jueves, 26 de febrero de 2009

Vuelve el Seis Naciones: tercera jornada (y una nota getxotarra)

¡Qué diferencia con el año pasado!

Entonces, mis entradas sobre el Seis Naciones, aunque no tenían un gran seguimiento en este blog de irredentos aficionados al fútbol, generaban un número digno de comentarios. No solo es que Peibol entrara al trapo, sino que mi socio también participaba. Aunque fuera para apoyar a Inglaterra, estando como está cegado por el color blanco.

Pero Pako ha desaparecido y Peibol ha entrado en hibernación, tal vez cansado por los esfuerzos realizados en un pasado no muy lejano en el que su particular "Yes, we can" se estrelló contra la Brunete Mediática de esta capital de provincias que a veces se cree cosmopolita pero que cuando el señorito se ve amenazado es capaz de activar todos los mecanismos de defensa del más carpetovenótico caciquismo.

Intuyo que me empiezo a salir del tema, así que, ¡Céntrate, Cincinato!

La cosa es que después de una semana de descanso, vuelve el Seis Naciones, y vuelve con ganas. El fin de semana se presenta intenso con los siguientes emparejamientos:

Viernes 27: Francia - Gales (Canal Plus Deportes 21:00)
Sábado 28: Escocia - Italia (Canal Plus Deportes 16:00)
Sábado 28: Irlanda - Inglaterra (Canal Plus Deportes 18:30)

Como dije en mi anterior entrada:

Todos los partidos tienen su aquel. Aunque Gales e Irlanda son favoritas ante Francia e Inglaterra, tendrán que luchar mucho para confirmar su teórica superioridad.Y en Edimburgo Escocia e Italia se van a disputar la cuchara de madera en un partido que puede ser dramático y emocionante. Escocia tiene el factor cancha a su favor, pero su juego hasta ahora ha dejado mucho que desear, y cuidado con los italianos y su durísima delantera.

Lo veremos y lo contaremos. A ver si hay suerte y algún aficionado al rugby, sea o no asiduo del ambigú, se encuentra con esta entrada y se anima a participar. La dirección de este local no es neutral -va con Gales a muerte- pero con la camaradería habitual en este deporte, admitimos con gusto a partidarios de Escocia, Irlanda, Inglaterra o Francia.

Incluso si asomara algún seguidor de Italia seríamos tolerantes.

Finalmente, aunque he renunciado a hacer una entrada específica sobre ello, no me resigno a hacer un comentario sobre Getxo Rugby Taldea, el máximo representante vizcaíno de este noble deporte.

Hace un par de meses estaban instalados con cierto margen en la zona tranquila d ela tabla. Y este pasado fin de semana han caido a uno de los puestos de descenso.

He tenido la ocasión de ver jugar al Getxo tres veces esta temporada, más un amplio resumen del último partido en Fadura, que tuve la suerte de ver en Canal Plus.

En mi modesta opinión, el Getxo tiene equipo para estar en la zona media de la que no debió salir, pero tiene un problema gravísimo: no defiende.

Y no defiende por dos razones:

1) Placan FATAL. Ejemplo: el último ensayo de El Salvador en Fadura. Y todavía entrevistaban a un jugador y decía "Hoy hemos placado bien" Muy bajo se ponen el listón (aprovecho para preguntar humildemente: ¿no se supone que hay que placar abajo? Porque veo al Getxo tratar de placar una y otra vez por encima de la cintura y salir rebotados sin conseguir parar los ataques)
2) En cuanto a disciplina táctica, dan la sensación de ser un caos. Igual no durante todo el partido, pero tienen las suficientes "pájaras" como para que en dos o tres jugadas se tire por la borda el trabajo de todo un partido.

En todo caso, como dije de pasada el otro día, y ya que este es un blog zurigorri, que la inesperada caida en picado del Getxo sirva de aviso a navegantes, no sea que vivamos algo parecido en el Athletic

19 comentarios:

Legolas_Bilbao dijo...

Sobre el getxo rubgy, puedo comentar un par de cositas pero de hace 2 años.

Los únicos que se toman un poco mas en serio son los jugadores foraneos que les pagan un poquito y les buscan un trabajo. No existía una exigencia de entrenar, de hecho algunos se esforzaban lo justo para ir a los entrenamientos. ACtualmente de la gente que conozco y jugaba al rugby, por lesión o por que se han marchado, lo han dejado por desinteres.

Seguramente las cosas hayan cammbiado y hayan mejorao por el bien del getxo rugby.

Mariosila80 dijo...

El horario del Francia-Gales me parte.

Coincide con mis demostraciones en la cancha de futbol sala. Este Viernes el despliegue físico-técnico que realizaré va a dejar anonadada a la concurrencia

Me debo a esa afición que siempre me acompaña y no podré verlo en directo. Lástima.

Cincinato dijo...

Yo lo grabaré para verlo en otra ocasión.

Algún inconsciente me ha programado una cena ese día y hora.

Doblemente inconsciente:

1) Por el partido.
2) Porque ha empezado la cuaresma y el viernes no puedo comer carne.

Y lo peor es que el inconsciente soy yo: era viernes o sábado y el sábado hay partido en San Mamés. Uno todavía tiene claras las prioridades.

Cincinato dijo...

Por cierto MarioSila: si te interesa ver el partido podríamos ponernos en contacto vía Pako (supongo que todavía conserva el móvil) para que:

a) Te vengas a mi casa a ver el partido un día que nos venga bien a ambos.
b) Te pase un DVD con el mismo.

Tu misma, guapa. Eso sí: si vienes a casa espero que no pase nada. Mi mujer es muy celosa.

Mariosila80 dijo...

Agradezco en lo mucho que vale la invitación Cónsul, eso si, no sé si a mis curvas mareantes le vienen bien un extra de ibéricos como el que surte tu mesa en estas ocasiones....

¿Admitís botas altas y falda corta en casa?

En todo caso yo soy hembra más de directos que de diferidos....

Cincinato dijo...

El truco es ver el diferido como si fuera directo, es decir, sin saber el resultado.

O sea: que tendría que ser el sábado, lo que nos limita mucho.

En todo caso, si te interesa una de las dos opciones (casa o DVD) pídele a Pako mi teléfono y llámame.

Creo que el Alferez y el Toba tambien lo tienen, por si Pako está reunido con Boluda y ha apagado el zapatófono.

taekut dijo...

Yo, como siempre (por lo menos como siempre que no jueguen los All Blacks) animo a Irlanda.

Ya dije el año pasado que pensaba que aquel era el último tren que pasaría por delante de una gran generación de jugadores de la bella Eirín... afortunadamente, parece que me equivoqué (estoy tan acostumbrado a errar en mis previsiones que a veces hago afirmaciones categóricas para que salga todo lo contrario de lo que digo y así llevarme una alegría). Este año los veo igual de fuertes (o quizá más) que el año pasado, aunque reconozco que el calendario se ha aliado con Gales (como si necesitaran ayuda), programando el enfrentamiento crucial en territorio "red".

Sobre los partidos de este fin de semana, tengo claros los resultados de dos de ellos:
- Irlanda-Inglaterra: me atrevo a adelantar una victoria fácil de los irlandeses, no sólo porque, hoy por hoy, son mejores, sino porque es una cuestión de orgullo... y el orgullo, en el rugby, tira mucho.
- Escocia-Italia: aquí no tengo las dudas del único socio fundador de este excelso blog (a quien todos debemos loa eterna por la oportunidad que nos ha dado) que aún está entre nosotros; Escocia derrotará a Italia, precisamente porque el juego de los italianos se basa en su delantera, única y exclusivamente, por lo que a medida que pasen los minutos, su efectividad será cada vez menor, mientras que su defensa será, tanto al principio del partido como al final, un coladero.

Como se puede deducir, tengo mis dudas respecto al Francia-Gales. Ganar sólo de 9 a Escocia, en su campo, no habla mucho del podería de los franceses, pero aún así siempre me parece que este equipo se toma cada partido como hay que tomarlo: como uno completamente diferente al anterior, por lo que no descartaría del todo una pequeña sorpresa y la victoria de Francia (lo que, por cierto, allanaría un poco el camino a Irlanda).

Anónimo dijo...

Tranquilo Cinci,

Mañana si saco un ratillo os dejo aquí un ladrillo sobre el rugby bizkaino y sobre el VI Nations.

bogart dijo...

Corto y pego.

Cincinato dixit sobre el Getxo:
"Placan FATAL. Ejemplo: el último ensayo de El Salvador en Fadura. Y todavía entrevistaban a un jugador y decía "Hoy hemos placado bien" Muy bajo se ponen el listón (aprovecho para preguntar humildemente: ¿no se supone que hay que placar abajo? Porque veo al Getxo tratar de placar una y otra vez por encima de la cintura y salir rebotados sin conseguir parar los ataques)"

Respondo:

El placaje tradicional al que haces referencia efectivamente es a la altura de la cintura o de ahí hacia abajo, es decir, muslo e incluso algún valiente con poco peso se tiraba a los tobillos.

Problema: Con la mejora de caldkad técnica ese tipo de placaje no paraba el juego del contratrio en muchas ocasiones, porque el jugador placado mantiene en sus manos el balón y le da continuidad si tiene apoyos. Es más, ahora tiene un movimiento, una vez placado, cuando está ya en el suelo.

Solución que adoptaron hace ya bastantes años los oceánicos: all blacks y sprinbooks, placar arriba, a la altura del pecho, de esta manera tapas el balón al contrario que no tiene posibilidad de darle continuidad.

Por qué lo hacían así: porque el físico de sus jugadores daba para ello, para aguantar un choque a la altura del pecho sin salir rebotado, de manera que los europeos se encontraron con que los del sur ganaban fácil, lo que les obligó a buscar jugadores mucho más fuertes y trabajar las pesas para poder estar a ese nivel defensivo.

Que le pasa al Getxto entonces?

Que si el contrario es más fuerte, salen rebotados, por lo que deberían placar más abajo, a lo tradicional, pero ello les ocasiona otro problema: permiten así la continuidad del juego del contrario.

Una cosa es la teoría y otra la práctica.

A nosotros nos pasa algo similar y es de dificil solución cuando juegas con genet que en la melé te saca aproximadamente 25 kilos de media por jugador.

Cincinato dijo...

Gracias por la lección magistral. Gracias a ella, mi ignorancia es algo menor.

Si me premites que repregunte, supongo que lo que dices es válido cuando el atacante tiene apoyos próximos que pueden permitir iniciar una nueva fase una vez placado sin necesidad de retener el balón (lo que sería golpe)

Pero esos placajes altos, ¿tienen sentido cuando el atacante ha roto líneas y avanza sin apoyos hacia la línea de ensayo ante una defensa rota? En esos casos, ¿lo prioritario no es que el que tenga oportunidad le tire al suelo?

Cincinato dijo...

Taekut hace unos pronósticos sobre los partidos de este fin de semana.

Coincido con todos ellos en cuanto a quienes son los favoritos, pero discrepo en cuanto a la posibilidad de que no salten sorpresas.

Interpreto que en el partido en el que ves más posibilidades de sorpresa es en el Francia-Gales.

Yo tampoco descarto un triunfo "bleu", pero veo más probable la sorpresa en Croke Park y en Murrayfield.

Si en el rugby es importante el orgullo, los ingleses tienen el suyo, y lo sacaron a pasear en Cardiff cuando parecía que iban a sucumbir por aplastamiento. Además, los irlandeses son unos pupas, en el sentido de que teniendo un gran equipo, por alguna razón de esas misteriosas que dejan su huella a menudo en todos los deportes, la fastidian en el día y el partido más inesperado. Y no olvido fácilmente la mala imagen que dieron en la primera parte de Roma.

Así que Irlanda favorita, sí, pero mucho ojito con los ingleses.

En cuanto al partido de Edimburgo, la lógica dice que los italianos se vendrán abajo en la segunda parte, y que Escocia debería ganar.

Pero te recuerdo que no sería la primera vez que Italia da la sorpresa y gana a los del cardo a la sombra del mismísimo castillo de Edimburgo. Es un partido más abierto de lo que parece.

Yo personalmente quiero que ganen los tres favoritos: Escocia, Irlanda y por supuesto GALES.

Anónimo dijo...

La idea del placaje a la altura del pecho o de los brazos en la posición del jugador en carrera, llamémosle placaje alto, es "tapar el balón" e intentar evitar la continuidad.

Cuando la línea de defensa está rota y estamos en un uno contra uno lo primordial es parar al contrario, placaje alto, placaje tradicional, agarrón, francesa, lo que sea y como sea, dentro de la legaliddad, nunca jamás una "corbata", esto es placaje a la altura de los hombros o el cuello, peligrosísimo y muy castigado.

Y ante una inferioridad física más vale placar abajo y tirarlo al suelo que errar el placaje. Siempre cabe la posibilidad de que no llegue el apoyo o que el balón se caiga por un error en el pase.

En definitiva, lo primordial es parar al contrario, después ya vendrá el tapar el pase a la vez que se placa, hacerle caer hacía tu campo, girando al jugador placado durante la maniobra de placaje (una virguería), placarle de manera que caiga hacía detrás, esto es, hacía su campo perdiendo territorio, en vez de hacia delante, hacia nuestro campo ganando territorio.

Fíjate este fin de semana en los placajes y el lunes me dices qué has observado.

bogartolvidadizo dijo...

El del arriba era yo.

Cincinato dijo...

Gracias de nuevo, Bogart.

taekut dijo...

CINCINATO, yo también soy consciente de que mis pronósticos se dejan llevar más por el corazón que por la cabeza (es lo que tiene ser del Athletic).

Quizá lo que he expresado ha sido más un deseo que un convencimiento, y todos esos puntos que tocas referentes a Irlanda (su mala imagen ante Italia en la primera parte o su condición de "pupas") es lo que me frena a la hora de meterme en betandfair y apostar mi escaso peculio por la victoria de los irlandeses... sin embargo, qué bonito es soñar.

euup dijo...

Ave María Purísima!!! lo que se aprende de placajes en esta post. Qué barbaridad!!!

Por cierto Bogart , en tu segunda explicación sobre los placajes no era necesario que aclarases que eras tú, porque yo al leer anónimo, pero leer el contenido, no tenía ninguna duda que no era Anónimo renano, el que escribías sino tú.

Con lo aprendido aquí ya puedo discutir sobre placajes...

Cincinato dijo...

La primera en la frente: Taekut tenía razón y es Gales el primer "favorito" que ha perdido.

Desde el principio del partido, y a pesar de llegar a ponerse por delante 3-13, se ha visto que no íbamos a asistir a la mejor versión de Gales.

Una perseverante Francia, jugando con orden y acierto, ha sido suficiente para frustrar el intento Galés de repetir Gran Slam.

El achuchón final de los galeses pudo haberles hecho ganar el partido, pero no hubiera sido justo: el 15 del gallo ha sido superior a los de Cardiff.

En estos momentos, Irlanda es el único equipo que puede optar al Gran Slam. Gales por su parte puede hacerlo a la triple corona, y ambos -junto con franceses e ingleses- mantienen vivas sus posibilidades de optar a la clasificación, si es que a algún rugbyman le interesa ese engendro modernista.

Foco (por imitar a Nowanda): El tercera vasco Imanol Harinordoquy. Cuando al principio del partido los comentaristas han dicho que es el jugador referente de Francia, he pensado que exageraban. Pero visto el partido, he de darles la razón.

Ha sido muy interesante ver el partido a la luz de las lecciones de Bogart (supongo que ha aprendido su técnica placando a Lauren; si es así, dichoso él)

Creo que en ciertas ocasiones los jugadores se ciegan con placar alto y olvidan que lo mejor es enemigo de lo bueno; es decir: que con el objetivo de evitar la continuidad, olvidan lo prioritario (tirrar al rival al suelo) y he visto jugadas en las que un placaje bajo a tiempo hubiera evitado males mayores. Por ejemplo: la toma cenital del ensayo del ala francés, me ha parecido que un galés podría haberle parado tirándose abajo y por intentar colocarse para el placaje alto le ha dejado pasar. Es solo una opinión de uno que no ha jugado nunca.

Cincinato dijo...

Partido sin historiaq en Murrayfield.

Una Italia mala de solemnidad, que solo ha aportado coraje y alguna acción individual, ha sucumbido ante una Escocia que sigue pareciendo muy mediocre.

EL pitido final ha sido un alivio, y es que el partido me ha parecido aburrido. Aparte de la calidad de ambos equipos -hoy por hoy los más flojos del Seis Naciones- ambos equipos han sido muy conservadores, apenas no han arriesgado y durante muchas fases el encuentro ha sido una sucesión de patadas largas "tuya-mía". U rollo.

Luego veré el Irlanda-Inglaterra. Espero que me depare algo más.

Cincinato dijo...

El Irlanda-Inglaterra, ganado por los del trébol (felicidades, Taekut) me ha reconciliado con el rugby después del pésimo Escocia-Italia.

No ha sido un partido de grandes jugadas. Creo que ha sido más un partido para aficionados que para espectadores ocasionales.

¡Pero qué espectáculo la delantera de Irlanda!

Han sido un martillo pilón. Pero Inglaterra ha demostrado ser un yunque muy sólido, que no ha perdido la cara en ningún momento.

Durante la primera parte, la defensa de Inglaterra ha sido capaz de conseguir que la aparente superioridad irlandesa no se tradujera en un marcador claro. Si bien en ese empeño se han visto obligados a conceder varios golpes, una tarde desafortunada de O'Gara ha mantenido el marcador en un pañuelo toda la primera parte.

Luego ha llegado el "Man of the Match", O'Driscoll, que con un drop y un ensayo ha parecido romper el marcador a favor de Irlanda.

Ese ensayo merece un comentario, porque ha venido precedido de una cadena de golpes de castigo en la veintidós inglesa que, pese a ser relativamente fáciles de transformar incluso para el desafortunado O'Gara, se han jugado reiteradamente a touch, con lo que los irlandeses han demostrado una ambición y una confianza en sí mismos que no veía hace tiempo.

La apuesta era muy arriesgada, pero les ha salido bien. Y gracias a ello han ganado el partido, ya que una reacción inglesa al final ha permitido a los de la rosa acercarse a un solo punto a falta de un minuto.

He disfrutado mucho.

Irlanda es el único equipo que queda con opciones para ganar el Grand Slam y la Triple Corona, aunque para hacerlo tendrá que ganar en Cardiff en la última jornada.

Ese partido se presenta apasionante.

Inglaterra tendrá que ganar a una resucitada Francia, y por supuesto la Calcutta Cup (con permiso de Bogart), si no quiere que esta edición quede como un gran fracaso. A pesar de causarme una excelente impresión frente a Irlanda y Gales, lo cierto es que los ingleses solo han ganado a los italianos. Poco bagaje para lo que se espera de ellos.