lunes, 16 de febrero de 2009

Seis Naciones 2009: Segunda jornada

Gales 23 - Inglaterra 15
Francia 22 - Escocia 13
Italia 9 - Irlanda 38

Mal partido del Athletic en San Mamés. Nefasta jornada de las neskas en Zaragoza ...

Menos mal que Gales no me falló y derrotó a Inglaterra, confirmando que es el máximo favorito de la edición de este año del Seis Naciones y dándome la única alegría deportiva de este fin de semana (hasta Bilbao Basket y Getxo Rugby perdieron)

Si el Francia-Escocia que ví para abrir boca fue un partido pésimo, demostrando que los del cardo están tocando fondo -lo siento, amigos filoescoceses del blog- y que Francia sigue en periodo de reconstrucción, el Gales-Inglaterra fue muy entretenido.

"¡Ritmo, ritmo!" Este grito suele oirse a menudo en las gradas de Fadura para animar al Getxo. Si alguien quiere saber lo que es ritmo de verdad, que vea el partido del sábado en Cardiff. Sobre todo, los primeros 20 minutos, en los que los galeses quisieron hacer buena su condición de favoritos y salieron a comerse a los ingleses.

Pero los de la rosa no estaban por la labor de dejarse comer. Es cierto que al principio parecían naufragar ante el empuje de los dragones, viéndose obligados a conceder una explulsión y tres golpes de castigo que pusieron pronto el marcador a favor del País de Gales. Pero cuando parecía que podíamos eatr en el comienzo de un repaso histórico de los galeses a su enemigo atávico, una gran jugada inglesa culminó con un excelente ensayo de Sackey, metiendo a los ingleses en el partido y demostrándoles que no estaban muertos, que podían plantar cara a los galeses.

A partir de ahí, el partido fue más igualado. Es evidente que, en menor medida que Francia, el equipo inglés está de aguna manera reconstruyéndose y tratando de superar lo que ha sido una dependencia de años de su gran estrella Wilkinson. Pero ayer, ante un enrabietado Gales, demostraron que están más avanzados que los del gallo en ese trabajo.

El partido fue muy vibrante, emocionante y con mucha calidad. Me encantó el zaguero inglés Armitage.

Ya he dicho que el Francia-Escocia fue, objetivamente, malo. Hasta el punto de que si el apertura Beauxis no hubiera tenido su día con los lanzamientos a palos, una pésima Escocia podría haber puesto en aprietos a una mediocre Francia. Los galos no se han repuesto aún de la decepción que supuso el pasado mundial que jugaron como anfitriones y en el que perdieron dos veces contra los pumas, la segunda de ellas en el partido por el tercer y cuarto puesto

Del Irlanda-Italia, solo puedo comentar la primera parte. La segunda la veré hoy.

A la espera de lo que pasara en esa segunda parte, puedo adelantar que Irlanda salió con complejo de superioridad ante Italia. Ese complejo les costó caro durante la primera parte, ya que a la combativa y durísima delantera italiana no se le pueden hacer concesiones.

El duro juego italiano y la falta de acierto y de tensión de los irlandeses, permitieron a los azzuri ir por delante en el marcador durante casi toda la primera parte.

Justo antes del descanso los irlandeses consigueron ponerse por delante en le marcador (9-14) con un ensayo de Fitzgerald que remató un extenuante ataque irlandés de dieciocho fases.

A juzgar por el marcador final, los italianos fueron barridos en la segunda parte. Supongo que los irlandeses, viendo los apuros que pasaron en la primera mitad, se lo tomaron más en serio, mientras que los italianos, que dependen mucho de lo físico, se irían quedando sin fuerzas pro el desgste brutal de la primera parte.

Si veo algo interesante en la segunda parte, lo comentaré mañana.

El próximo fin de semana es jornada de descanso, por lo que la tercera jornada se jugará como sigue:

Viernes 27: Francia - Gales.
Sábado 28: Escocia - Italia
Domingo 1: Irlanda - Inglaterra

Todos los partidos tienen su aquel. Aunque Gales e Irlanda son favoritas ante Francia e Inglaterra, tendrán que luchar mucho para confirmar su teórica superioridad.

Y en Edimburgo Escocia e Italia se van a disputar la cuchara de madera en un partido que puede ser dramático y emocionante. Escocia tiene el factor cancha a su favor, pero su juego hasta ahora ha dejado mucho que desear, y cuidado con los italianos y su durísima delantera.

7 comentarios:

Cincinato dijo...

¿Alguien sabe dónde anda el aguerrido pilier del blog?

Si ha visto el Italia-Irlanda, me gustaría preguntarle qué tal plan le parecería encontrarse cara a cara en la melé con el amigo Castrogiovanni, el delicado jugador vestido de azul de la última foto de la entrada.

bogarttiburonblancojeffries dijo...

Está desaparecido en combate????

De todas maneras no te vale un tres cuartos, reconvertido a tercera con los años (que no por el peso) y que al final no es "ni chica ni limoná? (huy, como me recuerda esta situación a un jugador del Athletic).

ESCOCIA se va a pasar por la piedra a Italia pese a Castrogiovanni y luego también al "OLD ENEMY" en su estadio, y ahí estaré yo para verlo.

bogarterróneo dijo...

Perdón quise decir "chicha" que no "chica"

Cincinato dijo...

Si algún día se entera Peibol de que el año pasado:

a) Me ofrecieron dos INVITACIONES para la Calcuta en Murrayfield.

b) Tuve que rehusar para salvar mi matrimonio.

c) Ganó Escocia.

Creo que me mataría.

P.S. Fue una pena que fueran invitaciones. En el contexto en el que se produjo la cosa hubiera sido imposible decir "dámelas que ya irán unos amiguetes míos" (sospecho que Peibol hubiera ido pese a su matrimonio) mientras que si fueran de pago os las habría ofrecido sin dudarlo.

Cincinato dijo...

Por cierto Bogart:

1) Sí. Me sirves.
2) Si eres quien creo, efectivamente no fue por el peso.

bogart dijo...

Cómo?

Y lo dices ahora?

Hay gente que te habría cortado las manos por esas entradas!

No sabes lo que te perdiste!

Bueno, o quizás sí.

Yo he estado allí y es im-presionante.

Por cierto, he estado en Lansdowne Road (Dublin), Stade de France París) y Murrayfield (Edimburgo) y no he visto ganar a Escocia en directo, todavía.

Espero sacarme la espina este próximo 21 de marzo a las 16.30 en Twickenham, el campo del "old enemy".

Cincinato dijo...

Me das envidia. Yo he pasado por delante de Murrayfield y de Twickenham. Pero sin entrar. Ni siquierea eran días de partido.

Sobre las entradas ... no hubo tiempo de organizarme para ir. Y como he dicho hubiera quedado fatal que me las hubiera quedado para que fuera otro. De hecho, tal y como fue la cosa, creo que no me las habrían dado.

Preferí no quemar el contacto y esperar otra oportunidad.

Dese luego, si hubiera sido a cambio de dinero, me habría arriesgado a comprar las entradas para luego ofrecerlas a mis amigos de AE.

Como diría San Josemaría Escrivá: "Onmia in bonum" (todo es para bien): si llego a estar en Murrayfield ese día, ganado Escocia como ganó, igual todavía sigo allí de celebración.

No quiero ni pensar como estarían los pubs de "The Mile" ese día.