lunes, 10 de marzo de 2008

La perrita de la hortelana (Cantera del femenino)...

Hace un mes aproximadamente colgué una entrada titulada "El perro del hortelano"en relación a esa posición meliflua de "ni sube ni deja subir" del Bilbao Athletic en 2ª B, acaparando los jóvenes mas prometedores y menoscabando así el potencial del resto de Clubs vizcaínos con aspiraciones de ascender a la División de Plata...

Pues bien, hoy vamos a escribir otra sobre nuestra "Sección Femenina" rojiblanca, su cantera, la formación de jugadoras en edades tempranas y los Clubs vizcaínos de fútbol femenino(futfem)...

Y de forma paralela a la entrada del Bilbao Athletic, he decidido titularla similarmente a aquella “la perrita de la hortelana”.

Para que "el ladrillo" sea mas digerible, lo vamos a dividir en apartados. Al principio haremos un poco de historia sobre lo que ha pasado con el futbol base femenino en Lezama, sus vaivenes, para pasar a describir la situación actual de cantera del Athletic femenino. Finalmente expondremos en el ultimo apartado una propuesta nuestra sobre la misma en relación con la realidad que percibimos del futbol femenino vizcaino y sus Clubs.


1.- Antecedentes del Proyecto de cantera del Athletic femenino:

Hace 5 temporadas, y tras absorber al Leioa E.F.T. que había logrado el ascenso a Superliga ese mismo año, la Junta del difunto Uría tuvo la clarividencia y la valentía de crear en el año 2002 el Athletic Femenino. Al estar el equipo en la máxima categoría, -y por mor de una imposición federativa que obliga a ello-, tuvo que crearse a la par un equipo filial denominado “Athletic B” que, el primer año, militó en la Regional vizcaína y contó con varias de las jugadoras del Leioa que no entraron a formar parte de la plantilla del Athletic de Superliga.

Por ello, más que un equipo de base, podríamos decir que este filial era un equipo de circunstancias para salir de ese lance de la fagocitación del club leiotarra. Al año siguiente, tras el ascenso a Nacional del Athletic B, ya se produjo la primera criba, y su plantilla comenzó a poblarse de jugadoras mucho mas jóvenes, rejuvenecimiento que, poco a poco, se ha ido acentuando hasta llegar a la situación actual.

Al tercer año de la existencia del Athletic Femenino, en septiembre de 2004, y al socaire del Plan Dena, se crearon en el Sorbide de Bilbao también dos equipos de féminas: un infantil de fútbol-7 y un cadete-juvenil, ligados ambos al Club “La Merced” de Artxanda. Al final de dicha temporada, con ya Lamikiz de Presidente, desaparecieron ambos equipos junto con todos los demás del Plan Dena.

Allá por el mes de junio de 2005, Iñigo Juaristi y su equipo apostaron por sacar un tercer equipo filial, “Athletic C”, para lo cual se fue ojeando meses atrás a diversas jugadoras en edad cadete principalmente y luego se las llamó por teléfono para que fuesen a hacer unas pruebas a Lezama para seleccionar a las candidatas.

Pero fue entonces cuando sobrevino bruscamente la crisis entre Lamikiz y Juaristi, abandonando éste el Club a finales de julio. Se mentó como una de las causas de dicha crisis la creación de este equipo C, al que se oponían la inmensa mayoría de los Clubs vizcaínos que, paradójicamente, eran el caladero de dichas jugadoras, ya que se veían de pronto desprovistos de sus mejores promesas.

Tras la dimisión de Juaristi, y durante la breve etapa de Txabo como Coordinador, se desechó la idea de seguir con este Athletic C y, en agosto del 2005, algunas de las jugadoras que en principio iban destinadas para el tercer equipo fueron a parar directamente al Athletic B. Pero tras desecharse el Athletic C tampoco se implementó alternativa ninguna, excepto que algunas chavalas cadetes y juveniles destacadas de los Clubs de la provincia entrenasen, de vez en cuando, en Larrabetzu conjuntamente con el equipo B.

Como dato importante de esta etapa, se permitió a las guardametas infantiles y cadetes acudir a las Escuelas de Portero del Athletic para perfeccionarse junto con los chicos. Al final de esta cuarta temporada, allá por el mes de mayo de 2006, con Txabo aún de Coordinador, se presentó un plan de formación de cantera para el Athletic femenino en una reunión que hubo en el hotel Ercilla con los Clubs de Bizkaia (masculinos y femeninos).

El Plan creaba 5 zonas de entrenamiento repartidas por la provincia, en puntos geográficos estratégicos.

Aquí no se produciría una selección previa, y sería sólo para la categoría alevín. Es decir, más que para seleccionar un grupo de promesas y tecnificarlo, la idea era fomentar la práctica del futfem de forma global, sin descartar a nadie. El Plan Txabo, por denominarlo de alguna manera, iba a comenzar en septiembre. Esto apareció en el Deia, en una noticia mas amplia, sobre la Fundación Athletic, promoción del Fútbol base y formación de entrenadores lo siguiente:

La Fundación Athletic Fundazioa, cuyo presupuesto anual es de 3,5 millones de euros, también ha incorporado a su proyecto deportivo el fútbol femenino, para el que ha creado 5 sedes de formación y con el que espera iniciar el trabajo con 360 jugadoras. Se iban a crear pues cinco sedes de formación: Bilbao, Durango, Margen izquierda, Ibaizabal y Uribekosta.

A mi entender, aunque ambas son concepciones de cantera válidas, la propuesta de Juaristi de un Athletic C y la posterior de Txabo de tecnificar sin selección previa eran algo contrapuestas, por no decir que estaban en las antípodas. Íñigo apostaba mas por el elitismo y la calidad, tecnificando sólo a unos cuantos jóvenes valores ya desarrollados, aunque sin llegar a su plenitud (cadetes y juveniles), mientras que Txabo era más partidario de fomentar "la cantidad" y de apostar por una época mas temprana (alevines)

Pero, para sorpresa de nuevo, Lamikiz y Juaristi llegaron a un acuerdo en julio de 2005 y éste cogió otra vez las riendas del Femenino para iniciar la 5ª temporada. Y del Plan Txabo no se supo más. Incluso se les dijo a las jóvenes guardametas que hasta ahora acudían a las sesiones de entrenamiento en las Escuelas de porteros con los chicos que ya no podían ir, ya que había un nuevo equipo en el Femenino con otras ideas. Sin embargo, pasaban los meses y en el Femenino no parecía haber movimientos sobre los planes para la cantera. Y no fue hasta diciembre del 2006 cuando el Club sacó esta nota en la web:

A principios de diciembre la Fundación Athletic Club Fundazioa va a organizar una reunión con los clubes y centros escolares que cuentan con equipos femeninos en sus respectivos organigramas para darles a conocer el nuevo Proyecto Deportivo, diseñado para la potenciación del fútbol base femenino en Bizkaia. Se aprovechará además esta reunión para hacerles entrega de diverso material deportivo.

Según comentó la forero "nowanda" en txapeldunak.com, en este nuevo plan estratégico del Athletic femenino que presentaron conjuntamente Lamikiz y Juaristi, había tres áreas de trabajo: la de Lezama, la de promoción y una tercera que se llamaba "formación y desarrollo". El contenido de esta última hacía mención a varios proyectos:

- Soporte técnico a los clubs
- Clinic para entrenadores
- Escuelas de futfem
- Tercer equipo del Athletic

El coordinador de todo el área deportiva iba a ser el propio Íñigo Juaristi, y los responsables del área de formación y desarrollo, Marcos Amado, Jon Moreno y Edurne Burgoa. Todos ellos estaban también involucrados en el área deportiva de Lezama.

Tampoco había fechas concretas para poner en marcha estos programas; se habló genéricamente de la temporada 2006-07 para algunas cosas y la 2007-08 para otras. Pero pasaban los meses y la reunión con los Clubs no se producía, y fue cuando a mediados de marzo de 2007 se supo la noticia que, en el Athletic femenino, se comenzaba ya con un proceso de tecnificación para jugadoras cadetes y juveniles que consistía en reunir un grupo pequeño de trabajo con las mejores jugadoras de edad sub-16, teniendo que ir a entrenar un día a la semana a Lezama durante toda la temporada. Estas jugadoras, aparte de entrenar, también llegarían a jugar algunos amistosos con la camiseta de Athletic B al final de temporada.


2.- Situación actual del Proyecto de cantera:

Al inicio de esta presente temporada 2007-8 se hizo una nueva reunión con los Clubs donde se explicó los pormenores del Plan de cantera para esta temporada a los equipos implicados y se comentó que se iba a continuar con esa idea inicial de la tecnificación de jugadoras que destacaban en edad cadete para nutrir en el futuro al Athletic B y que también, y como novedad, iba a llevarse a cabo un plan piloto entrenando a un grupo de alevines de la margen derecha, en Berango (desconozco si esto se ha llevado a cabo, por fin). Creo que no.

Seguía pues descartándose esta temporada sacar un equipo cadete Athletic C, probablemente por la consabida oposición de los Clubs vizcaínos.

En este contexto hay que señalar que, curiosamente, el candidato García Macua, en su Plan de cantera electoral, contemplaba crear, en alguna zona de la provincia que reuniese las condiciones para ello, una U.T.E. (unidad de tecnificación) con un equipo cadete-juvenil. Es de suponer que era una idea electoral, para llenar papel, y que no contaba con la aquiescencia de los responsables de la Sección Femenina.

No se sabe si en base a esta idea preelectoral de Macua, o simplemente obedeciendo a un impulso distinto, - fomentar el futfem de base, por ejemplo-, Juaristi y el preparador físico del primer equipo, Marcos Amado, se desplazaron una tarde ambos a entrenar en noviembre, en su propio campo, a un equipo de la categoría cadete-juvenil de Barakaldo - el Pauldarrak-, Club en el que se concentra el mayor número de jugadoras destacadas en dicha categoría. Tras un parón de varios meses, se ha retomado esta estimulante iniciativa y Marcos e Íñigo han acudido a entrenar de nuevo a otros equipos de la cadete-juvenil vizcaína en sus sedes, - La Merced y Plentzia que nosotros sepamos-, pero ahora acompañados de algunas jugadoras del primer equipo.

A primeros de enero de este año se ha realizado también ya la convocatoria para que unas 18-20 jugadoras, fundamentalmente cadetes, vayan a Lezama y entren a formar parte de un nuevo grupo de trabajo que entrene una vez a la semana bajo las órdenes de Edurne Burgoa y otra monitora, en lo que podríamos llamar un equipo "C" encubierto. Algunas otras chavalas, una media docena, se ha decidido que vayan directamente a trabajar los martes con el filial de Nacional también una vez a la semana. Igualmente un grupo reducido de porteras ha empezado a practicar separadamente los lunes en Lezama a las órdenes del entrenador de porteros del Femenino. Dichas jugadoras ya llevan unos 6-7 entrenamientos completados dentro de ese plan de tecnificación. La idea es que todas ellas entrenen hasta junio y también jueguen algún amistoso de vez en cuando.

Algunos de los Clubs afectados atisban, no sé si con motivo, la antesala de una vuelta al pasado, a la idea inicial de Juaristi y Rebollo de junio de 2005, de creación de un equipo Athletic C.


3.- La evolución del fútbol base vizcaíno y su situación actual:


Aquí, a la hora de hacer cualquier análisis sobre la cantera y su aprovechamiento, no nos podemos olvidar de cuáles la situación del "banco de peces" o caladero de donde se nutre el filial del Athletic femenino.

Conviene establecer dos apartados: la situación del fútbol escolar y la propia del fútbol federado.

A.- Futbol escolar


Antes de la irrupción en escena del Athletic femenino, en el año 2002, apenas había equipos de chavalas jugando en las ligas escolares.

Aunque ha bajado un poco con respecto al año anterior, ahora mismo hay 24 equipos femeninos de Infantil futbol-7 y otros 12 equipos en categoría alevín también de fútbol 7 que tienen su propia liga. Además de estas jugadoras, hay que añadir también las jugadoras de esas edades que militan en equipos mixtos en categoría alevín o infantil de sus centros escolares.

También existe una liga cadete-juvenil escolar de fútbol-7 que cuenta esta temporada con 10 equipos.

Reseñar que el año antes de crearse el Athletic femenino sólo había un equipo alevín de chicas (Leioa) que jugaba en la liga escolar contra chavales y también había 8 equipos infantiles de futbol-7 que sí tenían su propia Liga femenina escolar.

Por tanto, el crecimiento de la práctica del futfem a estas edades ha sido espectacular en estas seis temporadas últimas gracias al boom mediático y social del equipo rojiblanco cuatro años campeón de Superliga.

B.- Fútbol federado

Por si algún lector no entronizado en el futfem no lo sabe, en Bizkaia sólo se puede jugar fútbol-11 femenino a partir de la edad cadete, existiendo tres categorías en la actualidad: Cadete- juvenil, Territorial, - también llamada Regional y que consta de dos grupos (Primera y Segunda Territorial)- y la categoría superior, la Nacional, que es la antesala de la Superliga.


  • Cadete-juvenil: creada hace 4 años y en la que pueden jugar chavalas en edad cadete y edad juvenil. Se hace así, a diferencia del fútbol masculino, para que sea más fácil sacar equipos con una plantilla suficiente de jugadoras y que ninguna chica de ese espectro de edad se quede colgada sin poder jugar. Actualmente esta categoría está creciendo de forma importante estos años tanto en número como en calidad competitiva, existiendo a día de hoy 20 equipos (el año pasado había 14). Sus jugadoras, las mas destacadas, constituyen la base de la que se va a nutrir el equipo filial rojiblanco de Nacional y el equipo C.
  • Territorial: en esta categoría provincial pueden jugar chavalas con edad por encima de los 15 años. Está dividida como ya hemos dicho en dos categorías desde hace dos temporadas. En Primera Regional hay esta temporada un total de 14 equipos, de los cuales uno, el campeón, se juega en mayo el ascenso a Nacional con los campeones de Álava y Guipúzcoa. A fin de evitar al máximo posible las desigualdades y las goleadas, tan frecuentes en el futfem, se ha creado la temporada pasada una nueva división en esta categoría provincial: la Segunda Territorial, categoría que este año está integrada por tan sólo 10 equipos. En estas categorías provinciales de Regional los Clubs suelen trabajar en condiciones difíciles (malos horarios de entrenamiento, pocos medios, escasez de jugadoras, incompatibilidad de entrenamientos con trabajo) y es muy frecuente el "nomadismo", es decir que un grupo de jugadoras se trasvase de un equipo a otro en bloque. Todos estos motivos explican que no se haya experimentado aquí un auge tan importante como en el fútbol escolar o en la liga cadete-juvenil.

  • Nacional: hay 6 Grupos estatales y los representantes de Bizkaia, Guipúzcoa, Álava, Navarra, La Rioja y Aragón están integrados en el Grupo I, que conforman una Liga de 14 equipos donde son mayoría los clubs guipuzcoanos (6), con mucha más tradición de fútbol femenino y mas competitivos. En estos momentos hay en Nacional cuatro Clubs de Bizkaia: Athletic B, San Ignacio, Berriotxoa y Barakaldo. Estos dos últimos corren un serio peligro de descenso al final de temporada. El campeón, que este año va a ser el navarro Lagunak, juega luego una liguilla de ascenso a Superliga con los campeones de las otros 5 grupos de Nacional. El filial rojiblanco, Athletic B, ocupa en estos momentos la segunda posición tras el Lagunak. En algunos de estos Clubs vizcaínos de Nacional comienzan a militar cada vez más jugadoras que han abandonado gradualmente su estancia en el Athletic B o incluso provienen algunas del propio primer equipo rojiblanco de Superliga.

Una vez expuestos los antecedentes y el estado actual del futfem vizcaíno, y visto el escenario que marca la competición, ya estamos en disposición de juzgar, por una parte, lo que se ha hecho hasta ahora con la cantera y, !por qué no!, por otro lado, aportar ideas propias sobre el proyecto de base del femenino desde una perspectiva de meros aficionados interesados en el futfem y el Athletic, para abrir así un debate sobre este asunto.

Antes de continuar y entrar en harina, dejar bien claro que no creemmos que haya ninguna opción perfecta ni libre de problemas y desventajas en este asunto complejo de cómo implementar un proyecto de cantera en un Club como el nuestro, con sus peculiaridades, por lo que mas que una propuesta dogmática esta entrada lo único que pretende es abrir el melón del debate...


4.- Valoración sobre lo llevado a cabo hasta ahora:

Si habría que elegir dos palabras para enjuiciar lo que se ha llevado a cabo hasta la fecha escogeríamos estas dos: pobreza y confusión.

“Confusión" porque, como ya he comentado antes, no se ha visto a lo largo de estos 5 años una apuesta firme en un sentido u otro. Quizás sea por falta de medios y personas, por exceso de trabajo de los responsables del femenino, o también por los cuatro cambios habidos en las Presidencias estos años y los dos cambios acaecidos dentro del propio equipo femenino con responsables con ideas contrapuestas.

Parece ser que, por fin, a día de hoy, se apuesta claramente por algo: fomentar la calidad de jugadoras cadetes-juveniles que destaquen dejando de momento de lado la formación y tecnificación de alevines e infantiles en manos de los propios Clubs o centros escolares.

Y se ha elegido también la palabra "pobreza" para calificarlo porque si este nuevo plan de cantera se reduce a mejorar técnica y tácticamente a tan sólo 25 jugadoras ya cadetes y juveniles, y lo comparamos con el actual nº de chavales que son objeto de tecnificación en edades alevines e infantiles en el Proyecto Athletic, - en un número cercano a los 400 sumando los equipos de Lezama-, se llega a la conclusión que las chavalas futboleras son realmente "hijas de un Dios menor"...

Y es que se puede asumir esa discriminación desde una concepción escolástica de un Club privado como es el Athletic, tradicionalmente ligado al fútbol masculino, en el que priman una serie de intereses que no tienen por qué ser los de favorecer la igualdad de género o los de fomentar el deporte en la mujer... pero nunca desde la óptica de un organismo público como es la Diputación vizcaína ni de las otras entidades benefactoras que son realmente los mecenas de donde se financian fundamentalmente estos planes de cantera rojiblancos a través de la Fundación Athletic. En el dinero público nunca debería hacerse distingos entre sexos.

No se pretende caer en la demagogia barata y es preferible ser mas bien realista ya que también se entiende, por varios motivos, que no se empleen las mismas cantidades para el futbol masculino de base que para el femenino. En primer lugar, tan sólo por una mera cuestión de número de practicantes.

Pero sinceramente, el agravio comparativo, a día de hoy, en cuanto a recursos empleados en tecnificación es bastante flagrante: la ratio chico/chica es de una proporción 20/1, por lo que debemos luchar porque esa desigualdad sea cada año algo menor.

También hay que ser conscientes de que no estamos precisamente en el Athletic en un momento boyante económicamente como para exigir, a día de hoy, un nuevo incremento de la actual dotación presupuestaria del femenino, que ronda creo los 650.000 euros por temporada.

Pero... ¿de dónde entonces podemos recortar gastos si hablamos del "perejil de la merluza"?. Se antoja una tarea difícil.

Posiblemente a Juaristi y a su equipo les dirán a principio de temporada desde la Fundación Athletic que cuentan con un montante de dinero determinado para todo lo que es la Sección Femenina y que, de ese global, la parte del león mas importante irá lógicamente a afrontar los gastos del presupuesto del equipo de Superliga y del equipo filial Athletic B de Nacional. Es de suponer que, al final, quedará sólo un pequeño resto para acometer la formación de las mas jóvenes.

Por ello, de hacer algo, nuestro esfuerzo iría a intentar redistribuir los dineros destinados a la cantera (Athletic B) para poder dedicar así más dinero a la formación de las jóvenes promesas de una manera, a nuestro entender, mas global y concatenada.


Sólo atisbamos una opción económicamente factible y que además encaja perfectamente con la idea, que luego se expondrá, de la organización de la cantera del futbol femenino, concepción que ya hemos defendido y expuesto "en petit comité" ya desde hace tiempo.

Y se trata de suprimir - o modificarlo- gradualmente el actual filial, el Athletic B,... y su presupuesto destinarlo a asumir la tecnificación y formación de jugadoras infantiles y alevines, además de no descuidar la mejora de las cadetes-juveniles mas destacadas.

Suena un poco fuerte, y más cuando este filial está realizando este año una gran temporada, y resulta que otros equipos femeninos de Superliga tienen montada su cantera en base a esta misma cadena de filiales, incluso con equipos C y D. Pero explicaremos, a continuación, los motivos en los que nos fundamentamos para lanzar esta transgresora propuesta y que están relacionados con una mayor mancomunión con el fútbol de base vizcaíno, en cierta similitud con lo que muchos clientes de este Ambigú, - yo entre ellos- hemos vendio sugiriendo a lo largo de estos meses, en distintas entradas, para implementar la otra cantera del Athletic: la del fútbol masculino

Conviene recordar también que la Real Sociedad, que está en Superliga, no tiene creado un filial específico, un equipo B, como nosotros. No se sabe como solventa esta normativa el club txuri-urdin, pero lo cierto es que, a día de hoy, nuestros vecinos hasta ahora no han optado por esta opción de crear un filial Real Sociedad B.


5.- Propuesta de Plan de cantera para el fútbol femenino vizcaíno:

Como ya comentamos al inicio, el Athletic B está actualmente integrado desde hace 4 años por las 22 mejores cadetes y juveniles de Bizkaia. Alguna chavala ha renunciado a ir y ha preferido seguir jugando en su Club de origen; pero se asume que en este filial está actualmente lo más granado de las promesas de la provincia de esas edades. Su caladero natural son, como ya se ha comentado antes, los Clubs vizcaínos; en particular los que mantienen un equipo en la categoría cadete-juvenil, y que se ven desprovistos "injustamente" cada año, algunos de ellos, de una o dos de sus mejores promesas destinadas, en principio, a potenciar sus equipos de arriba.

Lógicamente juntar a 22 chavalas que destacan bajo un mismo Club, sometidas varios años a la preparación de unos entrenadores titulados, con unos medios mucho mas adecuados al deporte de élite tiene sus grandes ventajas. La principal, para mí, es que esas jugadoras pueden progresar mucho compitiendo juntas en táctica colectiva y a nivel físico, ya que, a esas edades, la mejora técnica individual se me antoja mucho mas difícil ya de trabajar. Y es que la jugadora juvenil que no chute aún bien con la pierna mala a esa edad, malo de cambiar.

Otra de las grandes ventajas de disponer de un filial para el primer equipo del Athletic es que se pueden subir puntualmente jugadoras, cuando así se requiere, para un partido concreto y, luego, las chavalas pueden seguir compitiendo con el mismo equipo B, sin necesidad de tener que hacerles ficha.

Pero ¿se hace realmente uso de esta ventaja en el Athletic femenino?. Siendo sinceros, muy poco. Como ya he dicho antes, hasta ahora esa opción de subir jugadoras es casi tan sólo hipotética. Es más: ¿cómo van a coger chavalas del filial si resulta que hay varias jugadoras de la primera plantilla del Athletic que apenas juegan minutos en toda la temporada?.

Si analizamos las jugadoras que han llegado desde el Athletic B a lo largo de estos años al primer equipo, tras estar unas temporadas formándose mas en el filial, afloran muy pocos nombres: Andere Leguina, Ane Zárate y Joana serían los casos mas claros, aunque Irune también podría decirse que proviene del filial, pero no la incluyo como formada años en el Athletic B ya que tan sólo estuvo un año en el filial -creo- antes de recalar en el primer equipo, y ya la barakaldesa había competido antes en Nacional con el Retuerto, su equipo de origen.

Esta temporada, algún pinito desde el Athletic B al primer equipo han hecho Garasi y Sandra García.

Hay otras chavalas que también han dado el año pasado ese salto cualitativo, como Maitane Basualdo, pero esta temporada apenas cuentan con ella y por eso sigue en el filial. Otras jugaron en su día unos pocos partidos, pero no acabaron de cuajar, y se fueron paultainamente marchando a otros Clubs, como son los casos de Janire Beitia, Jessi, Maider Castillo, Irantzu, etc.

En resumen, y como dato muy relevante en este análisis, podríamos afirmar que, a día de hoy, el filial rojiblanco ha aportado en 5 años de existencia al primer equipo de Superliga la friolera de tres jugadoras estables en plantilla, de las cuales una de ellas, Ane Zárate, apenas juega y otra, la portera Andere Leguina, tras lesionarse gravemente hace un año, tampoco lo hace actualmente.

Y ello ha sido a costa de descapitalizar severamente todo este tiempo a varios de los Clubs vizcaínos mas importantes, cercenando sus posibilidades bien de ascender o bien de mantenerse en Nacional. Pero ahondemos más en este asunto del filial y su repercusión en el nivel competitivo de los Clubs vizcaínos, un tema capital a nuestro modesto entender.

La Liga Nacional del Grupo I cuenta esta temporada con 3 equipos vizcaínos además del Athletic B, como ya se ha expuesto en apartados anteriores. Como dato también a resaltar en este debate decir que equipos guipuzcoanos en Nacional hay seis actualmente. El doble casi que vizcaínos, si descontamos al filial rojiblanco Pues bien, es muy posible que, de los tres que tenemos este año, desciendan dos: Baraka y Berrio. El San Ignacio se va a salvar otro año mas. Guipuzcoanos bajará probablemente el Lagun Onak.

Es muy factible que, para la temporada que viene, no haya más que dos Clubs vizcaínos en Nacional, ello pese al enorme potencial y el auge del futfem experimentado en la provincia de Bizkaia este último quinquenio. Y no será por falta de jugadoras vizcaínas de calidad para poder jugar en esa categoría superior con nivel ni mucho menos.

Y es que si las 22 jugadoras que tiene en sus filas ahora mismo el Athletic B estuviesen repartidas en esos equipos vizcaínos de Nacional o seguirían en sus Clubs de Territorial con aspiraciones de subir, - muchos con una sólida base como Bizkerre, Leioa, Ugao-, no habría, tantos problemas para mantener cómodamente 4-5 equipos vizcaínos en esa categoría casi todos los años. Un número mas que aceptable y que aseguraría una masa crítica suficiente de mas de 100 jugadoras de la provincia disputando partidos en una categoría ya exigente, preámbulo de la Superliga.

Pongamos unos ejemplos válidos de esto que digo:

- El Ugao de la 1ª Regional: este equipo anda este año con serios problemas de plantilla y aún así está a tres puntos de la cabeza de Territorial. Este Club se ha visto privado a finales de la temporada pasada de dos de sus mejores jugadoras: una cadete - Amaia- y otra de edad juvenil -Joana-, que han recalado en el filial rojiblanco para jugar. No es descabellado pensar que, con su aportación, el Ugao muy probablemente estaría ahora mismo líder de la Territorial.

Pero es que es más: su entrenador, - David- un hombre que estos 6 años se había entregado en cuerpo y alma al futbol femenino, y que había llevado a cabo una ímproba labor en esa zona de Arrigorriaga y Miravalles, ha dimitido hace un mes y medio desilusionado por no disponer de una plantilla con un número de jugadoras digamos mas "implicadas" en la práctica del futfem.

Este mismo fin de semana el Ugao de la categoría cadete-juvenil, que quedó campeón de la categoría la pasada temporada sorpendiendo a todos, ha tendio que ser retirado por el Club de la competición y sus jugadoras han tenido que pasar a reforzar el equipo de Regional. Además de la correspondiente multa, le esperan al Ugao dos años de sanción sin poder sacar otro equipo en esa categoría. No voy a hacer al Athletic culpable de esta indeseable situación del equipo de Miravalles, pero es evidente que ha contribuido con su granito de arena, llevando a esas dos jugadoras, a que se llegue a ella.

Mas ejemplos:

- El Barakaldo de Nacional: un Club que, aunque no tiene a día de hoy equipos de base, de sus desaparecidos equipos de cadete y regional han ido recalando al filial rojiblanco una pila de jugadoras a lo largo de estos 4 años. ¿Estaría pues sufriendo el Club fabril por mantenerse si seguirían en el equipo fabril jugadoras de la talla de Sandra, Jasmín, Paula, Nerea, etc?. Seguramente no.

- El San Ignacio de Nacional: aunque va actualmente muy bien clasificado y no va a tener este año problemas para mantenerse, está yendo ultimamente a competir con once jugadoras, sin cambios, y con la segunda portero jugando de central.

De ahí que ahora se entienda mejor que se haya utilizado esa expresión de "la perrita de la hortelana" para referirnos al papel que juega el Athletic femenino B en relación con los Clubs vizcaínos, en un paralelismo atroz con lo que pasa con el Bilbao Athletic y los equipos de 2ª B con aspiraciones como el Sestao y el Barakaldo, aunque sean cosmogonias diferentes en cuanto a su importancia deportiva.

Y no es en plan peyorativo por lo que se escoge ese término, sino por convencimiento tras estar estos 4 últimos años viendo fútbol femenino de base, periodo en el que se nos ha ido forjando la idea de que vivimos un espejismo en cuanto a la bonanza de nuestro futfem en Bizkaia, presunción optimista derivada del aparente auge inducido por la irrupción del Athletic femenino, pero que, a nivel de categorías superiores (Territorial y Nacional) tenemos los pies de barro aún.

Por ello, estimamos que potenciar una base de la pirámide de equipos vizcaínos mucho más ancha en Nacional, - además de conllevar una mayor motivación e ilusión en los Clubs de base-, sería mucho mas positivo para el propio Athletic de Superliga a la hora de obtener jugadoras de élite de esa situación mas fortalecida. Y el fútbol de la provincia estaría así competitivamente al nivel donde debería estar a fecha de hoy y por calidad se merece.

Tener una media de 5-6 equipos todas las temporadas en la Nacional significaría disponer de un "pool" de 100-120 jugadoras en una categoría ya importante competitivamente, donde los partidos duran el mismo tiempo que en Superliga (90 min) y en la que hay también tres colegiados arbitrando los partidos.

Dicho esto... ¿Supondría la desaparición del filial un retroceso para la formación y progresión de esas dos docenas de jugadoras jóvenes muy destacadas que ahora están con ficha en el Athletic B el hecho de estar jugando esos años en esos Clubs de origen, en la misma categoría que milita ahora el filial?.

¿Habrían progresado tanto esas cuatro jugadoras que recalaron hace 3 años del Barakaldo al filial rojiblanco si se hubiesen quedado ese tiempo en el club fabril?. Seguramente queMuy probablemente no. Pero como ya se ha comentado antes, jugar en el Athletic B a esa edad, ya sólo les reporta, - a nuestro entender de profano-, una mejoría en los conceptos tácticos grupales y en la preparación física individual, pero muy poco a nivel de técnica individual. Y todo ello por mor a que se supone que ahí, en el Athletic B, están bajo la tutela de profesionales mucho más cualificados en ambos aspectos que los que podría haber entrenando en sus Clubs de origen.

Pero ese handicap táctico y del entrenador con formación que existe entre el filial rojiblanco y el resto de Clubs de la provincia podría atemperarse bastante a través de cursos de formación continuada específicos para el futfem dirigidos a los técnicos de esos equipos vizcaínos con aspiraciones, haciendo a través de la Fundación una serie de "clinics" cada cierto tiempo para ellos y ayudándoles asimismo en otros aspectos relevantes tales como metodología de la preparación física, pautas alimenticias, soporte médico, tal y como se hace con los Clubs masculinos convenidos.

De esa forma, se beneficiarían de esa mejora en la preparación de los entrenadores de fútbol base femenino no sólo dos docenas de jugadoras escogidas como sucede ahora con el B, sino cientos y cientos de ellas.

Esa formación y ayuda "extra" proviniente de Lezama, aparte de influir muy ventajosamente en el nivel competitivo de los Clubs vizcaínos, estimularía además a sus directivos y entrenadores a seguir trabajando con mucha mas ilusión todavía de lo que ya lo hacen en sus propios equipos,... y no como pasa ahora, que se frustran viendo impotentes cómo cada año se te llevan a las dos mejores promesas que ellos mismos han pulido todos esos años iniciales, y sin apenas nada a cambio.

Además, la desaparición del filial como equipo que compite no es óbice para que no se puedan seguir juntando en Lezama cada temporada semanalmente esas dos o tres docenas de jóvenes cadetes y juveniles que mas destaquen en su equipos, para así continuar con su mejoría táctica y física, organizándoles para paliar ese déficit de no competir juntas en una Liga frecuentes amistosos. Esos partidos preparatorios se pueden disputar perfectamente en los numerosos fines de semana que hay libres en la competición de Nacional y en los meses cercanos al verano cuando se acaba o inicia la competición. Y de ahí, de ese grupo selecto, escoger cada año el Athletic un par de chavalas pero ya para jugar directamente en la propia Superliga con el Athletic.

Pongamos como ejemplo válido de lo que propugno otro caso real. En estos momentos, en la categoría cadete-juvenil hay, -o mejor dicho había-, dos equipos que concitan en sus filas casi el 70-80% de las jugadoras que integran el actual "equipo C" que va a entrenar desde diciembre un día a la semana a Lezama. Uno de esos equipos - el Ugao cadete- ha desaparecido a principios de marzo, como ya hemos reseñado mas arriba.

El otro equipo, el Pauldarrak, emergió hace sólo tres años y medio, y tiene en sus filas una decena de jugadoras cadetes-juveniles de muy buen nivel técnico y táctico, lo que hace que tenga un once titular muy poderoso y vaya actualmente líder en su categoría. En él militan varias jugadoras de la Selección de Euskadi sub-18 y alguna convocada con la Selección Nacional. Este equipo aporta al equipo denominado "C" que entrena en Larrabetzu unas 8 jugadoras mas otras dos que ya están entrenando con el propio Athletic B.

Además, sus equipos de base de infantil y alevín quedaron campeones de Euskadi y Bizkaia el año pasado, y en el actual Infantil cuentan también con varias jugadoras que forman parte de la Selección provincial y de Euskadi, por lo que este Club fabril tiene perfectamente asegurado su futuro a medio plazo y su expansión hacia arriba de una forma gradual y planificada.

¿No sería mucho mejor, y más lógico, ayudar a este naciente equipo a que "crezca" en todos los aspectos y logre en tres cuatro años el ascenso a Nacional en vez de ir esquilmándole cada temporada dos o tres chavalas para abastecer al filial rojiblanco y poniendo así también en peligro su crecimiento?.

¿Van a trabajar los responsables de dicho Club – técnicos y directivos-, o de cualquier otro en similar texitura, con la misma ilusión, interés y dedicación que lo hacen a día de hoy, si observan cómo el Athletic les desmantela gradualmente el bloque que, con mucho sacrificio personal, estos 4 años han ido formando desde la base y se les impide así alcanzar, en un tiempo corto, metas deportivas mas altas que les gratifiquen de su esfuerzo?. ¿Acabará el Pauldarrak como está siendo el caso del Ugao?.

Finalmente, y lo más importante, con ese dinero que nos ahorraríamos de la desaparición del filial rojiblanco (varios millones de pesetas), podríamos ahora, retomando esa idea de Txabo de las 5 sedes en Bizkaia distribuidas estratégicamente, atender a las importantes también necesidades de mejora técnica individual de las alevines e infantiles de la provincia que muestren mas aptitudes para la práctica del fútbol, atendiendo a su formación con entrenadores perfectamente cualificados.

Si cada semana se juntase en esas sedes a pongamos unas 15 chavalas de edades alevines e infantiles con uno o dos técnicos por sede, tendríamos perfeccionando un día a la semana cada temporada a 75 crías con posibilidades de llegar arriba. Y aunque apenas llegase dos o tres cada año, eso beneficiría enormemente a numerosos equipos de la provincia que apuestan por la base, haciendo un plus de esfuerzo.

Entendemos es un grave error desatender totalmente la formación de chavalas en esas edades iniciales como estamos haciendo actualmente, ya que es en esa edad temprana, cuando más pueden motivarse y aprender en ese tipo de cuestiones individuales de tecnificación individual, y no en épocas ya de cadetes o juveniles. Resulta paradójico que la Fundación Athletic donde mas invierta en el masculino sea en la tecnificación de alevines e infantiles y descarte ya la categoría cadete y en el femenino gastemos todos los recursos en la mejora de chavalas mucho mas adultas en edades incluso juveniles.

Tampoco debemos olvidarnos en este debate sobre la cantera del papel relevante que también tiene que jugar a esas edades del desarrollo, en la promoción del fútbol escolar especialmente, la propia Federación Vizcaína y la Diputación con sus concentraciones periódicas, impulsando a la par a las selecciones provinciales de todas las categorías: alevines, infantiles, cadetes-juveniles y senior.


Queda un último escollo que puede poner en solfa esta propuesta. Que la Federación Española obligue impepinablemente a tener un filial. Entonces optaríamos por tener un Athletic B con sólo jugadoras cadetes de 1º y 2º año, y compitiendo mejor en en categoría cadete-juvenil que en Nacional, para evitar así los gastos de los desplazamientos. Y esas jugadoras, al año siguiente, ser reemplazadas por otras nuevas, de tal forma que las chavalas tan sólo estén una o dos temporadas formandose en el filial rojiblanco, y no la friolera de 4 o 5 años, como están muchas de ellas y que, al final, acaban algunas dejando el fútbol decepcionadas tras tanto tiempo de sacrificio sin la recompensa de alcanzar a jugar en Superliga.

De esta forma se minimizaría el daño que se haría a los equipos de base, ya que las chavalas, tras un año o dos de formación, regresarían a sus Clubs de origen, en edad juvenil de primer año y no se cercenaría esa ilusión por alcanzar cotas deportivas mas altas.

Pero tampoco debemos caer en eso mismo que hemos criticado al principio de esta entrada: la confusión. Y resulta evidente que esto que aquí se propone, la desaparición del B - o su remodelación- no se puede implementar de la noche a la mañana, sino gradualmente. Sería un gravísimo error hacerlo.

En primer lugar, por respeto a las actuales chavalas que integran ahora mismo el plantel del Athletic B, y que no debemos cercenarles esa ilusión tremenda que tienen de jugar en él y de ascender al primer equipo desde ahí.

Y en segundo lugar, porque hay que ir dando tiempo para que se vayan instalando mas equipos vizcaínos en Nacional. Por lo que se debería dar un plazo mínimo de 3 años para ponerlo gradualmente en práctica de forma completa, reduciendo en estos años la incorporación a este equipo filial a tan sólo una o dos jugadoras cadetes que deberían provenir prioritariamente de equipos de futbol base que no sean de ese grupo de Clubs con aspiraciones a ascender, sino que estén jugando en Clubs vizcaínos en los que, de seguir jugando en él, por su escaso nivel competitivo e infraestructura, puede ser contraproducente para la progresión de esas chavalas.

Paralelamente se debería intentar desde el Club que aquellas jugadores que se vayan descartando del Athletic de Superliga y del Athletic B estos años, al final de cada temporada, no abandonen el fútbol y vayan a integrar las plantillas de esos equipos vizcaínos con aspiraciones y vinculados al Athletic, para así ir tejiendo poco a poco un entramado sólido de equipos punteros y competitivos en Nacional.

6.- Conclusión:

El camino a nuestro modesto entender está claro: ayudar desde el Athletic a esos Clubs federados de Bizkaia con aspiraciones a competir en Nacional, en una simbiosis lo mas perfecta posible. Y especialmente volcarse con aquellos Clubs que tienen montada una cadena de fútbol base concatenada, con una estructura piramidal de abajo a arriba, con varios equipos desde alevines e infantiles hasta cadete-juvenil o regional, para nutrir a su equipo senior.

Potenciemos deportivamente y mimemos a esos Clubs ejemplares como son el Leioa, Bizkerre, Berrio, Erandio, Ugao, etc, cunas del actual Athletic femenino, y que llevan trabajando desde hace muchos años duramente por desarrollar el futbol femenino en Bizkaia... sin olvidarme de otros de la Territorial como La Merced, Peña Athletic, Ugeraga, Adiskideak, Elorrio, etc, que si no tienen tantos equipos de base como los citados en primer lugar es quizás por falta de medios y jugadoras...

Así mismo se debe apoyar firmemente a otros Clubs más bisoños que vienen emergiendo desde abajo y que han apostado muy fuerte por el futfem, como son el Deusto, Pauldarrak, Plentzia, Mungia, etc,... que con su aparición han aumentado el espectro de lugares de Bizkaia donde las chavalas pueden tener, por fin, un equipo para jugar al fútbol con unas mínimas condiciones y sin desplazarse excesivamente...

Es muy natural que el pez grande se coma al chico. Es la Ley del fútbol, dicen algunos,...

Pero debemos tener muy presente que limitarse, como hasta ahora, a hacer de "tiburón" en los caladeros naturales de la provincia, sin ningún miramiento, puede conducir a unas consecuencias "ecológicas" desastrosas a medio-largo plazo en ese débil ecosistema que es el futfem vizcaíno y a acabar, en algunos Clubs, como la anchoa en el Cantábrico,... despareciendo...

"Pezqueñinas" NO, gracias...

36 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pistongorri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cincinato dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pistongorri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rote dijo...

Me veo incapaz de hacer una réplica en condiciones, a lo mejor otro día. Básicamente estoy totalmente en desacuerdo en la posibilidad de desaparición del B, es más daría luz verde al C en cadete juvenil. El porqué como ya hedicho será otro día

Pistongorri dijo...

rote dicit:

"El por qué como ya he dicho será otro día".

Será todo un placer leerla, ya que como he dicho, se trata primordialmente de abrir, por primera vez creo, un debate serio sobre la cantera del femenino, que es para el Athletic de Superliga tan importante y crucial como para el Athletic masculino...

Cincinato dijo...

Mi muy estimado socio Sir Piston de los Gorris:

He hecho una segunda y sosegada lectura de su introducción a un prontuario resumido sobre una aproximación al fútbol femenino de cantera.

Comprenderá vuecelencia que a estas horas, tras diigerir una copiosa comida de negocios, media botella de Viña Alberdi del 2001 y un pacharán, no estoy en el momento más lúcido de mi vida.

Aún así me tomo la libertad de referirme brevemente a algunos aspectos de su escueto estudio.

Habla usted de una desproporcionada ratio de 20/1 entre chicas y chicos que se encuentran en la cantera de Lezama.

Para juzgar si esa aparente desproporción debe indignarme o no, le agradecería que me comentara si en su docta y autorizada opinión esa ratio es inferior o no a la de practicantes totales de fútbol entre ambos sexos. Solo así sabremos si ese desquilibrio es digno de crítica o simplemente es un mero retrato de la realidad.

Claro que eso tiene una segunda cara. Algunos pensamos que el Athletic es un agujero negro en relación con el futbol vizcaino masculino. Y yo me pregunto: si para un número X de chicos jugando a fútbol en Vizcaya el nº de jugadores de Lezama es desproporcionado ¿el nº de jugadoras del A y el B es proporcionalmente mayor o menor en relación a su número de practicantes? Me temo que la respuesta es que un solo equipo filial, en el mundillo femenino, es mucho más esquilmador que toda la estructura de infantiles, alevines, cadetes y juveniles del masculino.

Y encima Iñigo, que tiene sin jugar a suplentes contrastadas del A, no tiene bastante con el B y hasta quiere un C ...

Sin embargo no todo está tan claro.

El famoso teórico del futfem, Francisco von Piston und Roten, abogó en cierta ocasión por fichar a las mejores jugadoras vascas de la Superliga que no juegan en el Athletic (Maider Castillo, Ane Bergara, Guru ...) y construir un potente equipo capaz de llegar lejos en las competiciones europeas.

La pregunta es si semejante paquebote no resultaría desproporcionado si entre él y las traineras de las zona no hubiera al menos un remolcador (el denostado B)

Finalmente quiero manifestar mi perplejidad por lo que he interpretado como un cierto desprecio hacia las jugadoras del femenino que en juveniles no le sepan dar decentemente con "la tonta"

¿Está usted seguro, mi querido y admirado socio, de que todos nuestros bien pagados profesionales del masculino pasarían el filtro de esa prueba?

Pistongorri dijo...

El prócer dicit:

fichar a las mejores jugadoras vascas de la Superliga que no juegan en el Athletic (Maider Castillo, Ane Bergara, Guru ...) y construir un potente equipo capaz de llegar lejos en las competiciones europeas.


No es incompatible con lo que propongo... pero creo recordar que esa propuesta iba ligada a una previa profesionalización del femenino y casi a duplicar su actual presupuesto...

Sobre lo de la proporción 20/1 ya he comentado en la entrada que "entendía, por varios motivos, que no se empleen las mismos cantidades para el futbol masculino de base que para el femenino. En primer lugar, tan sólo por una mera cuestión de número de practicantes."

Y mas o menos esa ratio 20/1 será también la que haya ahora en relación al nº de practicantes...

Mariosila80 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pistongorri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariosila80 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pistongorri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

inmobiliario en Valencia

Ya decía yo que el portatil tardaba en cargar la página....
Me lo leere tranquilo durante las seis horas de viaje de vuelta. Creo que tendre el tiempo justo

Yo soy contrario al C, como soy contrario a cualquier equipo rojiblanco masculino en categoria regional. Al final cunta con una superioridad (medios, infraestructuras) superior a unos rivales a los que además ha debilitado él mismo y deja la competición muy coja.

Del B si no es posible su desaparición (algo que antes no compartia, pero que con el paso del tiempo veo más factible) abogo por su reconversión y que sean las candidatas del C las que entren en una categoria distinta a la que pueden optar con cualquier otro equipo

Menos mal que las fotos lo hacen algo más ameno...aunque juraria que algunas ya las he visto antes

Pistongorri dijo...

Anonimo Ikergarcia dicit:

"Menos mal que las fotos lo hacen algo más ameno...aunque juraria que algunas ya las he visto antes"

Como que "algunas" son tuyas aunque yo sea el "progenitor" de "alguna"... jajaja

Tómtelo a la vuelta como si fuera un sudoku gigante...

Rote dijo...

Voy a decir el porqué de mi opinión contraria a la desaparición del B después de varios días de salir el post por lo que no se si será seguido por alguien.
En primer lugar, porque en cualquier momento se puede echar mano de las jugadores si son necesarias para el primer equipo.
El seguimiento por parte de los rectores del equipo es mucho más continuado.
La tecnificación de las jugadoras es mucho más incisiva.
La calidad de los entrenamientos es mucho mayor.
La cantidad de entrenamientos es mayor y eso unido a la asistencia a los mismos que en el resto de los equipos por desgracia deja mucho que desear, al cabo del año han trabajado bastante más que si estuviesen desperdigadas por el resto de equipos.
Los entrenadores y preparadores, están por encima de la media de lo que hay en el ff, con lo que conlleva de mejora para las jugadoras.
Y para finalizar un tema fundamental, la disciplina.
Por desgracia en la mayoría de equipos vizcainos una vez comenzada la temporada es rara la vez en que este todo el equipo entrenando y en muchos casos con suspensión de entrenamientos por falta de jugadoras, eso con el B no pasa, es raro que haya una falta a un entrenamiento que no sea por lesión.
Con todo ello la progresión es mucho mayor que si no existiese este equipo y lo mismo lo aplicaría a un hipotético equipo C en cadete-juvenil.

Pistongorri dijo...

Acabo de leer tu comentario Rote, y gracias por participar...

Básicamente estoy de acuerdo en que esas que enumeras son las principales ventajas de tener un equipo B.

Ya se reconocía en mi entrada que las 4-5 jugadoras del Baraka que recalaron del Club fabril hace 3 años no habrían progresado tanto si se hubiesen quedado en ese equipo.

Ahora bien ¿compensa esa situación a costa de debilitar muchos "las gallinas" (clubs) que generan "esos huevos" (jugadoras) por obtener al final uno magnífico de oro cada uno dos años?.

Yo creo que hay que intentar lograr un mayor equilibrio que el que existe actualmente, de tal forma que no descuidemos o menoscabemos en demasía que las jugadoras con posibilidades se formen, ni que nos olvidemos de que los equipos en donde juegan se resienten mucho en sus aspiraciones si se las llevan al filial, y además el desánimo puede acabar cundiendo a la larga en sus directivos y entrenadores.

Si a las mismas jugadoras del Athletic B, y que ahora conforman un equipo para competir, las tienes jugando en sus respectivos Clubs de origen, - utópicamente la mayoría militando en Nacional y entrenadas por gente competente-, y las tecnificas en Lezama una vez, o incluso dos, por semana y disputas amistosos en los numerosos impases que tiene el calendario de Nacional y Regional, no creo que se resienta, al final, tanto su formación en cuanto a nº y calidad de los entrenamientos, seguimiento de los técnicos, tecnificación individual, etc...

Que la tecnificación en vez de ser un 10, como en el filial ahora, es así de un 8,5, pues yo creo que ni ese 10 vaya a convertir al final de la formación a nadie mediocre en una estrella, ni al revés, que ninguna posible crack no acabe eclosionando en su Club y llegando arriba por someterle a esa menor tecnificación de 8,5...

Y por contra, sin filial, amplías el nº de jugadoras y clubs vizcaínos compitiendo en una categoría fuerte, lo que va a generar un mayor espectro donde escoger lo mas granado... Es más, creo que de esta forma se saldrían mas jugadoras válidas para Superliga incluso...

En esa disyuntiva, me decanto pues por potenciar mas a los Clubs vizcaínos desde el Athletic, con mas medios, formando a sus entrenadores, etc, y tecnificar también a las jugadoras en edades tempranas, alevines e infantiles.

Apuesto mas por alimentar y cuidar mejor a las gallinas mas ponedoras sin descuidar nunca una correcta - que no perfecta- incubación de los posibles huevos de oro...

Rote dijo...

Buenas Pistongorri, básicamente estamos de acuerdo en el fondo pero no en la forma.
Yo entiendo que un equipo bien estructurado debe de disponer de sus propios recursos sin estar pendiente de la buena voluntad semanal de otros.
Al cabo de una temporada la diferencia de horas en cantidad y calidad en un sitio u otro es grande y pienso que repercute en la enseñanza de las jugadoras, desde luego más de lo que tú crees.
Por otro lado, vuelvo a destacar una cosa de la que se carece en la mayoría de equipos femeninos: Disciplina, disciplina a la hora de ir a entrenar, disciplina a la hora de comer, disciplina a la hora de cuidarse, disciplina a la hora de retirarse.....
Hagamos un repaso por la superliga y algunos equipos de nacional y comprobemos las estructuras de los otros equipos.
Espanyol: equipo A, B y C, un cadete y dos infantiles.(6 equipos)
Barcelona:(en Nacional) A, B y C y futbol 7.(4 equipos)
L'Startit: A, B y C y Futbol 7. (4 equipos)
Levante:A en superliga, B en nacional, C en 1ª provincial y D en 2ª provincial y 4 equipos en futbol base.(8 equipos)
Colegio Alemán: A, B, C y futbol 7.(4 equipos)
Sporting de Huelva: A y B.(2 equipos)
Rayo Vallecano: A y B. (2 equipos)
Atletico feminas: A en superliga, B en Nacional, C en territorial,D y E en cadetes, F y G en infantil, 1 equipo alevin y otro benjamin.(9 equipos)Toda la estructura montada.
Pozuelo: (Nacional) A, B, sub16 y sub13. (4 equipos)
Oviedo Moderno:A, B en nacional, C en Regional, 1 infantil y 1 futbol 7. (5 equipos).
Sevilla_Hispalis: A, B en nacional, C en provincial y 1 en futbol 7. (4 equipos)
Torrejón: A en superliga, B en nacional, C, D, E y F en diversas categorías de base. (6 equipos).
Prainsa Zaragoza: no se
Real sociedad: No tiene nada por debajo.
Puebla: que sepa tampoco.
Que cada uno haga la lectura que quiera.
Está claro que si quiere seguir craciendo hay que tener una estructura clara de club, lo demás son parches.
Saludos

Pistongorri dijo...

Rote dicit:

"Yo entiendo que un equipo bien estructurado debe de disponer de sus propios recursos sin estar pendiente de la buena voluntad semanal de otros."

Dicho así, sin conocer la procedencia de las jugadoras del filial rojiblanco, yo mismo firmaría esa frase.

Pero la realidad nos dice que el Athletic B, y por ende el de Superliga al ser un club con unas limitaciones en cuanto a fichajes y depender de EH, por sí solo, como ente aislado, no podría subsistir mas que a duras penas sin la existencia de un fútbol de base fuerte en Bizkaia.

Entonces, está claro que sí depende de la "buena voluntad", digamos mejor estructuración de los Clubs vizcaínos que le surten y donde él "esquilma".

Por lo tanto, estimo debería preocuparle, y muy mucho, la situación y el ecosistema de ese banco de pesca suyo natural y no desentenderse de él, limitándose a pescar y pescar en junio a las mas pezqueñinas, tal y como hace hasta ahora...

Expones profusamente, como está montada la estructura de cantera en muchos equipos de Superliga. Y está claro que es así; ya lo reconocía yo en mi entrada, que la mayoría apuestan por una cadena de filiales.

Bien. ¿Y qué?. ¿Garantiza eso el producto final acaso?. Ayer venía un artículo en Cantera Deportiva muy interesante detallando los jugadores del Athletic que han pasado por toda esa cadena de filiales, desde alevín hasta el primer equipo, en estos últimos 10 años (haré una entrada sobre este asunto mañana en el Ambigú). Creo que el total eran 3, y me parece que sólo Llorente, traido de Rincón de Soto en infantil, ha jugado mas de 10 partidos con el primer equipo.

Un resultado pobrísimo, como podrás comprobar.

Pero es que es más...

¿Por qué cadena de filiales pasaron antes de jugar en Superliga las Tzibi, Arrate, Iraia, Eba, Onaindía, Irune, Zuriñe, Amaia, Capa, Vanessa, Itzi y Eli Ibarra?...

¿Cómo es que han podido estar en la élite del fútbol femenino tantos años y llegar incluso a ser internacionales sin ese montaje concatenado tan perfecto?...

¿Dónde aprendieron todas ellas a jugar al fútbol con ese nivel?. Que yo sepa en los humildes Sondika, Leioa, Añorga, etc...

Pero es más...

¿Ha logrado recambios claros a algunas de ellas ya veteranas el Athletic B tras 5 años de existencia?... Está claro que no.

Incidía en la entrada inicial en el escaso nº de jugadoras que, tras pasarse años en el filial, han llegado al primer equipo y el poco peso específico que tienen además, para mas inri, en su juego: Zárate, Joana, Andere...

¿Acaso Nekane, la gran promesa, proviene de un Club, el Mariño, que tenía toda una parafenarlia montada en la base?.

¿Y María Padilla y Sandra, que ya han debutado?. ¿Dónde se han forjado hasta ahora?.

Extrapolandolo al masculino, Rote, como ya me habrás leido en otras entradas, siempre he sido muy crítico con la existencia de filales en Lezama con nombre Athletic...

Si te fijas, desde que existe Lezama, salvo Guerrero, Andrinua, Del Horno, Salinas, Alkorta y alguno mas, casi ninguno ha llegado a ser internacional mas de 5 partidos...

Sin embargo, cuando no existía este montaje de filiales, salían jugadores vizcainos de calidad como champiñones: Rojo, Uriarte, Clemente, Dani, Sarabia, Goiko, casi el doble en tan sólo la mitad de tiempo,... por no hablar de los de fuera de la provincia, Iribar, De Andrés, Argote, etc,... y todos provinientes de Clubs de pueblo modestos y forjados en ellos hasta juveniles o aún hasta mas tarde, como Dani y Sarabia.

Finalizas tu comentario con esta frase:

"Está claro que si quiere seguir creciendo hay que tener una estructura clara de club, lo demás son parches."

... frase que yo también suscribiría íntegra, como la primera, sino fuera por que a "Club" le falta una "s" al final para ser plural...

Un placer, Rote...

A ver si se anima a entrar Cincinato, nowanda e ikergarcia, para tener una visión mas plural del asunto...

Les comentaré que el tema de la perrita sigue "coleando"...

Rote dijo...

En fin,que quede claro que no pretendo convencerte de nada.
La estructura de los equipos femeninos de Bizkaia no existe, por lo que malamente se puede fortalecer, si algo existe en estos momentos es gracias a la aparición del Athletic.
Tenga o no tenga el B, tal como está montado el sistema el Athletic debe de fichar de clubes bizkainos.
¿Que ficha a las mejores para el B? Lógico,los huecos que dejan esas jugadoras los ocupan otras que si no se hubiesen marchado de sus respectivos equipos, hubiesen cerrado el paso a las nuevas incorporaciones.
Las estructuras de la mayoría de los equipos femeninos bizkainos incluido el Athletic están supeditadas a los masculinos, por lo que ya sabemos lo que conlleva.
Vuelvo a repetir creo que por tercera vez, fundamental: Disciplina.
En los equipos femeninos bizkainos en general, existe una disciplina bastante relajada para los entrenamientos, alimentación, retirada nocturna etc.
El tener una cadena de filiales nadie dice que asegure nada, simplemente tienes un control total de lo que acontece con las jugadoras y cuanto más jóvenes se puedan moldear para un equipo mejor.
No pretendo nada con la enumeración de las canteras de los equipos, como ya digo que cada uno haga la lectura que quiera.
Yo lo tengo claro, pienso que se debe formar la pirámide y cuanto más jóvenes mejor.Unas subirán hasta el primer equipo otras bajarán en otra estación y surtirán otros equipos de la zona
Tú crees lo contrario pues maravilloso. Lo importante es que se hable de ello porque me parece a mí que aparte de bolillas, felicitaciones, puntuaciones y bobadas varias poco se habla ya.

Cincinato dijo...

Piston: sabes que a mí escribir me gusta más que a un tonto una tiza.

Así que no cuesta demasiado animarme.

Otra cosa es que diga algo que valga la pena. Me conmociona que me pongas a la par de expertos en futfem de la talla de Rote, Nowanda e Iker. Yo soy solo un diletante, un aficionado que cuando puede se escapa a ver a las neskas por lo que tienen de romanticismo, cualidad de la que hablan las viejas cronicas zurigorris y que cada día es más difícil de que ver en el futbol masculino.

Encima, aunque si a base de ver partidos igual a veces hasta se me escapa algo coherente sobre las neskas -a las que aprovecho para mandar un beso- de fútbol base estoy pez.

Pero admitido esto, permitidme Rote y tú la osadía de opinar.

A priori, te doy la razón. Más que nada por analogía con el masculino. Efectivamente, hay una gran desproporción entre lo que invertimos en infraestructura y lo que sale. Cuando soy de los que dice que hay que aligerar Lezama en cuanto a chicos, no sería muy coherente si quisiera engordar Lezama en cuanto a neskatxos.

Eso, aunque me lleva a descartar el C, me deja empero alguna duda en cuanto al B. Un mínimo tal vez haya que tener entre los demás equipos y el Athletic. Pero esa duda tiende a despejarse tras leeros a Rote y a tí. Y es que me pesa tu argumento de que ese B es una amenaza para la supervivencia de los caladeros rojiblancos, asunto en el que me fio de tu criterio y no porque seamos colegas, sino porque me consta la increible cantidad de partidos de futfem de plata, bronce, estaño y hasta hojalata que ves cada semana.

Pero Rote también sabe argumentar. Y habla de tecnificación. Y seguramente tiene razón, pero cada vez que oigo esos palabros me acuerdo del masculino, donde a mayor complejidad terminológica, menor resultado efectivo. Y es que yo me he acabado convenciendo de que hay algo tan importante o no como la técnica y que no se adquiere con clases o entrenamientos, sino que se forma con la vida. Me refiero al carácter.

Piston ha hablado de las grandes jugadoras que formaban el armazón del equipo de las tres primeras superligas.

En Bilbao se dice que nos conocemos todos. Igual todos no, pero yo tengo amigos que me han contado algo que es real, que no es una leyenda urbana.

Por ellos sé de primera mano que una de esas jugadoras, que no fue internacional porque no quiso y que ha sido una de las jugadoras más completas y carismáticas del futfem, y como ella otras, iban por los polígonos de Sondika y Asúa (donde trabajaban algunos de esos amigos) antes de la fundación del Athletic femenino, aporreando puertas de empresas, echándole cara a la vida y pidiendo ayudas para que sus modestos equipos de entonces pudieran sobrevivir. Y además entrenaban, jugaban y alguna, como la susodicha, hasta se sacaba una carrera.

¿Se aprende eso en una U.T. (Unidad de Tecnificación)? Me temo que no. Y yo, que no sé de fútbol, me atrevo a asegurar que eso, aunque a priori no tenga que ver con el fútbol, luego se tiene que notar en el campo.

Por contra Rote dice que si no es en el Athletic B o C, no habría disciplina ni entrenamientos.

Pues no puedo evitar comparar a unas jugadoras, que entrenaban pese a todas las dificultades, con estas otras, que parece que solo entrenan si todo va cuesta abajo, y no puedo evitar pensar, desde mi simpleza, que por mucho que las tecnifiquen, no les llegaran a aquellas ni a la altura de la espinillera.

Así que no. No a los filiales que crean jugadoras mimadas. Sí a los equipos de base que crean jugadoras con vocación y capacidad de sacrificio; que cuando lleguen a vestir la zurigorri, literalmente, no se lo crean.

Y sobre la utilidad de un B al que echar mano inmediatamente, es un buen argumento, amigo Rote. Pero no con este entrenador, que, haga bien o mal qu een eso no me quiero meter, de una plantilla de 18 jugadoras le sobrarían 2 para hacer todas las alineaciones.

Pistongorri dijo...

Rote dicit:

"Tú crees lo contrario, pues maravilloso. Lo importante es que se hable de ello porque me parece a mí que aparte de bolillas, felicitaciones, puntuaciones y bobadas varias poco se habla ya."

Ese ha sido el principal objetivo de esta entrada como ya dije al principio... abrir el melón del debate de cantera, si ningún animo dogmático...

Tan sólo por leeros a tí y al Cónsul, y ver que que logrado que mi amigo Iker haya salido unos minutos de "la madriguera", me ha merecido la pena el esfuerzo...

P.S.: espero que la brujilla nowanda aparezca algún día para poner los puntos sobre las íes con esa chispilla que tiene, e Iker nos deleite con otro comentario irónico. De ahí que haya subido la entrada al escaparate del local...

Anónimo dijo...

Complicado asunto.

Por un lado, las pretensiones de un club por fortalecerse y potenciar su estructura de base. me parece lícito, pero veo un problema: es necesario ampliar el número de equipos y, por extensión de jugadoras, para conseguirlo. Si repasamos los años de historia del club rojiblanco, muy pocas proceden del segundo equipo e incluso algunas se han curtido en equipos de nacional y superliga. Además, la calidad por la que destacan no se ha conseguido en el club rojiblanco, por tanto podrían seguir progresando en otro club.

Por otra parte nos encontramos los clubes de Regional. Suministradores de las futuras jugadoras del Athletic. Las forman (y antes que ellos los centros escolares) y, además de perder un potencial de su equipo, no tienen ninguna recompensa por ello. Es más, incluso puede llegarse al caso que desaparezca el equipo. Pero tan cierto como es eso lo es que muchos de esos clubes pasan 'olimpicamente' del equipo femenino con el que cuentan, por lo que no tienen ni la seriedad ni los medios necesarios. Incluso deben ser padres y familiares los que se hagan cargo de ellos ante la desidia de algunos de esos clubes.

Hablando de disciplina, supongo que ese habra sido el principal motivo por el que un número de jugadoras, ceo que mayor al que han subido al primer equipo, ha dejado el futbol tras su paso por el filial rojiblanco. Ya sea porque donde recalarían no tendría tanta disciplina o porque estaban cansadas de tenerla. AL fin y al cabo, la sociedad ha cambiado.
Que nadie se espere el retorno de una camada de jugadoras como las que formaban los equipos importantes de Bizkaia hace 10-15 años. Jugadoras comprometidas con su club, más o menos fieles a los horarios. Jugadoras que hacian lo imposible por poder practicar su deporte; capaces de viajar cada entrenamiento desde su barrio de la Margen izquierda a otro pueblo de la Margen Derecha, de jugar en equipos mixtos. Antes todo eran dificultades y se sobreponían a ellas, ahora es al reves si no estas a gusto en un equipo te vas a otro y contigo varias compañeras. Quizás el hecho de que haya tantos equipos facilita este hecho, y además a comodarte a sus horarios de entrenamiento.

-anonimo constructor-

Pistongorri dijo...

Anónimo constructor dicit:

"Que nadie se espere el retorno de una camada de jugadoras como las que formaban los equipos importantes de Bizkaia hace 10-15 años. Jugadoras comprometidas con su club, más o menos fieles a los horarios. Jugadoras que hacian lo imposible por poder practicar su deporte; capaces de viajar cada entrenamiento desde su barrio de la Margen izquierda a otro pueblo de la Margen Derecha, de jugar en equipos mixtos. Antes todo eran dificultades y se sobreponían a ellas, ahora es al reves.."

Es de todo punto lógico que carrozas cercanos al medio siglo como rote, Cinci o yo seamos defensores de la idea de que: "cualquier tiempo pasado fue mejor"...

!Pero tú, Iker, chiquillo, con 31 tacos, que también seas seguidor de Jorge Manrique eso sí que es preocupante!...

Rote dijo...

Muy buenas Cincinato.
Creo que ninguno somos expertos en nada sino que somos simples divagadores que nos divertimos opinando y generalmente de cosas que realmente sabemos poco, pero que opinamos como si supieramos mucho.
Lezama no se puede engordar más con chicas, ya que no hay posibilidad material de espacio ni horario.
Simplemente opino que un club como el Athletic tiene que tener su propia cantera de jugadoras al nivel de los equipos más importantes, si no estaremos siempre en desventaja.
Otro día me comentas el porqué alijerar de chicos Lezama y en qué estudios te basas.
En ese aspecto me hace gracia que ahora la cantera de Tajonar y la del Espanyol son la pera limonera y básicamente siguen el mismo funcionamiento que la del Athletic.
Dices que el B es una amenaza, basándote en los conocimientos de una persona que ve partidos de todas las categorías. Me parece muy bien aunque bastante simple.
Cuando citas el carácter, no te entiendo, quieres decir que las actuales jugadoras no lo tienen, que antes sí lo tenían, que si hay un b no lo van a tener, que se forja el carácter en los equipos regionales y en el B no,o qué. Porque caracter habrá jugadoras que lo tengan y otras que no, estén o no en Lezama.
Me da la impresión que se te ha parado el reloj. Comentas una leyenda urbana (que no es leyenda, sino realidad)una persona a quien conozco bien y a la que tengo un gran respeto y qué. Lo que ella hizo y trabajó en ese momento fue para que en la actualidad se viva en otra situación y la situación del ff mejorase. Malo sería tener que volver a 20 años para atrás en el ff, será que no se ha avanzado nada.
Qué crees que hacen actualmente las jugadoras? Pues te lo digo, entrenar, jugar, unas trabajar y otras intentar sacar una carrera, que otras ya la tienen terminada o crees que se dedican a esto en exclusiva?. Y aparte de su club con las selecciones respectivas, tanto vascas como del estado y además aprueban.
Tampoco voy a hacer un croquis de quienes estudian o no, pero en la última revista de la UPV te viene las jugadoras del primer equipo que están estudiando en dicha universidad, hay otras que están en Deusto y otras están trabajando y entrenan y juegan.
Ya avisas que hablas desde la más completa ignorancia y la verdad es que me decepcionas, porque siempre he seguido con interés tus escritos, pero desde luego en este tema demuestras la ignorancia más total.
En qué te basas para decir que el filial crea jugadoras mimadas. Está claro que para hacer esta afirmación hay que tener una constatación de ese hecho ¿la tienes?
En ningún momento digo que fuera del Athletic no hay disciplina ni se entrena, no se lo que has podido entender. Simplemente digo, y el conocedor de estos casos lo sabe es que cuando empieza el frío, empiezan las faltas a los entrenamientos de jugadoras menos implicadas y las que se implican se encuentran con que están 6 ó 7 y por lo tanto se refleja en los entrenamientos . Y si además del frío coincide con exámenes ni te cuento.
¿entrenan cuesta abajo? Qué poco conoces....
En cuanto al tema del entrenador... te dejo con tu cruzada.
Siento mi estilo atropellado de escribir, espero que se me entienda.

Por cierto Piston en un post comentas algo de esquilmar al futbol bizkaino. Al principio de temporadada entraron 4 jugadoras al B de equipos bizkainos y salieron otras 4 también a equipos bizkainos.

Pistongorri dijo...

Rote dicit:

2Por cierto Piston en un post comentas algo de esquilmar al futbol bizkaino. Al principio de temporadada entraron 4 jugadoras al B de equipos bizkainos y salieron otras 4 también a equipos bizkainos."

Razón llevas, pero yo, cuando hablaba de esquilmar, me refería mas bien al daño que le hacen a un Club con aspiraciones el quitarles un par de jugadoras un año...

Y si no me equivoco esa 4 jugadoras que han abandonado la disciplina del Athletic B no han recalado en su Club de origen, casi todas han ido al Sani, precisamente otro Club que vive de "la pesca" ya que no tiene filiales (bueno, ahora creo que han llegado este año a un acuerdo con el Basauritarrak tras comenzar la temporada)...

Pero cierto es que si consideramos el fufem vizcaino como un compartimento único, tu apostilla a mi comentario es muy cierta. ahora bien, Iker también apuntaba lo siguiente en relación este asunto:

Iker dicit:

"Hablando de disciplina, supongo que ese habra sido el principal motivo por el que un número de jugadoras, creo que mayor al que han subido al primer equipo, ha dejado el futbol tras su paso por el filial rojiblanco."

En cuanto, a tu frase:

"Siento mi estilo atropellado de escribir, espero que se me entienda."...

Estate tranquilo Rote que se te entiende a la perfección... y, además, manejando muy buenos argumentos...

Cincinato dijo...

Rote, que de esto no sé mucho ya lo había advertido.

De que además no me explico, me he dado cuenta al leerte.

Que un filial genere necesariamente jugadoras mimadas, o que alguna del actual lo sea, es algo que no me pasa por la cabeza.

Por lo tanto, no necesito tener la constatación que pides, ya que simplemente no es eso lo que pienso.

Lo que quería decir es que sí realmente fuera cierto (condicional) que la única forma de que ciertas chicas vayan a los entrenamientos y sigan unos hábitos de disciplina es encuadrarlas en el Athletic (alguna constatación tendrá el que ha dicho esto para así asegurarlo); si eso fuera cierto, digo, entonces el contraste con las jugadoras que yo mencionaba, y las que tú mencionas es muy fuerte.

A eso me refería Rote. Ni añoro -aunque las admire por ello- las penurias que tuvieron que afrontar Nerea y cía (no veo por qué seguir ocultando el nombre si todos sabemos de quien hablamos) ni creo que ninguna jugadora actual del A o el B no tenga una vocación asimismo admirable que les haga afrontar la dureza de compatibilizar deporte con estudios y/o trabajo. Me consta que muchas la tienen y eso es lo que más me atrae del futfem.

Pero yo, Rote, no hablaba de ninguna jugadora de carne y hueso, sino de una teórica jugadora que no estrena ni se cuida sino es bajo la égida del Athletic. Jugadora, que (a no ser que además de no saber del tema ni saber explicarme, encima no sepa leer), es una figura que era nueva para mí hasta que tú la has sacado a la palestra. Y es de esa hipotética jugadora de la que digo que, por mucho que la "tecnifiquemos", en mi opinión, nunca se acercara a las jugadoras pasadas y presentes del Athletic A y B que demuestran día a día una capacidad de esfuerzo encomiable.

Espero haberlo aclarado y que, unas veces de acuerdo y otras discrepando, podamos seguir debatiendo amigablemente de este tema que a ambos nos apasiona, aunque sea desde grados distintos de implicación y conocimiento, que reconozco mayores que los míos en el caso de Nowanda, de Iker, de Piston, y de tí mismo.

Un cordial saludo, Rote.

Y un beso a neskas y neskatxos, a las que NUNCA he pretendido, con mi entrada anterior, poner en tela de juicio.

P.S. Solo una cosita más, que aunque reconozco mis errores, también tengo un puntillo de amor propio: ¿son imaginaciones mías, o los seguidores del futfem tenemos el umbral de la susceptibilidad un poco más alto de lo normal? Dicho de otra forma, ¿la lamentable postura que al parecer trasnmitía mi anterior comentario es 100% atribuible a mi torpeza al explicarla o me podéis conceder que igual un 10% o al menos un 5% es por esa citada susceptibilidad?

Si es así, tal vez deberíamos todos reflexionar, porque ya son varios los amigos zurigorris que han percibido esa susceptibilidad y me han hablado de ella como de un factor que les tira un poco para atrás a la hora de asomarse a este apasionante mikrokosmos zurigorri. Ellos se lo pierden, les suelo contestar, pero ¿tendrán algo de razón?

Cincinato dijo...

Perdón, quise decir umbral de susceptibilidad más bajo, no más alto.

Rote dijo...

Un apunte Cincinato, veo que no he sabido explicarme bien ninguna de las veces.
Yo no digo en ningún momento, que las jugadoras que van al athletic sean las que necesiten estar ahí para ir a entrenar, sino que en los equipos de territorial no evolucionan de igual manera ya que a los entrenamientos falta mucha gente y no se puede avanzar en la preparación. No son ellas las que faltan a los entrenamientos sino compañeras menos implicadas o simplementente con menos ganas que ellas.
Qué ocurre en este caso en el B , que todas las que están son de las que quieren progresar y por lo tanto la participación es mayor y la mejora es más notoria, las compañeras son de más calidad y la competencia mucho mayor.
Espero haberlo dejado claro, si no es así mea culpa.
Se me han empezado a pegar ya las palabras en latín, salvadas sean las distancias.

Rote dijo...

Se me olvidaba Cincinato, desde luego a mí no me has tocado mi susceptibilidad por hacer un comentario, como espero no haber tocado yo la tuya por haber hecho el mío.

Pistongorri dijo...

Rote dicit:

"No son ellas las que faltan a los entrenamientos sino compañeras menos implicadas o simplementente con menos ganas que ellas."

Eso que dices es cierto en bastantes Clubs, que son los que precisamente suelen acabar en los puestos bajos de la Tabla, aunque hay excepciones y no pasa en todas las categorías.

Por ejemplo, la del Ugao, en el que las de Territorial parece ser que tenían menos implicación que las de cadete-juvenil que estaban muy motivadas y tengo entendido que iban al entrenamiento casi todas. Al final, han optado por sacrificar, el cadete y pasar las chavalas a Regional.

Pero hay otros equipos en los que hay mas de seriedad, y esos suelen ser los que tienen una fuerte apuesta por el futfem con numerosos equipos en distintas categorías: Leioa, Berrio-Otxoa, Bizkerre, La Merced, etc.

En el equipo de mi hija sólo se falta por enfermedad, lesión o exámenes. Y me parece muy normal que una chavala deje una tarde de entrenar por preparar una evaluación. Creo que eso no es criticable. Es más, el entrenador, ex-profesional del fútbol, les anima a que lo hagan.

Y también se debería de hacer en el Athletic B, aunque ya sé que no se lleva a cabo, porque como bien dice Rote hay más "disciplina".

Y esto es una de las cosas que no he comentado antes y menos me gusta del Filial. Ese exceso de disciplina a mi entender en cuestiones para mi innegociables como son los estudios en la formación integral de una jugadora.

¿Qué mensaje estás mandando?. ¿Qué a esas edades son mas importantes los entrenamientos que los estudios?. Ya sé que si quieren se pueden organizar y planificar, estudiando con anterioridad, pero los exámenes generalmente convergen casi todos en 10 días y es muy dificil que no te sea útil un esfuerzo suplementario esos días intensificando las horas de estudio.

No creo que faltar algún día por tener exámenes sea una falta de compromiso. Al revés; me parece un signo de madurez.

Hace años surgió una polémica en el primer equipo con una jugadora porque tenía un lunes un exámen de Licenciatura en septiembre de una asignatura importante y no le dieron permiso para quedarse ese fin de semana estudiando, y eso que tan sólo era un amistoso.

La chavala se quedó en casa y luego fue castigada un par de semanas o tres sin ser alineada.

Pues yo creo que lo que hizo fue muy correcto, y el que no actuó bien fue el cuerpo técnico que había esos momentos en el Femenino - Txabo o Iza-, ya que no son profesionales ni pueden ganar esos años un dinero que les permita vivir años de esto un tiempo como para dejar aparcado a un lado sus estudios.

Y ello se me hace aún mas patente en chavalas de 16-18 años que ni siquiera cobran dietas, primas o incentivos y ni saben si algún día van a llegar arriba.

Lo siento, pero tan malo puede ser un exceso de disciplina como una falta...

Cincinato dijo...

Rote dixit:

"como espero no haber tocado yo la tuya por haber hecho el mío"

Admito que sí. Por eso he usado el plurar al hablar de la susceptibilidad de los seguidores del futfem.

Tal vez expresiones como que hablo desde la ignorancia más total o que te decepcione, sin decir nada que no fuera verdad, si delataban un estado de ánimo hacia mí que no era el habitual en tí, Rote.

Pero el que algo me moleste un poco no quiere decir que me enfade.

Además nunca interpreté que nada de lo que decías fuera contra mí, sino a favor de las neskas. Y si se trata de defender a las neskas, siempre me tendrás a tu lado. Aunque sea contra mí mismo. Juas!

Cincinato dijo...

¿Entrenador? ¿Cruzada?

Espero que mis puntualizaciones a algunos aspectos muy concretos del trabajo de Juaristi no se confundan con una cruzada contra él, al que considero, de largo, la persona más idonea para pilotar este barco.

Rote dijo...

Aquí termino.
De lo que se trataba era de debatir ¿no? pues a lo mejor lo hemos conseguido.
Piston doy fe que se puede estudiar, examinarse y entrenar sin faltar y además aprobar con buena nota. Lo cual no quita que en ciertas circunstancias haya una flexibilidad. En el caso que aportas no era una licenciatura pero sí una importante asignatura de una carrera, aquello fue una cabezonería por parte del encargado de turno que busco el imponerse por la vía de la intransigencia.
Cincinato siento haberte molestado, pero a lo mejor ha sido que por mi estilo atropellado de escribir no puedo llegar con una prosa florida a las alturas linguísticas que tú utilizas y a veces soy excesívamente directo y cuando he dicho que comentabas desde la ignorancia más total es porque lo pensaba así y no encontraba otra forma de expresarlo.
Lo cual no quita que si el sábado vas a ver el partido nos tomemos un café a nuestra salud.
Aquí no se trata en realidad de defender a nadie sino de expresar diferentes formas de ver los temas, no?
En cuanto a mi comentario de la cruzada es simplemente una boutade que no debes de tener en cuenta y te pido mis disculpas por haberlo puesto.
Creo que el tema no da para más.
Saludos

Pistongorri dijo...

Rote dicit:

De lo que se trataba era de debatir ¿no? pues a lo mejor lo hemos conseguido.

Por lo que a mi respecta, doy fe de que sí, Rote...

espero que sigamos en esa dinámica en las próximas entradas del femenino...

Aunque había prometido no hablar mas del tema si no me cambiaban de película, abriré concretamente una entrada mañana viernes, para sugerirle modestamente a nuestro "Director de escena" pequeños cambios en el guión contra el Prainsa el sábado, cambios que él mismo esbozó contra L´Estartit, y así conseguir que, aunque no se modifiquen las actrices, - algo que se me antoja cuasi imposible- se filme un remake algo mas moderno...

Pistongorri dijo...

Un dato preocupante:

De las jugadoras convovadas para la segunda fase del Minitorneo de clasificación el VII Campeonato de Europa femenino sub-19,
que se celebrará en la Ciudad del Fútbol de la RFEF del 23 al 29 de abril, y en el que participarán España, Irlanda, Países Bajos, y Serbia, no hay seleccionada ninguna jugadora vizcaína. Luego el nivel no parece muy boyante...

Si hay, en cambio, convocadas dos jugadoras de la Real: Elixabete Sarasola Nieto “Eli” e Itsaso Nabaskues Lasheras.

Curioso

Pistongorri dijo...

En relación con el comentario anterior debo decir que al final si ha estado con la Sele la rojiblanca Joana Flaviano, selección sub-19 que finalmente se ha clasificado para la fase final...