sábado, 2 de febrero de 2008

En el nombre de la rosa...



Sí, debo de confesaros otro de mis secretos pecaminosos...

Además de simpatizante del Madrid, soy hincha del equipo de la rosa... quizás dimanado por mi xenofobia a todo lo gabacho... Y es que a un trasnochador impenitente que se levanta tarde, como yo, el kikiriki del gallo al amanecer, cuando estoy comenzando a ser seducido por los brazos de Morfeo, siempre le ha resultado sumamente molesto... Tampoco me ha gustado nunca "el cardo" como verdura, de ahí que no simpatice con los escoceses...

Hace tiempo que no sigo especialmente el rugby, aunque junto con el ciclismo, la pelota mano y el boxeo es el deporte aparte del fútbol que mas me atrae...

Recuerdo aquellos grandes partidos del V Naciones entre Gales y Francia de hace 30 años, con aquel zaguero nº 15 galés, cirujano traumatólogo de aspecto beatle (véase foto lateral), que me encantaba, jugando en Arms Park contra los Blanco et cía, y que ganaron la Triple Corona en 1978... En aquella época yo era mas del equipo galés que del de Su Majestad la Reina...

El V Naciones apareció entonces en las pantallas de nuestra TVE, y nombres legendarios como Edwards, Williams, Blanco o Bennett hicieron que muchos jovenes como yo se quedaran prendados de ese deporte y se convirtieran en amantes del rugby sin conocerlo apenas.... calificativos como "touche", melé, apertura a la línea de tres cuartos, golpe de castigo, avant, etc comenzaron a ser familiares en nuestra jerga cotidiana gracias al gran Ramón Trecet...

Pues bien: el Torneo VI Naciones, llamado del cambio, ya está aquí...

Comienza hoy con dos duelos: Irlanda - Italia e Inglaterra - Gales.

Y como sé que en entre los clientes de este local hay grandes aficionados al rugby, y viendo que el juego ofensivo del Athletic cada vez se parece mas al de "patada a seguir", he creído adecuado abrir esta entrada para disfrute de los rugbymaníacos de este Ambigú...

Aquí os dejo la crónica del Marca de hoy:

La disputa el pasado otoño del Mundial de Francia, que acabó con la victoria de Suráfrica, quinta vez que una país del Hemisferio Sur se lleva el cetro mundial de seis ediciones disputadas, marca como cada cuatro años el torneo más antiguo del mundo. De nuevo, y ante la 'flojera' que le entra a los irlandeses a la hora de la verdad, pese a haber ofrecido el mejor rugby de los últimos años en el Viejo Continente, serán Francia e Inglaterra los que parten con todos los pronunciamientos para luchar por el título.

Los del 'gallo' llevan dos títulos seguidos y buscan el tercero consecutivo, algo que no ocurre desde hace veinte años, precisamente cuando los galos encadenaron cuatro, aunque dos de ellos compartidos con escoceses y galeses, mientras los de la 'rosa' buscan recuperar la hegemonía del Norte y lo hacen como actuales subcampeones del mundo, aunque con el lastre de acumular cuatro ediciones seguidas por debajo del segundo puesto. Todo un deshonor para los inventores de este deporte.

Eso sí, el denominador común en esta edición post-mundialista serán las renovaciones experimentadas por todos los equipos, pero principalmente por los organizadores del pasado Mundial. De hecho, sólo un jugador de los que ganó el título hace un año en París repetirá en el quince 'blue', el ahora capitán Nallet. Pero es que de la final de consolación de su Mundial, sólo quedar el mencionado Nallet y dos más, Elissalde y Dusatoir. Lo que deja más abierto todavía el intento de pronosticar un futuro vencedor para el próximo 15 de marzo.


Francia, el equipo más renovado:

Los franceses abren fuego ante Escocia el domingo, precisamente el equipo ante el que conquistaron el título hace once meses. En el banquillo de los franceses se estrenará como seleccionador el ex internacional Marc Lièvremont, que forma tándem con el también ex jugador Emile Ntamack y el técnico Didier Retiere.

La ausencia de la 'vieja guardia', es decir, los Ibañez, Betsen, Chabal, (el australopitecus de la foto de arriba que sujeta al niño) -no convocado-, Marconnet, Michalak, De Villiers, Beauxis, Yachvili.... deja paso a los jóvenes valores como Brugnaut, Faure, Mazieu, Jacquet, Trinh-Duc, Ouedraogo o Parra. Eso sí, los galos recibirán en casa a ingleses e irlandeses... algo a tener en cuenta.

Su estreno, en el partido que cerrará la primera jornada, tendrá lugar ante Escocia, que el año pasado acabó en la última posición del torneo, aunque en el pasado Mundial mejoró mucho su imagen. Eso sí, el 'XV del cardo' sólo ha sido capaz de ganar una vez a los franceses desde el año 2000. Encima, el joven Nick de Luca será uno de los centros en sustitución de Chris Paterson.


Los subcampeones, Inglaterra, con su clásico:

La también muy renovada Inglaterra, que viene de cerrar en el Mundial uno de los peores ciclos de resultados de toda su historia, volverá a contar con Jonny Wilkinson (vease foto lateral), el máximo anotador en la historia del torneo, así como en un partido o en una edición, como principal baza para dirigir a un grupo bastante distinto al que llegó a la final de Francia'07.

Los ingleses abren este torneo recibiendo a Gales, que el año pasado salvó la Cuchara de Madera gracias a su triunfo en el 'clásico'. Eso sí, los 'dragones de Cardiff' no ganan desde hace... veinte años en Twickenham, donde acumulan 26 derrotas, por once triunfos y siete empates.

La base del 'XV de la Rosa' será similar al equipo mundialista que 'resucitó' el sexagenario Brian Ashton, pero en la convocatoria aparecen nuevos jugadores como Daniel Cipriani, apertura de los Wasp londinenses y llamado a ser el sucesor natural de Wilko -uno más- aunque podría jugar de zaguero. Además, en el banquillo estará Lesley Vainikolo, el ala de Gloucester originario de Tonga y otra de las grandes esperanzas de la afición inglesa.

Por contra, en el banquillo de los galeses debutará el neocelandés Warren Gatland y en su primer quince titular alineará a trece jugadores del club Ospreys. Sólo Martyn Williams y Mark Jones no pertenecen a ese club galés. Su ala Jamie Roberts, una de las esperanzas de los 'dragones', ni siquiera estará en el banquillo, pero en el quince titular sí formarán el mencionado tercera Martyn Williams, que dijo tras el Mundial que se retiraba de la selección, y el mediático pero polémico centro Gavin Henson... el de aquel anuncio de Nike junto a Nadal, Henry y Nowitzki.

Irlanda abre el torneo ante Italia:

Por último, aunque será el partido que abrirá esta edición del VI Naciones, Irlanda recibirá a Italia de nuevo en Croke Park, el templo del fútbol gaélico. Los irlandeses, que han ganado sus ocho enfrentamientos ante los italianos y que desde el año 2000 no ha bajado del tercer puesto y ha sido cinco veces segundo, en tres de ellas empatado con el campeón, sí mantienen la estructura del equipo del Mundial que no pudo superar el 'grupo de la muerte', ante franceses y argentinos, y el que les ha dado sus dos últimas Triples Coronas consecutivas.

Esta edición será el penúltimo tren de la generación de los O'Gara, O'Driscoll y Stringer, en el banquillo este sábado, de ganar un gran campeonato, justo cuando se cumplen sesenta años del único Grand Slam en la historia de los del Trébol.

Por último, Italia volverá a ser la gran rival de Gales y Escocia para evitar la deshonra de la Cuchara de Madera. Tras sumar por primera vez el año pasado dos triunfos en una misma edición y lograr su primera victoria a domicilio, los transalpinos presentarán como principal novedad el estreno del seleccionador Nick Mallet, técnico nacido en Inglaterra pero que fue seleccionador de Suráfrica, donde tiene una amplia carrera a sus espaldas.

12 comentarios:

Pistongorri dijo...

Hoy podeis ver por Canal + los siguientes partidos:

- Irlanda - Italia (15:00 horas)

- Inglaterra - Gales (17:30 horas)

Mañana, domingo:

- Escocia - Francia (16:00 horas)

Que os aproveche!...

Cincinato dijo...

Interesantísimo tema, Piston.

Ahora no puedo leer la entrada porque tengo que colaborar con la intendencia.

Pero adelanto que casi me atraganto con eso de que eres de Inglaterra.

No hay dignidad en ir con el fuerte.

Mientras tú animas el blanco de Inglaterra, yo animaré a los que juegan de rojo y blanco, a mí equipo de Rugby preferido: Gales.

¿Acaso una verdadera alma zurigorri podría ir con otro equipo?

Luego te leo entero y comento algo.

Hasta entonces, un abrazo, pese a esta TREMENDA diferencia, que yo desconocía, y que se ha alzado entre nosotros, socio.

Eso sí: mañana animaremos juntos a Escocia ¿tienes donde ver el partido?

Sospecho que un tal Peibolin también va a entrar en este tema. Jajajaja.

Cincinato dijo...

¡Qué bien he comido!

Mientras espero a las 17:30 para ver lo que espero que sea una gesta galesa en Twickenham (y si no no pasa nada: seguiré con orgullo siendo seguidor de Gales) unos breves comentarios.

Cada vez que se celebra un Mundial, ese acontecimiento condiciona de alguna forma las ediciones anterior y posterior del 6 Naciones.

Así, en esta edición, que se presenta como un duelo entre tres, el presente de cada uno de los tres favoritos está de alguna manera marcado por el pasado mundial:

Francia, después de un cuarto puesto sentido como un fracaso al jugar de anfitrión, presenta un equipo remozado que es una incógnita. Pero dos bazas juegan a favor de los franceses: recibe en el Stade de France a los otros dos favoritos, y ha cambiado de entrenador, lo que auspicia una vuelta al rugby-champagne en detrimento del pretendido efectivismo de un rugby más "moderno" que en el mundial ha sido cualquier cosa menos eso: efectivo. Al ser un equipo remozado, pesan muchas incógnitas sobre él. Por eso el partido de mañana, en Murrayfield frente a Escocia es para mí el más interesante d ela primera jornada a pesar de mi simpatía por Gales, porque servirá de piedar de toque para saber qué es lo que se puede esperar de los franceses.

Hoy Inglaterra que, debo reconocerlo, debería ganar sin apuros a Gales, empieza el torneo con el mismo bloque que casi le llevó a ganar el mundial. Pese a su dificil salida a París es, en principio la favorita.

Y es que Irlanda, la tercera en discordia, que el año pasado empató en la cabeza del torneo siendo segunda solo por diferencia de tantos, tiene una especie de miedo a ganar que le impide rematar. El año pasado dejó escaparse el torneo a pesar de la histórica victoria sobre Inglaterra y después de hacer el mejor rugby del torneo, para luego caer en el grupo de la muerte del mundial. Pese a todo, como apunta muy bien el artículo de Marca reproducido por Piston, puede ser el último tren de una magnífica generación de jugadores. A ver si lo aprovechan y se quitan las dos espinas, la de la pasada edición y la de la prematura eliminación del mundial.

El resultado lo iremos viendo en el ambigú. A mí no se me habría ocurrido, pero ya que Piston ha abierto el fuego, iremos comentando el torneo a medida de que avance. Yo hoy veré casi todo el Inglaterra-Gales y mañana espero poder ver entero el Escocia-Francia. Ya comentaremos.

peibolin dijo...

El que suscribe disfruta de todos, pero sobre todo cuando gana Escocia, pues azul marina era la camiseta con la que me he arrastrado por los campos de rugby vascos como pilier del Universitario XV RT.

Ahora, esa obnubilación por el poderoso,por no decir opresor, Sir Piston, me preocupa...

Yo también me interesé por el rugby viendo la dos y los comentarios de Trecet, pero lo que me llevó a practicarlo fue sin duda el tercer tiempo.

Me uno pues al txoko rugbístico del ambigú de buen grado.

Espero, tras haber disfrutado en directo en setiembre de los cuatro partidos del mundial en Bordeaux y su increible ambiente, que este six nations tenga un juego alegre (a la mano o por fases)y distante del patada arriba, patada abajo que solemos sufrir como seguidores zurigorris (Los saques de Aranzubia son clárisimas patadas de 22, por ejemplo!)

Cinci, reconozco que la épica va con Gales. Es el equipo de nuestros actuales fusionados, el Bilbao R.C.

Pues nada, a disfrutar!!!!!

Pistongorri dijo...

Preciosa remontada de Gales, con un Hook haciendo de infalible Wilkinson que, por cierto, hoy ha estado garrafal, como Marshall...

Vaya bajón físico de los de la rosa...

A los entendidos:

¿Creeis que Gales debería haberse jugado el drop en el min. 79-80 en vez de perseverar tanto en la retención del juego?

Taoteking dijo...

Hola, perdón si me entrometo porque yo de rugby lo justo. Entiendo (mucho, creo, jaja) de futbol y me interesa bastante el remo, pero de rugby sólo lo que pillo al vuelo de los comentaristas de la tele.

Quería hacer un comentario relacionado con el futbol, a ver qué os sugiere a los entendidos. La relación entre los saques de portería de Dani y las patadas defensivas que ha apuntado Peibolin me ha parecido una comparación muy interesante.

Lo que lanzo a vuestra consideración es referente al juego de Javi Martínez en el Athletic. Cuando casi nadie le conocíamos las primeras comparaciones que se hicieron de él le situaban como el nuevo Patrick Vieira. Sin embargo, el potencial de juego de Javi a mi me sugiere que debería explotarse(y aquí debería entrar vuestra opinión de expertos) al modo de los segundas líneas del rugby, los que llegando desde posiciones más retrasadas, más por su potencia que por su habilidad técnica, chocan contra la defensa rival y abren huecos importantes para el juego de ataque. Yo siempre lo comparo con Steve Gerrard, quien no es hábil, no es un organizador sino un "percutor". Otro ejemplo de este tipo de jugadores de futbol así puede ser Edgar Davis.

¿Qué os parece?

Espero no haber roto el encanto del rugby con esta bajada a la tierra futbolística.

Kaiser_sacze dijo...

peibolin dijo...

Ahora, esa obnubilación por el poderoso,por no decir opresor, Sir Piston, me preocupa...


que quieres...empeiza diciendo que simpatiza con el madrid...

poco mas puedes esperar del Sire...

por cierto, yo tambien voy con Gales ;-)

peibolin dijo...

Gran taoteking. Empezar diciendo que siempre es un placer leerte.

Como comentario al tema Javi Martinez, también opino que debía tener las posibilidades de jugar como gerrard pero está de chico para todo de la oficina.

Una pequeña puntualización con respecto al rugby. Los segundas lineas, no se llaman así porque entren en segunda fase,que también.

Se llama así a los 4 y 5 porque conforman la segunda linea de la melé tras talonador(hooker,sin duda el puesto más elegante) y pilieres. Dan estabilidad y empuje a la melé y son especialistas (habitualmente) en el salto del saque de banda. Suelen ser tios que rondan los dos metros. Actualmente como los otros 13, participan en las fases o ataques (a lo que se refiere taoteking) relanzados por el medio melé, normalmente. Ahora todos los jugadores de élite llegan a cinco fases sin perder el resuello y hay jugadas de hasta 12. En mis tiempos si saliamos de un agrupamiento( maul) y haciamos una abierta (ruck),es decir, dos fases, alguien se encargaba de parar el partido con una falta (golpe) de libro, porque sino nos ahogábamos!

Debido a mi pertenencia a euskaltel(me enfadé con el canal+ cuando vivía en Bilbao y soy un poco cabezon) y a la falta de afición al deporte oval en villabona, me he tenido que conformar con el masoquismo de ver el real-eibar.

Por lo menos queda el consuelo de ver que aunque estemos en las últimas, los vecinos están a años luz de nuestro juego (es decir si ver un partido nuestro al lado de un chelsea-man utd es como contemplar deportes distintos, la sensación de ver el truño de anoeta si lo comparas a la semifinal del jueves es similar, y si alguien se salvó, fue el eibar!)

De todas formas mi alegría por el triunfo de la banda del dragón no es menor. Go Wales!!!!!!!!

Cincinato dijo...

Estoy en una nube ...

Cuando Inglaterra se puso 19-6, estuve a punto de apagar la tele e irme a oir música para huir de la depresión.

Bastantes disgustos me da el Athletic para encima presenciar una humillación de Gales ante los de la rosa.

Pero decidí tener fe y esperar.

En las primeras jugadas tras el 19-6 casi dió la sensación de que los galeses estaban a punto de bajar los brazos. Pero fue Inglaterra, igual más porque tuvieron esa misma sensación que por el declive físico mencionado por Piston, la que levantó el pie del acelerador y, como si del Athletic se tratara, dió a Gales el aire que necesitaba y que empezaba a faltarle.

Fruto de ello, Gales empezó a habitar cerca de la 22 inglesa, hasta forzar un golpe cerca de la citada línea y bastante centrado.

Dada mi visceralidad habitual, y viendo la diferencia en el marcador, deseé que se lo jugaran a la mano a toda velocidad o buscaran una touche.

El sentido más prágmatico, y más juicioso, de los galeses se impuso, y aplicándose esa máxima de que es desmoralizador estar tanto tiempo merodeando la 22 rival para irse sin puntos, aseguraron la jugada y pusieron un 19-9.

Los ingleses, viéndose todavía con 10 puntos de ventaja y habiendo dominado claramente el juego en la primera parte gracias sobre todo a su delantera (aunque se habían despegado gracias a un ensayo precedido de una clara falta previa de esa especie de clónico de Jona Lomu que había salido para suplir a un lesionado, y que tras un comienzo fulgurante se fue diluyendo -me pareció que a sus compañeros no les hacía felices pasarle el oval-), los ingleses, decía, no parecieron tomarse en serio la amenaza galesa, y siguieron jugando sin la misma intensidad de la primera parte.

Fruto de ello llegó otro golpe, fácil de ejecutar, que pusó a los galeses a una jugada completa de los ingleses.

Tal vez aquí el 15 de la rosa quiso despertar. Pero como nos enseña a menudo el Athletic, cuando uno se relaja, cuesta mucho volver al partido: somos humanos, no autómatas que funcionemos con interruptor, y la intensidad se había ido por entre los tres palos junto con el último golpe transformado por Wilkinson.

Con Inglaterra buscando la intensidad perdida y unos galeses crecidos, llegó el primer ensayo (para mí el más bonito del partido), y con su transformación, el empate.

Si mis vecinos no llamaron a la policía o a Zamudio al oir mis gritos cuando Gales consiguió ese ensayo, es que, o no estaban en casa, o son gente muy templada.

Pero si ese ensayo me llevó al paroxismo, el siguiente tuvo otro efecto. Solo hubo tres minutos entre uno y otro, y la jugada se produjo por una mala patada blocada por un galés. Sobre el rechace, los galeses montaron un fulgurante ataque con superioridad que terminó en ensayo, pero de los que son dudosos y hacen intervenir al juez de TV.

Entre lo seguido que fue el ensayo, el inesperado fallo inglés, y las dudas sobre su legalidad (luego se vió que era un ensayo legal) yo no me lo acababa de creer, y en vez de dar gritos me quedé como inmovilizado, pero era de sorpréndida felicidad. Magnífica la transformación, difícil por lo esquinado: 19-26.

Pues sí, Piston: a mí también me sorprendió que en una de esas melés a 5 metros tan centradas frente a los palos ingleses, los galeses no buscaran un drop que sentenciara el encuentro y no nos pusiera los ..... de corbata cuando finalmente Inglaterra robó el balón y montó un ataque de varias fases, a la desesperada, es cierto; pero Inglaterra siempré es Inglaterra y nunca te puedes fiar.

Pero como os decía, estoy en una nube ...

Y es que me levanté eufórico de la butaca.

Y como te decía Piston, más que bajón físico yo diría que con el 19-6 y lo poquísimo que había hecho Gales en ataque en la primera parte, los ingleses se creyeron que con cotrolar, y forzar algún golpe de vez en cuando para que se luciera Wilkinson, ya tenían hecho e trabajo. Es lo mismo que llegué a pensar yo, lo reconozco, pero mis errores no tienen consecuencias, mientras que ellos pagaron un alto precio por el suyo.

Esta tarde Escocia-Francia. Cuando acabe, y no antes, pondré la Sexta a ver qué hace el Athletic en Zaragoza.

Para entonces ya sabré qué han hecho las neskas en Levante.

¿Seguiré en una nube cuando me vaya a la cama esta noche? Ojalá.

P.S. Piston, lo malo de hacerse seguidor del caballo ganador para disfrutar con la victoria es eso, que a veces David vence a Goliath y se te tiene que quedar una cara de tonto .... Nunca debiste dejar a Gales, traidor.

Pistongorri dijo...

Cincinato dicit:

"Nunca debiste dejar a Gales, traidor."

Ya sabes que a mi el himno que mas me gusta, después del italiano y la marsellesa, por supuesto, es el Land of my Fathers... Lo que pasa es que hay que darle algo de salsilla al Ambigú...

La verdad es que gocé con la remontada de los galeses y contemplar cómo se marchitaba la rosa a medida que avanzaba el encuentro...

Me encantó Hook, con transformaciones muy esquinadas, en una situación de gran tensión...

Es una pena, Pablo, que no hayas podido disfrutar del partido...

Me pierdo, por imponderables paternales, el Escocia - Francia, aunque intentaré grabarlo...

Sobre lo de la llegada de Javi Martínez en segundas jugadas que apunta Taoteking, a mi me parece que le falta velocidad de arrancada,... Javi es demasiado alto quizás... le sobran centímetros... Si bien es verdad, que, una vez que coge carrera con el balón, es dificil frenarlo...

Gerrard tiene mas agilidad y movilidad en poco espacio, y juega algo mas adelantado...

Sólo le veo metiendo goles a Javi si juega algo mas arriba de lo que lo hace... Le veo mas posicionado ahora a como lo estaba Javi Alonso en el Liverpool cuando jugaba, que por eso tampoco hacía apenas goles...

Por cierto, Cónsul, vamos perdiendo en Nazaret, y a mi la atípica alineación no me ha gustado nada...

Los experimentos con gaseosa...

Cincinato dijo...

Poca historia en el Escocia-Francia. Los franceses fueron superiores a los escoceses en todas las facetas del juego.

Tanto es así que considero el partido inédito a la hora de juzgar si esta nueva Francia es favorita o no para ganar la edición de esta año. Y es que ví tan mal a los escoceses que me queda la duda de si la clara victoria de los del gallo fue mérito de ellos o demérito del quince del cardo, que demostró más que espíritu de lucha, y cometiendo erores infantiles cada vez que esatban a punto de culminar una jugada prometedora que les pudiera meter de nuevo en el partido.

Para medir las posibilidades reales de Francia habrá que esperar al interesentísimo Francia-Irlanda del próximo fin de semana. Partido que servirá también para calibrar a una Irlanda que, sin haber visto el encuentro, parece por el resultado que pasó demasiados apuros frente a Italia (16-11) (La cita es el próximo sábado día 9, a las 17:00 en Canal Plus Deporte)

Lo merecido de la victoria francesa no evita que me muestre preocupado con el nível de los arbitrajes. Si el sábado los ingleses cobraron una ventaja que pudo ser decisiva con un ensayo precedido de una clara falta, ayer hubo un avant claro en la jugada del ensayo francés que empezó a cimentar su victoria.

Mariosila80 dijo...

Me incorporo francamente tarde a esta tertulia.

Poco diré, entonces, solo que escuchar el "Tierra de mis padres" en Cardiff es una de esas cosas que tengo apuntada en la agenda como "obligaciones" antes de morir.

Y eso lo dice alguien tan poco dado a los himnos y las banderas.

Crecí viendo al "patillas" Williams humillando a los ingleses, en aquella época de la vida en la que uno ama a los indios y odia a los vaqueros. Luego, todo se complica tanto...

Disfruté de la victoria galesa. Ganar en Londres es mucho, me imagino como estarían los pubs esa tarde. Yo los he visto después de que les dieran una buena tunda asi que puedo imaginarme como habrá sido con una victoria.

De todas formas y sin querer poner pegas si que me hubiera gustado que la victoria hubiese sido de otra forma.