me causaron una floja impresión.

Vlahodimos [Lafastidiamos en griego clásico], portero del Panathinaikos
Debido al 2-3 de la ida, los griegos no vienen acompañados de muchos seguidores, mejor si no vienen los de la Gate 13. Quedarse fuera de la liguilla sería un rotundo y estrepitoso fracaso, no contemplo otro horizonte que el pase a la misma y la espera de tres rivales en el sorteo de mañana.
Fdo: Coronel Contini.

sábado, 19 de agosto de 2017

Decíamos ayer...


Una liga más y van... Estamos empezando a perder la cuenta, nos hacemos mayores. Viejos, nos hacemos viejos, para qué andarnos con eufemismos. Esto no es una mala noticia en sí misma. Cumplir años, o ver pasar ligas, es mejor que su alternativa. Mientras podamos contarlo la cosa funciona. El problema es que este formato de temporadas futbolísticas non-stop que la postmodernidad nos ha ido imponiendo nos lo dificulta cada vez más. Y no es por falta de voluntad, sino porque el exceso de partidos, sin pausa, sin descanso, uno detrás de otro como una caravana de hormigas, hace que en la exigua memoria de la que disponemos -recuerden que nos estamos haciendo viejos y la matería gris tiende a menguar- se amontonen los datos, las imágenes, las emociones, las alegrías y las penas. Una avalancha de información que pone en peligro la supervivencia de nuestros humildes cerebelos. Es por esto que cuando hablamos de futbol hagamos uso de pequeñas tretas de autoprotección, como puede ser llamar el año pasado a la temporada precedente, aunque esta terminara hace un suspiro. Si fray Luis de León regresó a las aulas salmantinas con un ingenioso "decíamos ayer", qué podría decir el aficionado que el domingo vuelva a San Mamés. La gracia e intención del profesor agustino está en que volvía tras cinco años en chirona, pero es que hace poco más de tres meses que el forofo futbolero andaba atribulado con los últimos partidos de competición del curso anterior. Lo de ayer, desde luego, supone un lapso temporal demasiado largo en este caso.

Este fin de semana comienza la edición octogésimo séptima, o sea, la número ochenta y siete, de la primera división de la liga. Y el Athletic competirá en ella, igual que lo ha hecho en las ochenta y seis anteriores. Se dice rápido... y se piensa poco en lo que esto significa. Desde que se fundó la liga, en el año 1928, mucho ha cambiado el futbol y todo lo demás y muy pocas cosas se conservan desde entonces. Una de esas excepciones es el club bilbaino, que en las buenas, en las malas y en las regulares siempre ha estado ahí. Que casi un siglo después de aquella primera edición once aldeanos -a los que en algunos casos hay que añadir la consideración de tuercebotas- transformados en leones de piel zurigorri sigan estando allí, como el dinosaurio de Monterroso, debería ser motivo de orgullo. Si además ganamos partidos, dirá alguno, sería la órdiga. La primera oportunidad para ello será este domingo ante el recién ascendido Getafe. El hecho de que los leones hayan tenido que concentrar el trabajo de la preparación veraniega en un plazo menor debido a la premura de las eliminatorias europeas ante Dinamo de Bucarest y Panathinaikos puede parecer a priori una ventaja para el equipo rojiblanco, a quien se supone que acudirá más rodado y con el colmillo competitivo más afilado que su rival azulón. Sin embargo, en su contra puede jugar que no habrán pasado ni tres días desde que finalizó el complicado pleito disputado ante los correosos atenienses. Ante la posibilidad de que el Getafe haga valer una hipotética mayor frescura física, es más que probable que Ziganda introduzca varios cambios respecto al partido europeo del pasado jueves, con el riesgo que implica revolucionar demasiado un once que ha dado muestras significativas de que aún está en fase de hilvanado de las ideas del nuevo equipo técnico. La solución a estas incógnitas a partir de las 18:15 de mañana, con el arbitraje del andaluz Melero López.

jueves, 17 de agosto de 2017

Operación Trebol


Del Estado Mayor Zurigorri a todas las Unidades:

Con motivo del partido de ida del Play Off de la Europa League que a partir de las 20:30 horas BMT (Bilbo Mean Time) disputarán el Panathinaikos y el Athletic en el estadio Apostolos Nikolaidis, quedan cancelados todos los permisos vacacionales y se ordena a la tropa y oficialidad que desde la hora citada sintonice el correspondiente canal de comunicación (contraseña: Bein LaLiga) y permanezca en estado de máxima alerta en previsión de que el próximo jueves sea necesario algún tipo de intervención.


De acuerdo con el informe premiliminar remitido por el Coronel Contini a este Estado Mayor Zurigorri, se recuerda a todas las Unidades que deberán mantener el máximo grado de atención y cautela ante los peligros que pueden presentarse esta noche:
Parece que nos esperan 30 grados en Atenas a la hora del partido, un estadio-encerrona que se cae a cachos y un grupo de ultras denominado Gate 13 que, al parecer, simpatizan con Amanecer Dorado. Ojo a la vuelta. El césped, es un decir, estará seco como la estopa y va a haber que salir muy puestos desde el minuto 1 para evitar ridículos de difícil solución.
Ziganda ha vuelto a apostar por lo conocido y ha dejado en casa a Núñez o Córdoba, algo medianamente ilusionante y distinto de lo anterior en la pretemporada en cuanto a aparición de jugadores.Tiene pinta de que Wiliams jugará de delantero centro titular en vez de Aduriz.
Con el calor que va a hacer hoy en Atenas, la sequedad del césped, los energúmenos en las gradas, un árbitro luso con antecedentes nefastos, viendo los destartalado que resulta ese campo-encerrona del PAO, preveo una remontada el jueves que viene en San Mamés.Me parece clave no desconcentrarnos en ningún momento, ni regalar balones tontos que nos cuestan caros. En mi opinión, somos mejores que el PAO pero hay que demostrarlo igual que se hizo contra el Dinamo Bucarest.
Desde este Estado Mayor Zurigorri se quiere transmitir un mensaje de confianza, en la seguridad de que la ignominiosa derrota sufrida en la tristemente célebre Batalla de Nicosia no volverá a repetirse en el terruño de sus primos hermanos atenienses.

jueves, 27 de julio de 2017

Antes de correr, caminar


Cinco años, dos meses y 23 días. Es el tiempo que ha transcurrido desde la última visita del Athletic al National Arena de Bucarest. La noche del 9 de mayo de 2012 fue muy triste y frustrante para la familia rojiblanca, que tras una temporada europea de ensueño, estaba convencida de que aquel partido significaría el definitivo salto adelante en el concierto continental de un club más que centenario. Pero no pudo ser y tan altas expectativas derivaron en una durísima caída sobre el suelo de la realidad. El sueño se hizo añicos y a punto estuvo de convertirse en pesadilla durante los siguientes meses por innumerables problemas extradeportivos y un significativo bajón en el nivel futbolístico. Tras el fracaso de Bucarest todos los caminos parecían conducir a un punto de colisión entre el Athletic y el desastre. Sin embargo, la inauguración del nuevo estadio, la llegada de un nuevo entrenador y algunos buenos resultados en la etapa recien iniciada contribuyeron a una especie de sosiego para afrontar nuevos retos. Un ciclo de cuatro temporadas en el que se ha conseguido una regularidad que apenas los más viejos del lugar recordaban: presencia regular en competiciones europeas, alguna final copera y un título, menor, pero título al fin y al cabo. Acabada esa etapa empieza hoy otra y es precisamente en el lugar en que tantos sueños se frustraron donde debe empezar a tomar cuerpo de nuevo el sueño europeo del Athletic. Pero antes de poder correr hay que caminar y para caminar hay que saber que primero se avanza con una pierna y luego con la otra.


El partido de esta tarde -19:30 horas, en horario metropolitano bilbaino- es la primera zancada de la carrera que se espera conduzca a la cuadrilla de Ziganda hasta la final de Lyon. A las órdenes del noruego Tore Hansen, Athletic y Dinamo de Bucarest protagonizarán un partido que si en cualquier otro momento del año podría apostarse totalmente decantado al lado rojiblanco, la premura de la fecha y el escaso periodo de preparación de los leones, en contraste con el mayor rodaje de los rumanos, hacen que, por más improbable que parezca, hay cierto margen a algún tipo de sorpresa. Las palabras de Ziganda y de algunos jugadores que han hablado esta semana han sido tan claras como previsibles: el equipo no quiere líos, saben que en esto del futbol el más torpe hace relojes y no es cuestión de confiarse, así que afrontarán el partido con la máxima seriedad. Y lo harán porque, según explican los protagonistas, ambicionan llegar lejos en la competición europea. La prudencia, que es una virtud muy apreciable no sólo entre los débiles, sino también entre los fuertes, nunca está de más y es muy plausible en un Athletic cuyo nueva etapa aún está en fase de cocción, pero la realidad es que, por más handicaps que tenga el equipo a estas alturas, los leones son los claros favoritos en este partido y, por supuesto, en la eliminatoria. El entrenador del Dinamo, Cosmin Contra, así lo ha admitido al referirse al Athletic como el peor equipo que podía tocarles en el sorteo.


El Athletic llega hasta este partido tras varios partidos amistosos ante rivales, en general, de similar o superior nivel al del Dinamo de Bucarest y las sensaciones no han sido malas. Remitiéndonos al partido del pasado viernes en Brujas ante el equipo local -que disputará la previa de la Champions-, el once tipo de Ziganda parece bastante perfilado y, a falta de una finura física dificil de tener a estas alturas, la impresión es que hoy podría competir bien. Ese teórico once titular estuvo formado por Herrerín, De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga, Vesga, Beñat, Raúl García, Susaeta, Aduriz y Muniain. El propio Kuko ha señalado que es probable que ante el Dinamo haya un par de variaciones en ese equipo. Etxeita y Susaeta parecen los elementos más inestables de esa alineación y San José, Sabin, quizás Córdoba, incluso Lekue o Aketxe en diferentes combinaciones, parecen los candidatos con más posibilidades para formar hoy como titulares. A tenor de lo visto y lo que cuentan los jugadores, la etapa Ziganda está dando sus primeros pasos manteniendo buena parte de la estructura montada por Valverde e introduciendo algunas ideas de cosecha propia. En esa suerte de ensayo general que fue el amistoso de Brujas se pudieron disfrutar de unos 45 primeros minutos, hasta donde les dieron las piernas probablemente, con un estilo muy reconocible en cuanto a la presión adelantada. Si el Athletic, casi una semana más tarde, se supone que con las piernas menos pesadas y algo más frescas, es capaz de mantener 65 o 70 minutos esa presión, ese ritmo e intensidad de juego que tuvo ante el equipo belga durante medio tiempo, es más que posible que esta primera eliminatoria previa de la Europa League quede prácticamente vista para sentencia hoy. Si no,tocará sufrir.

martes, 4 de julio de 2017

Hora a hora


El Athletic comenzó ayer la pretemporada en Lezama con veintisiete jugadores, a la espera de las incorporaciones de Arrizabalaga, Williams y Yeray, a las órdenes de José Ángel Ziganda, por ahora, junto al resto del staff técnico, la única novedad en el plantel. Tras los estiramientos y los ejercicios físicos y con balón del entrenamiento matinal, por la tarde llegó la hora de la primera comparecencia en rueda de prensa del nuevo míster en traje de faena. En respuesta a la batería de preguntas que los periodistas fueron formulando, el Kuko dejó varias ideas que nos aproximan a lo que pretende que sea el equipo en esta nueva etapa.

"Es cierto que partidos de preparación de aquí al 27 hay los que hay, los que se pueden dar por las fechas en las que nos vamos a mover, pero sí que vamos a tener entrenamientos buenos y de calidad y luego es verdad también que el día tiene muchas horas y las horas son para aprovecharlas. [...] Ha habido algún dicho o lema de 'partido a partido', el nuestro va a ser el de 'hora a hora' [...] y lo que tenemos que hacer es ocupar y aprovechar el tiempo".
Kuko Ziganda ha respondido así a la cuestión de si es un problema el poco tiempo de puesta a punto que la plantilla va a tener antes de afrontar el partido de ida de la primera ronda clasificatoria para la Europa League, que se disputará el día 27 de este mes. Cualquiera que lleve más de un cuarto de hora viendo futbol sabe que la expresión 'partido a partido' es más vieja que la orilla de la mar. Junto a otras, tan típicas como tópicas, del estilo de 'no hay enemigo pequeño' o 'nada está dicho hasta que pita el final el árbitro', han sido muletillas habituales que la mayor parte de los entrenadores, salvo algunos suramericanos, ciertos rapsodas y Lillo, han utilizado habitualmente para comentar algo sin decir nada. Una costumbre que se remonta a decenios pasados, pero que el crepuscular periodismo deportivo actual ha atribuido, otorgándole la patente y los subsiguientes derechos de explotación, al Cholo Simeone. En los tiempos líquidos en los que nos movemos, en esta sociedad postmoderna, piltrafa posthistórica, ruina postindustrial y todo los demás post que se quieran añadir, decir 'partido a partido' es nombrar el punto uno de la 'filosofía cholista'. Atendiendo a esta lógica, el nuevo entrenador del Athletic pudiera haber formulado el principio básico por el que se regirá el 'kukismo': ¿cómo se plantea la apretada pretemporada? hora a hora; ¿qué horizonte se contempla en la liga? hora a hora; ¿y en la copa? hora a hora...

La pregunta es, ¿qué esconde esa declaración de intenciones del entrenador navarro? ¿Qué puede hacer un equipo de futbol para mejorar, para rendir cada vez mejor y lograr el éxito 'hora a hora', más allá de los entrenamientos? A botepronto, hay varias rutinas que los profesionales, desde jugadores al resto del staff, pueden hacer fuera del césped de los campos de entrenamiento: el descanso, la recuperación, las charlas técnicas, lo que ahora se llama el 'scouting' de los rivales, etc. ¿Se refiere Kuko a esto cuando habla de 'ocupar y aprovechar el tiempo'? Es probable, aunque se percibe algo más y quizás tenga que ver con su principal activo como entrenador durante las temporadas que ha estado en el banquillo del filial: conseguir una implicación total de los jugadores con el equipo y un crecimiento personal destacable a lo largo del curso. Cabe suponer que en entre 'hora y hora' el entrenador rojiblanco hablará con los jugadores, les reforzará en el acierto, intentará corregir el error y, sobre todo, tratará de que todos y cada uno se identifiquen con el equipo y se lo crean. 'Identificarse y creérselo' es algo que para él está en la base del equipo competitivo que hemos visto los últimos años.



Trabajar, física y mentalmente, 'hora a hora' exige mucha voluntad, compromiso y ambición, algo que Ziganda, que ha dicho conocer bien a muchos y muy bien al resto de sus jugadores, sabe que no va a faltar en su plantilla. Por ahora no es más que una declaración de intenciones, un anticipo del capítulo uno del 'kukismo' que deberá ser contrastado con su versión empírica sobre el césped. La letra parece buena, en las próximas semanas empezaremos a ver qué tal suena la música.


miércoles, 7 de junio de 2017

Desmentido oficial del Ambigú Zurigorri

Me he levantado con la desagradable sorpresa de que alguien está esparciendo por las redes sociales la especie de que un individuo apodado "El pequeño Nicolás" tiene muchos amigos entre la clientela del Ambigú. Incluso me hablan de una foto en la que el tipo ese estaría en una de las piscinas del cuadrante suroccidental de Guriezo.

Confirmado: esto no es Guriezo


No pensaba dedicarle nada de atención a este asunto insignificante y absurdo, ya que por cutre que sea este antro está por encima de ciertas cosas, pero para mi asombro parece que alguien que nos lee está en un sinvivir con esta historia. Así que venciendo la pereza que me da dar pábulo a personajes absurdos de cuya existencia me había olvidado, por caridad cristiana y para tranquilizar a alguien que al parecer está mayor y se le va un poco la olla con estas cosas, lo afirmo rotundamente:

El pequeño Nicolás ni conoce a Sir Piston de los Gorris, ni ha participado en un rodaje con Bob, ni ha estado nunca en Gardata, ni conoce a nadie del Ambigú.

¿Queda claro, no? Pues eso.

viernes, 2 de junio de 2017

Final de la Champions League 2017

Abro este espacio para que podáis introducir vuestros comentarios sobre la final que se disputará en Cardiff el sábado a las 20:45 entre la Juventus de Turín y el equipo que eliminó al Bayern gracias a unos arbitrajes infames que han convertido esta edición de la "mejor competición de clubes del mundo" en una farsa. Aunque ni es la primera vez, ni es el único arbitraje incalificable de esta edición. ¿No es cierto Unai?

Yo espero que ganen los que han llegado a la final jugando el fútbol; no solo por lo antedicho de los "méritos" del otro finalista, no solo porque no es de ahora que yo disfrute con cada derrota de ese otro equipo... Es que además harto como estoy de que no se considere jugar bien a defender bien, un triunfo turinés me haría inmensamente feliz.

Por supuesto no veré el partido. Tengo cosas mejores que hacer que provocarme una úlcera viendo como esa entidad mercantil de dudosa trayectoria con sede en Concha Espina mancilla el templo de la selección galesa de rugby. Y si no las tuviera, me las buscaría.


Que disfrutéis. Sabiendo que cojeáis del mismo pie que yo en lo que respecta a ciertas fobias, si vosotros lo pasáis bien será buena señal para mí.

Si sucede lo que deseamos, por favor no escatimáis detalles el lunes. Si no sucede... Pues ya publicaremos una entrada sobre lo que entiende la Junta Electoral del Athletic que es publicar una lista en el tablón de anuncios, o alguna otra cosa por el estilo.

viernes, 19 de mayo de 2017

miércoles, 17 de mayo de 2017

Como los malos estudiantes

Tengo el don de la oportunidad, lo sé: si en la anterior entrada me refería en el título a la buena racha que compartíamos con nuestros rivales directos, desde que escribí tal cosa la Real ha sumado dos puntos de seis y el Villareal y nosotros, uno.

Por eso si ahora aludo a que nos presentamos en el último partido sin haber conseguido la media que necesitamos, y encima el examen es de una de las materias que peor se nos dan, lo hago en el fondo deseando que se cumpla mi "fatum" de mal pronosticador y que nuestros aguerridos muchachos terminen la temporada como el más brillante de los alumnos.

En contra juega como dificultad añadida  el fuerte carácter simbólico que para nuestros rivales tiene el partido: nada menos que la despedida de su estadio.

A nuestro favor leo que ellos tienen a la defensa en cuadro.

¿Qué saldrá de todo esto? Pues ni idea: somos capaces de lo mejor y de lo peor. El que sepa qué comentario inteligente hacer sobre el asunto, que lo ponga. Yo me temo que entre el trabajo, algunas de las ocupaciones en las que me dejo liar en mi tiempo libre, y que últimamente las temporadas se me hacen muy largas, me he quedado sin ideas.

No lo sé: si sigo con esta desgana y esta decadencia intelectual, y en vista de que candidatos a la secretaría general del PSOE ya hay tres, igual termino por hacerme compromisario.

jueves, 4 de mayo de 2017

Aquí no falla nadie... Salvo un servidor


El Colonnello Contini dice en la entrada anterior: "aunque lo cierto es que últimamente solía crecer la hierba entre una entrada y otra"

Aunque se refiere a otro blog zurigorri, no he podido por menos que sentirme aludido. Hasta gente tan poco despierta como vosotros, capaces de creer que "eso" es una tortilla, se habrá dado cuenta de que el estado de desatención en el que tengo el garito lejos de mejorar empeora.

Cada semana, o casi cada día, pienso que esto (la carga de trabajo) se va a aliviar enseguida, pero pasan las semanas e incluso meses y no es así. Si las cosas siguen igual tal vez tenga que plantearme mantener el local, aunque sea en servicios mínimos, hasta cumplir el décimo aniversario y después hacerle un buen entierro al Ambigú. Después de todo, jamás pensé que este blog fuera a durar tanto.

Aunque sería una pena: por una cosa u otra, os habéis juntado aquí una serie de clientes con un nivel que no se suele ver en otras páginas web zurigorris, y sería lamentable que se perdiera este punto de encuentro donde poder leeros.

Si este sentimiento es compartido, hago un llamamiento a los que ya sois administradores para que subáis alguna entrada de vez en cuando, como ya habéis hecho en el pasado y el Maestro Tao sigue haciendo cuando puede (otro que anda más liado que lo que solía)

Los que no lo seáis y tengáis interés, hacédmelo saber.

Dicho esto, al grano.

El Maestro Tao se ha pasado buena parte de la liga augurando que la terminaríamos con un buen sprint, lo que unido a que los rivales más cercanos no mantendrían el ritmo, nos permitiría acabar muy bien clasificados.

La primera parte del pronóstico se está cumpliendo de una forma mejor incluso que lo que yo pensaba: llevamos una magnífica racha de partidos ganados.

Pero no estamos solos... Pese a las señales de fatiga que la RSOC dio a partir de que les ganáramos en Anoeta, tanto ellos como el Villareal están sacando sus partidos adelante en esta recta final con una regularidad similar a la nuestra.

Teniendo en cuenta que nuestro último partido es para despedir el Calderón, no tenemos margen de error en los partidos anteriores, y el primero de ellos (Domingo a las 12:00) es muy complicado: el Alavés nos tiene ganas y no es una perita en dulce. Es cierto que nuestros rivales también tienen salidas complicadas (Sevilla y Barcelona) pero luego la cosa se les despeja bastante.

En cualquier caso, la temporada liguera del Athletic se puede calificar de notable. Muy notable. No solo es que incluso quedando séptimos podamos volver a Europa: es que independientemente de eso, terminar la liga con los puntos que vamos a terminar (más de sesenta) creo que habla muy bien de este equipo.

Si a eso añadimos que en la copa caímos ante el FCB dando la cara y poniéndoles en aprietos, solo queda el lunar del fracaso en la UEL, lunar cimentado en un rendimiento chocante fuera de casa y cierta mala suerte en la ida contra los chipriotas.

Por todo ello, creo que estamos ante una temporada con más luces que sombras. Como pienso que ha sido la tónica con Valverde de entrenador. Porque -lo habréis adivinado- yo soy partidario de que el Txingurri siga.

Si además lo hace con Merino en la plantilla, (El Correo apunta a un esfuerzo del Athletic para ficharle) pues tanto mejor.

lunes, 24 de abril de 2017

Europa en juego


Esta noche a las 20:45 el Athletic visita la noble villa armera de Éibar, en lo que se presenta como el más importante de los seis partidos que nos quedan para dar por finiquitada la temporada.

Teniendo en cuenta que se trata de uno de los rivales con los que mantenemos un pulso más apretado por el objetivo de entrar en la UEL, esa importancia que se atribuye al choque parece justificada. Sin negar ese hecho evidente, quiero hacer notar no obstante que ni una derrota ni una victoria tendrían carácter definitivo: al acabar el partido de hoy quedarán 15 puntos en juego, un mundo tanto si ganamos como si perdemos.

Lo digo para que no demos el trabajo por concluido si obtenemos la victoria ni tiremos la toalla si perdemos; para que en un caso u otro consigamos mantener a raya nuestra habitual bipolaridad de aficionados al fútbol.

Pero hecha esta advertencia, hay que recordar que una victoria dejaría al Éibar a seis puntos y al Espanyol a siete, lo que nos dejaría cierto margen de error para lo que queda de liga. Aunque el objetivo debería ser no dejar las cosas al albur -aunque probable- de que el Barcelona gane la copa y pensar más bien en superar a la Real para hacernos con el 6º puesto o -incluso- al Villareal y quedar quintos.

Ese enfoque más ambicioso sí que parece pasar por una victoria hoy. Pero no será fácil: el bajo rendimiento del equipo fuera de casa no invita al optimismo, y menos ante un rival que busca el mismo objetivo que nosotros, que está haciendo una magnífica temporada y que además, por cuestiones socio geográficas, seguro que tendrá una motivación especial.

Tenemos además el antecedente reciente de la visita a Villareal, partido de características bastante similares y del que volvimos con una derrota.

El buen antecedente que sin embargo representaría la reciente goleada a la UD Las Palmas no me vale: no sé que les pasó a los insulares, pero su falta de competitividad en ese partido le quita validez al partido, al menos desde el punto de vista de las conclusiones aplicables a un enfrentamiento como el de hoy, que será mucho más intenso.

El Athletic afronta este partido sin bajas sensibles; casi como el Éibar, al que solo le faltará el central Lejeune.

Arbitraje: Del Cerro Grande

viernes, 31 de marzo de 2017

A por la txanpa final


Comienza la cuenta atrás: diez, nueve, ocho… Llega la txanpa final de la Liga, el tramo de la temporada en el que se decide todo. Las veintiocho jornadas disputadas han servido para establecer los objetivos reales de cada equipo, ahora cada uno de ellos deberá demostrar tiene la capacidad para alcanzarlos. El Athletic (7º con 44 puntos) llega al momento clave del curso con cuatro puntos de desventaja respecto a los puestos que clasifican para la próxima edición de la Europa League, un handicap perfectamente salvable si el equipo consigue alcanzar el buen nivel competitivo con el que acabó las últimas tres ligas.

El sábado, en El Sadar y con el arbitraje del andaluz Munuera Montero, el Athletic tratará de sortear el primer escollo de los que deberá superar de aquí al final para intentar lograr su objetivo europeo. A bote pronto, podría decirse que es el rival más flojo de cuantos le quedan y, a priori, serían los tres puntos más asequibles de obtener en los próximos dos meses. Un Osasuna hundido en el fondo de la clasificación con 11 raquíticos puntos no parece que debería asustar a nadie y menos a un equipo, el rojiblanco, con la aspiración de alcanzar plazas uefas. Los números osasunistas son pavorosos: sólo ha ganado un partido en toda la liga -ninguno en su propio campo- y sólo ha conseguido rascar ocho empates. Sin embargo, mal harían los leones en confiar su suerte a la superioridad estadística y clasificatoria: por flojo que sea el rival, la realidad es tozuda y la experiencia dice que ganar un partido sin apearse del autobús no es posible. Más bien todo lo contrario, la tropa zurigorri deberá viajar muy concienciada de que el choque será intenso, posiblemente bronco y con toda seguridad muy disputado. La experiencia del partido de la primera vuelta -donde los rojillos lograron uno de los pocos puntos que han cosechado- debería estar grabado a fuego en la conciecia de los jugadores del Athletic porque si algo cabe esperar mañana de un Osasuna en situación angustiosa es, como mínimo, idéntico grado de pelea. Pocas tablas a las que agarrarse les quedan ya a los navarros y esta, un derby, un partido de la máxima rivalidad -al menos allí- es claramente una de ellas.

En la primera vuelta, Osasuna complicó las cosas al Athletic en San Mamés
La semana rojiblanca, a pesar de que el partido se jugará mañana a partir de las 16:15 horas, comienza un poco antes, a las 13:00 horas. Antes de que bilbainos y pamploneses den inicio a la que se prevé una dura batalla en el cesped, en El Madrigal se enfrentarán Villarreal (5º con 48 puntos) y Eibar (8º con 41 puntos). Dando por supuesta la importancia per se de ganar a Osasuna, no se puede obviar que lo que suceda en Villarreal podría aumentar el valor de una eventual victoria de los leones. Si bien es cierto que significaría seguir mirando a los armeros por el retrovisor con algo de desasosiego, un triunfo del Eibar ante el Submarino Amarillo sería muy alentador para la misión zurigorri. Sin menospreciar la dificultad del siguiente reto, el próximo martes en San Mamés ante el Espanyol, lo cierto es que el viernes de la semana que viene -por obra y gracia de esas mentes preclaras que confeccionan el calendario liguero- el viaje a Villarreal se afrontaría con una ilusión y unas expectativas enormes para todo el universo zurigorri. Pero no adelantemos acontecimientos, antes de pensar en ponernos a correr, demos el primer paso para empezar a andar.

Berenguer salió conmocionado del Insular tras un fuerte golpe en la cabeza
Petar Vasiljevic, tercer entrenador que se sienta en el banquillo osasunista en lo que va de curso, recupera a Fausto Tienza y, tras el traumatismo craneal sufrido en Las Palmas, a Alex Berenguer. El extremo de Barañain -del que tanto se habla en el entorno zurigorri desde hace más de un año- tiene opciones de jugar en el once de inicio. En cambio, pierde a Jaime Romero y a Roberto Torres, uno de los futbolistas más importantes del equipo. Desde la capital navarra se informa de que el entrenador serbio  está valorando reforzar defensivamente el equipo para recibir al Athletic, para lo cual esta semana ha estado entrenando un sistema con tres centrales, dos carrileros, tres centrocamistas y dos delanteros. 

Algunos datos pueden dar una idea de por qué Vassiljevic tiene in mente un esquema así. Osasuna es el equipo más goleado de la liga. En las veintiocho jornadas disputadas, ha recibido la escalofriante cifra de 67 goles, así que no es extraño que su entrenador piense en la necesidad de abrigarse atrás. Una de esas estadísticas muy siginficativas de la realidad osasunista en esta liga es que del total de tiros que recibe, un 41,97% va entre los tres palos (la media de la liga es de 36,92% y, por ejemplo, el dato del Athletic es del 32,45%). Es decir, se trata de un equipo que concede a los rivales más oportunidades de gol de la cuenta. La hipotética elección de un esquema reforzado atrás y en la linea de medios para dejar arriba a dos delanteros que está ensayando Vasiljenic puede tener también su lógica ofensiva, a la luz de un aspecto altamente esclarecedor: es el equipo de la liga que más pases en largo realiza hacia los últimos treinta metros. Si hay alguien que prescinda de la combinación en el centro del campo y apueste claramente por el juego directo, ese es Osasuna. Si las hipótesis de partida se confirman, el Athletic se enfrentará a un once muy arropado atrás que, en cuanto recupere el balón, intentará buscar el espacio a la espalda de la defensa rojiblanca mediante pases largos. Un detalle estadístico más: el navarro es el equipo de la liga que más goles encaja en los diez primeros minutos. Si hay un momento propicio para meter mano al que se prevé sea un sistema defensivo muy cerrado, es nada más comenzar el encuentro.

Yeray entrenó ayer con un apósito
sobre su nariz rota
A diferencia de su rival, que tiene media docena larga de bajas, alguna de ellas bastante importante, el Athletic sólo tiene una, la de Yeray. Recien salida del horno la convocatoria rojiblanca, el temor de que el central no podría llegar a tiempo para este partido se ha consumado. Han pasado muy pocos días desde que Yeray recibió un codazo en el partido Italia - España de la categoría sub21 y parece que su maltrecha nariz no está en las condiciones mínimas como para disputar un partido. La baja, sin duda sensible por el rol que el de Barakaldo ha alcanzado esta temporada en el equipo, es, sin embargo, el único contratiempo al que Ernesto Valverde ha tenido que hacer frente esta semana para preparar el partido. El resto de la plantilla está perfectas condiciones para jugar y a la disposición de las decisiones técnicas que tome el míster, principalmente la obligada sustitución de Yeray por  Bóveda o Etxeita y quizás algún retoque en la posición de extremo izquierdo, bien con Lekue más pegado a la banda, bien con Muniain con mayor tendencia a moverse hacia el medio. En cualquiera de los casos, el once que salte al cesped del Sadar será en principio lo suficientemente competitivo como para sacar adelante el partido. Si todos los puntos son necesarios, estos tres son, además, imprescindibles. Partiendo de un respeto máximo a un rival que en partidos así, y especialmente ante el Athletic, se reactiva, pinchar en Pamplona no debería ser una opción.


jueves, 16 de marzo de 2017

Llega el ____ : Athletic Club - Real Madrid

Un partido de toda la vida
De unos años a esta parte, a los partidos entre el Madrid y el Barcelona se les llama "clásicos". También lo será, digo yo, el enfrentamiento de uno de ellos con "el otro" que les ha acompañado siempre en primera.

Pero parece que no.

Otra palabra que se podría utilizar para referirse a choque del sábado es el de "Derby"; pero estae término hoy en día parece limitado a su acepción de partido entre vecinos. Además, los de la RSOC se mosquean mogollón si les discutes esa forma de referirse a los enfrentamientos entre zurigorris y txuriurdines. También lo hacen los athleticzales que son víctimas del síndrome de EiTB y se han tragado lo de "La Gran Fiesta del Fútbol Vasco", por cierto.

Así que mira por donde se ha creado un vacío para referirse a partidos como el que origina esta entrada. De ahí el hueco en el título, que dejo para que los clientes de este indigno local lo rellenen a su gusto. Adelanto que a mí me gusta "Derby" pero lejos de mí querer dar la impresión de ningunear a la entrañable RSOC.

El partido creo que nos llega en buen momento: los merengues no están en su mejor momento, mientras que nosotros deberíamos habernos cargado de confianza tras el buen partido de Sevilla y la victoria de Anoeta. Todo ello no quiere decir que ellos dejen de ser favoritos, pero sí que la posibilidad de hincarles el diente no parece tan lejana como en otras ocasiones.

Desde luego yo estoy esperanzado y deseando que llegue el sábado para con el corazón en un puño (y la comida en el esófago) dirigirme a San Mamés.

Como habéis dicho en la entrada anterior, en su crisis de juego el Madrid está encontrando un salvavidas en el balón parado con un Sergio Ramos estelar, lo que añadido a cierta fragilidad defensiva nuestra en ese campo, obliga a limitar el relativo optimismo que mencionaba.

Pero con Ramos o no, yo tengo el presentimiento de que podemos ver un buen y disputado partido.

Sábado, 16:15 con arbitraje de Jaime Latre.

viernes, 10 de marzo de 2017

Matinée en San Sebastián

Decidiendo los horarios
Los hados que, caprichosos, deciden los horarios de la LFP han determinado que este año el partido del año de Anoeta se juegue un domingo por la mañana. No es la primera vez: en la primera temporada de Bielsa ya se produjo esa circunstancia y ganamos, a pesar del espectacular zambombazo que nos coló Iñigo Martínez desde una distancia inverosímil, y que significaba el empate a uno en un partido que finalmente ganamos 1-2.

No vi el partido: salió un día magnífico y me fui con la familia a pasar la mañana en un agradable pueblo vizcaíno del interior. Pero vi el empate donostiarra en un bar en el que entramos a tomar el aperitivo antes de volver a comer a casa, y me enteré del gol de la victoria por la radio. Pese a la natural simpatía que uno siente por los vecinos y su obsesión con estos partidos (significan más para ellos que para nosotros), tengo que reconocer que me alegré: el nuevo entrenador no había entrado con buen pie y no habíamos ganado ningún partido de los cinco disputados en lo que llevábamos de liga.

Cito el dato porque estos partidos de cierta rivalidad regional suelen ser atípicos. Otro ejemplo lo tenemos este año: no solo ganamos a la RSOC en San Mamés, sino que nos los comimos en una espléndida segunda parte; pero sin embargo desde entonces nosotros hemos caído en una especie de indefinición futbolística, en la que sumamos puntos, sí, pero haciendo un juego digamos un tanto deficiente, eliminación ante el Apoel incluida. Y sin embargo ellos, desde ese partido, han ido hacia arriba como un cohete.

Por eso, pese a que la clasificación y el nivel de juego actual de ambos equipos apuntarían a un claro favoritismo de los txuriurdines, creo que el pronóstico es mucho más equilibrado por ese grado de imprevisibilidad que acompaña a este tipo de partidos. También hay un precedente que apunta, sino al optimismo, si al menos a no caer tampoco en el pesimismo: parecía que el Sevilla iba a comernos con patatas y sin embargo no fue para tanto y aún perdiendo, hicimos un buen partido que al menos a mí me sorprendió favorablemente

Parece que puede volver Aduriz.

Domingo 12:00 en Anoeta con arbitraje de Sánchez Martínez, colegiado que, como apunta el Mundo Deportivo, tiene unos antecedentes un tanto preocupantes. Ya veremos, pero no nos pongamos la venda antes que la herida. ¡A por ellos!

lunes, 6 de marzo de 2017

¿UEFA posible?


Nos encontramos en medio de uno de esos momentos inciertos en los que es difícil dilucidar si somos carne o pescado. El equipo está haciendo llorar a las piedras con su juego, pero sólo está a cuatro puntos de poder visar el pasaporte europeo para la próxima campaña. Y digo 'sólo' porque el Villarreal, que es quien nos precede y por ahora ocupa esa plaza 'continental', es uno de los rivales con los que hay que medirse de aquí al final de la liga. Algo similar ocurre con la Real Sociedad, ahora quinto y siete puntos por delante: si el domingo al mediodía se produce esa conjunción astral que nos permita volver a ganar un partido fuera de casa un porrón de lunas después, se reducirían a cuatro y mucha tela aún por cortar en la liga.

Como estoy algo espeso mentalmente y confío más en el buen juicio de los parroquianos del Ambigú para interpretar los datos, me limito a reproducir aquí varios elemntos de juicio y analicen sus señorías si, como diría el recordado Howard Kendall, 'UEFA is posible' o no.

En primer lugar, para delimitar el terreno de juego en el que nos vamos a mover, disputadas 26 jornadas, partimos de esta clasificación...


...y de aquí al final nos quedan estos partidos...


En segundo lugar, una recopilación de varios tipos de datos de las últimas temporadas: los puntos sumados en la jornada 26 y al final de la liga, así como los logrados en las últimas doce jornadas (que en la práctica es el tercio final de la competición) y la clasificación. Mi intención inicial era comparar la situación actual con la misma fecha de la temporada pasada. Me fui liando y seguí profundizando una temporada más, otra más y así sucesivamente. Como en algún momento había que parar, establecí el criterio de reunir los datos correspondientes a lo que podríamos llamar genéricamente 'el Athletic en el siglo XXI'. Por situar un tope (además que así se puede vertambién cómo fueron las cosas en la primera etapa de Valverde como entrenador rojiblanco), nada más que por eso. Ahí van los datos...


Con todo esta materia, Uds que son gentes reflexivas e inteligentes dirán: ¿UEFA posible?

martes, 28 de febrero de 2017

Próxima estación: Sevilla

Un rival que impone respeto
Comentaba alguno de vosotros que el calendario nos había sido propicio al hacer que después del varapalo de Nicosia nos esperara un rival tan endeble como el Granada.

El panorama que nos espera en la próxima jornada, que se juega este jueves a las 21:30, es mucho peor: el Sevilla, tercero en discordia de la liga, nos recibe en su campo, con arbitraje de Ocón Arraiz, debutante este año en primera y que no nos ha pitado nunca. Ojalá tengamos un buen estreno.

Lejos queda aquel encuentro de vuelta de la UEL del año pasado, en el que aunque fuimos eliminados jugamos un gran partido. Hoy en día, el equipo aparenta ser incapaz de repetir una actuación que se acerque a aquella, por lo que la jornada tiene un claro favorito, que es el Sevilla de Sampaoli.

Lo malo es que el calendario también se presenta duro en los compromisos posteriores: si bien el Málaga, que nos visita en San Mamés el domingo, no da más miedo que el que podamos tenernos a nosotros mismos, la siguiente salida a San Sebastián y la posterior visita a la Catedral del Real Madrid dibujan un futuro complicado.

Cuatro partidos y ¿tres puntos? Eso dando por hecho que ganemos al Málaga.

No son suficientes, si queremos seguir peleando por la 6ª o 7ª plaza. Hay que asegurar los tres puntos contra el Málaga, pero además hay que luchar para rascar algo en los otros tres partidos difíciles. A Sevilla hay que ir sin vernos derrotados antes de saltar al campo.

Escribía KROMA el otro día que con lo mal que estamos solo nos queda margen de mejora. A ver si es verdad y en Sevilla empezamos a ver la cara buena del equipo. Que haberla, hayla. ¿Hace falta recordar que de los cuatro partidos que lleva perdidos el Sevilla, uno fue en San Mamés?