martes, 18 de diciembre de 2007

¿Por un puñado de euros?

No se trata de un remake del clásico de Sergio Leone. Se trata de ver que es lo que nos interesa como athletizales que pase hoy en la Asamblea, por encima de la gracia que nos pueda hacer que nos toquen el bolsillo.

Ayer salí con que el cuerpo me pide votar que “no” a estos presupuestos, pero que por una serie de razones, en el caso de ser compromisario, votaría en blanco.

Debe reconocer que no me he quedado bien después de decir eso. En las pasadas elecciones voté en blanco y estoy satisfecho de haberlo hecho. Me sigue pareciendo que era la única opción coherente para alguien con las ideas que yo tenía, y tengo, sobre el devenir del club y las expectativas que me generaban las diferentes candidaturas.

Pero ahora me asalta la duda: ¿me habré acostumbrado a usar el voto en blanco? ¿lo estaré convirtiendo en un escapismo, una huida fácil para evitar posicionare y encima mirar con cierto aire de superioridad a cualquier resultado que deparen las urnas?

Como no soy compromisario, voy a ahorrarme (y a ahorraros) el ejercicio de psicoanálisis al que estas reflexiones me pueden llevar y me voy a centrar en lo que soy: un socio no compromisario, y por lo tanto, cuya intención de voto es absolutamente intrascendente.

Este socio de a pie sin derecho a voto va a tragarse toda la asamblea, si la familia lo permite, delante del TV. Mi equipo: pijama, cerveza, patatas fritas, papel y pluma. Cuando den los resultados de la votación, que no será “en blanco” en el fondo de mí, ¿qué es lo que quiero oir?

Para saberlo procuraré olvidarme de la importancia que tenga para mí ese puñado de euros e intentaré aclarar qué es lo que deseo para el Athletic y ponerlo en relación a los dos posibles resultados: el “sí” y el “no”.

¿Y qué quiero yo para el Athletic?

Estabilidad institucional

Pues sí. Me pudre decirlo, porque este es el argumento-coartada con el que se nos está tratando de hacer comulgar con ruedas de molino, pero llevamos una racha que es tremenda. Necesitamos estabilidad como el comer. Yo me consolé de la mediocridad (me he levantado generoso) de los tres pasados candidatos pensando que al menos, al acabar las elecciones, podríamos empezar de cero con un presidente electo y legitimado por las urnas.

Necesitamos un presidente fuerte para dirigir la nave rojiblanca con firmeza, en lo deportivo, lo social y lo económico. Para ser tenido en cuenta cuando nos deba defender en las negociaciones para el nuevo campo. Para dar confianza a los socios potenciales y actuales de la Fundación. Para negociar con los jugadores y sus agentes exhibiendo mando en plaza. Para tomar decisiones deportivas sin estar acuciado por las dudas sobre su propia supervivencia. Para descorazonar a los que, derrotados en las pasadas elecciones, en vez de esperar de nuevo su turno no hacen más que crear divisiones y tensiones en la ya de por sí convulsa masa social.

¿Es Macua el adecuado para todo esto? Si lo pensara así, le habría votado. Pero tampoco son adecuados los demás que lo intentaron. Y las urnas decidieron hace unos meses que él era el menos malo. Se merece pues que, al menos de momento, le dejemos dirigir el club y confiar en que sea capaz de afrontar los retos. Así que, no deseando unas nuevas elecciones, no me queda sino esperar que, ya que ha sido elegido por los socios, sea un presidente con fuerza para afrontar todo lo que he dicho y más cosas que se podrían decir. Así que, desde este punto de vista, y no gustándome la persona, prefiero que gane el “sí”.

Alivio de la situación económica

A mí este asunto me preocupa especialmente. Y más cuando miro a mi alrededor y veo que la mayoría de la gente no parece prestarle importancia, pensando sin duda que al final siempre aparecerá un “Deus ex machina” que solucionará todo sin pedir nada a cambio, sin convertirnos en SAD y sin que perdamos independencia.

Pero no es así. Estamos en un serio problema.

Como he repetido hasta la saciedad, esto no se soluciona aumentando ingresos (la experiencia dice que ese aumento se suele traducir en despilfarro) sino cambiando la mentalidad del gasto, convirtiéndonos en lo que nunca debimos dejar de ser: un club austero.

Frente a esto, Macua propone lo de siempre: o aumentar cuotas o vender jugadores. Pero hay que reconocer que ha dado algunos tímidos pasos en el sentido correcto y que ha prometido un plan económico a 4 años con reducciones de gasto. Bien. El papel lo aguanta todo, y como dije ayer, no me parece serio calzarnos la subida con la promesa de un plan del que no se nos explica nada.

En suma: no me gusta. Pero en un club como este, que históricamente traga con cualquier diferencia entre “presupuestado” y “realizado”, las consecuencias prácticas de un rechazo son nulas. Se quedan las cosas como están, se gestiona el club como se iba a gestionar, y el año que viene presentamos las desviaciones para que nos las aprueben. O maquillamos las cosas como todos. ¿Bien? Eso dice Piston. Que bien. Pero no nos engañemos: esta política de hechos consumados puede ser buena para Macua, pero no para el Athletic que vería:

1.- Como se incrementan sus Fondos Propios Negativos.
2.- Como aumentan las deudas y con ellas los intereses.
3.- Como se consolida la forma tradicional de hacer las cosas, la misma que nos ha llevado hasta aquí, y se penaliza al que, con muchas imperfecciones, es cierto, al menos ha tratado de coger el toro por los cuernos.

En resumen: gastar van a gastar igual. Pero con un “no” encima tendremos más pufos. Cabe una objeción: que interpreten el “no” como un aviso a navegantes, se lo tomen como un mandato para reducir gastos más en serio, y si cumplen les aprobemos la subida más adelante, con el plan ya presentado. Suena bonito, pero no creo que sea eso lo que hagan.

No obstante, digamos que esa hipótesis tiene alguna probabilidad y admitamos, siendo benévolos con los efectos del “no” que el criterio económico se decante a un 50-50 entre el “sí” y el “no”.

Fortaleza de cara a la negociación del nuevo campo

Con un club funcionando con presupuestos prorrogados, dando la imagen de una masa social dividida y de un presidente débil, nuestra ya frágil postura frente a BBK e instituciones financieras y políticas alcanzaría ya aspectos patéticos. Dudo de que eso sea bueno para el Athletic.

Esto sí es importante

Por no hablar de la imagen. Un sector de la clase política y de los contribuyentes vizcaínos ve ya con recelo las modestas ayudas que nos da la Diputación. Neguémonos pues a la subida de cuotas. Renunciemos a que nos rasquen los bolsillos de socios, que repartiendo el pufo entre toda Vizcaya tocaremos a menos. ¿De verdad creéis que así vamos a poder aspirar a que nos aprueben la ayuda colosal que necesitamos para erigir el nuevo campo? Malos tiempos para volvernos cicateros, amigos. La imagen que íbamos a dar, desde el punto de vista de la justicia del gasto fiscal, iba a ser muy peligrosa.

Tampoco inspiraríamos mucha confianza a otras entidades financieras llamadas a jugar un papel en la construcción del campo nuevo.

Por todo ello, desde este punto de vista, rechazar los presupuestos me parece negativo.

Recapitulemos: tres criterios. Según dos de ellos, rechazar los presupuestos sería negativo. Según el otro, puede ser positivo solo si la directiva se lo toma de una forma que estimo improbable, de lo contrario será también negativo, pero lo dejo en un 50-50. El resultado es claro: 2,5 a 0,5 a que lo mejor para el Athletic es el “sí”.

Así que aquí me tenéis, presa de mis contradicciones:

El corazón me pide el “no” (ver ayer)
La cabeza me dice que lo mejor para el Athletic es “sí”.

¿Qué pasará? Espero estar aquí mañana para comentarlo con otra chapa. Y espero que, salga lo que salga, los compromisarios acierten con el bien del Athletic y lo que tengan que hacer no lo hagan por un puñado de euros.

7 comentarios:

Pistongorri dijo...

Yo diría al revés, Cónsul...

Mi corazón me late diciendo:.. Sí, Sí, Sí... el Club está en peligro y te necesita ahora mas que nunca...

Pero mi cabeza me atormenta repitiendome una y otra vez: No, No, No... Te están tomando el pelo de nuevo...

Como ya te he dicho por teléfono, tengo "un pálpito" sobre alguien que espero que no se cumpla por el bien del Athletic...

Por lo demás, todas tus disquisiciones son lógicas y muy atinadas...

Según sea el resultado de la votación en la Asamblea de hoy escribo una entrada titulada bien "Infierno de cobardes" o bien otra titulada "Mentiras arriesgadas"...

Olarvi dice que, tal como va el panorama" el Presi va a necesitar esta noche suerte a paladas...

Sólo un deseo: espero que si sale un rechazo, Macua no haga otra rueda de prensa improvisada tan patética como la otra vez...

Anónimo dijo...

¿Tienes un palpito mi querido Piston? nada, nada, yo tengo taquicardias desde hace dos años.
Yo para esta noche espero "Desafio total", unos seres raros, que suman el 12% de la sociedad Bilbaina, comandados por Juanita Goirizelaia van a subir al estrado para atribuirse la representatividad del 36%.
Támbién se anuncia en rigurosa presentacion, "el hombre que mato a Garcia Macua de aburrimiento", creo que el argumento va del articulo 17......un liberty ballance moderno.
Pero sin duda, lo que mas temo, es que proyecten "la asamblea de los idiotas", donde no se sepa quien realmente es el idiota, tremenda satira donde quedan retratados los burladores como burlados.
Lo que cada vez tengo mas claro es que la gran mayoria silenciosa terminaremos como "Mar adentro" Robertos Sampedros que pagan y callan, porque caso de no pagar, el Athletic sera " Titanic", el iceberg de la mediocridad nos hara naufragar en los acantilados de la segunda división, mas alla de Anoetanhausser

AthleticEup! dijo...

Sabias palabras cónsul, muy cercanas a nuestros pensamientos...que nunca sabremos plasmar con tanta maestría. Lo que si tenemos es las pelotas de defenderlas allá dónde sea preciso si es por el bien del Athletic...

Espero que hoy nuestros Cesar y Gorka, y porque no decirlo, Jaburu y compañía estén inspirados, la directiva se baje de su pedestal y no destile arrogancia y la asamblea trague con ese Si crítico,que Garcia Macua nos obliga a deglutir para pagar entre otras cosas sus promesas-falacias electorales(pero, socio, no vale decir yo le voté pero no ha cumplido, sube la cuota de forma penalizadora, cualquiera con ojos en la cara sabía que para fichar hay que poner pasta y si se habían creido que la iba a poner Palomar, esos más que socios son gilipollas)
Y gestiona bien este cheque en blanco, Fernando Garcia, esperemos que no te conviertas tras Fernando I el Zokete en Fernando II el Vacuo. (Nota para Sir Piston: Le hemos pedido tantos que la rueda de prensa pase lo que pase la dé mañana que espero que no la vuelva a cagar)

Pistongorri dijo...

Interesantísimos remakes de films muy apropiados...

Yo no me olvido tampoco de "Ha nacido una estrella" en caso de que el compromisario del artículo 17 nos sorprenda hoy agradablemente...

Tampoco me desagrada "Atraco a las 7 y cuarto" que es la hora de la Asamblea, con todo ese elenco de actores capaz de superar al del estupendo largometraje de Forqué

Sin pasar por alto aquel film futurista "Cuando el destino nos alcance", con Charlon Heston a la cabeza del reparto...

¿Darán canapés sintéticos de "Soylent Zurigorri" hoy a los compromisarios en el Euskalduna?...

Leyéndote anónimo, - casi siempre un placer (no puedo olvidar la col lombarda congelada)-, uno intuye que Rekalde no era un buen lugar para la lectura, pero sí abundaban los Cine Clubs...

El pálpito es malo...

Y es que esa cara de pedir "responsabilidad" al socio ahora, en diciembre, y no haberlo hecho en su momento, en campaña, mas que taquicarda a mi me crea extrasístoles...

Taoteking dijo...

La filmografía de José Luis Garci define perfectamente una asamblea como la de hoy.

Antes de la asamblea: "Asignatura pendiente"

Después de la asamblea: "Asignatura aprobada" o "Volver a empezar", depende.

Anta, el compromisario más mediático: "El crack"

Votaciones durante la asamblea: "Sesión continua"

Los últimos en pedir la palabra: "Solos en la madrugada"

Anónimo dijo...

Mi apreciado Piston, Rekalde es un lugar distinto, somos "Forajidos de leyenda".
Absolutamente iletrados, pero forjados en sesiones continuas , a 25 pesetas, Kung -Fu y despues Fernando Esteso, "Pepito Piscinas" fue nuestro referente, entonces no conociamos a Fermin Palomar.
Aun asi, dejame soñar que los compromisarios necesitan sus alitas y hacen una obra buena, "Que bello es vivir", y que Fermin puebla sus mejillas de lagrimas ante este cuento de navidad.
En ultima instancia creo que los socios se ven perfectamente reflejados en "Los santos inocentes", o en "Lamikiz el brazo tonto de la ley".

elwood dijo...

Visto lo visto, mi aportación cinematografica a la asamblea ayer vivida ( sufrida ) sería "800 Balas" del gran Alex de la Iglesia.
Un conglomerado de patéticos personajes, anclados en el pasado, rememorando viejas glorias , no tan lejanas al servicio del Spageti Western, donde el mas lúcido es un andaluz con camiseta del Athletic.
Esperando que el gran Clint vuelva para poder evitar que la modernidad devore sus vidas.