miércoles, 6 de mayo de 2009

Hace cincuenta y un años

Somos muchos los que hemos estado estableciendo paralelismos entre la final de Valencia y la que jugamos contra el Barça en 1984.

Incluso, llevados del inquebrantable optimismo bilbaíno, somos muchos los que sospechamos que Toquero está llamado a ser el Endika de esta final, y que derrotará con su gol a los Messi, Eto'o y compañía, al igual que Endika fue el verdugo de Schuster y Maradona.

Pero desde el 2-6 que los culés consiguieron en Madrid, mi referencia ha cambiado y lo que me viene a la cabeza de forma recurrente son las viejas historias escuchadas a mi aita en relación con la final de 1958.

Situémonos: el Madrid, liderado en el campo por Alfredo Di Estéfano, y en los despachos por D. Santiago Bernabéu, tuvo probablemente su edad de oro en la segunda mitad de los años cincuenta. Fue entonces cuando ganó de forma consecutiva cinco copas de europa (de 1956 a 1960), algunas de ellas con una superioridad incontestable, como la de 1960, en cuya final se impuso al Eintracht de Frankfurt por un contundente 7-3, la mayor goleada lograda jamás en una final de la Copa de Europa.

En la mitad de ese glorioso lustro, en la temporada 1957-1958, el Real Madrid avanzaba imparable por España y Europa. En España ganó la liga, entonces de 30 partidos, con 76 goles a favor y 26 en contra, y 45 puntos. Eso sí: solo tres por delante del Atlético de Madrid que fue segundo. (El Athletic fue sexto en aquella liga de dieciseís equipos, con 32 puntos, y un discreto balance de goles de 56 a favor y 48 en contra)

En la Copa de Europa, los merengues jugaron siete partidos, con un balance de cinco ganados, uno empatado y uno perdido. El balance de goles fue de 25 a favor y 7 en contra. Di Estéfano fue el máximo goleador con 10 goles y en la final, jugada en Heyssel (Bruselas) se impuso en un reñido partido al AC Milan, que plantó cara a los blancos adelantándose dos veces en el marcador. Pero dos veces los de Madrid igualaron el partido: los noventa minutos terminaron con empate a dos (Di Estéfano y Rial por el Madrid; Schiaffino y Grillo por el Milan) Gento, en la prórroga, marcó el 3-2 definitivo.

En visperas de la final, la euforía blanca era comprensible: con el doblete en el bolsillo solo el Athletic les separaba del triplete.

Y el Athletic no era tan temible como antes. Es cierto que hacía dos había logrado un doblete, pero los rojiblancos no vivían su mejor momento como atestigua su discreto sexto puesto en la liga.

Además, los antecedentes no invitaban al optimismo: en liga, los blancos golearon al Athletic en el Bernabéu con un contundente 6-0 y ganaron cómodamente en San Mamés 0-2. No: el Athletic no estaba en su mejor momento.

Para más inri, el partido se jugaría, no en un campo neutral, sino en el propio Bernabéu. Enrique Guzmán, entonces presidente del Athletic, batalló lo indecible para cambiar el escenario de la final. Le asistían la razón y el sentido común. Pero estamos en 1958, el Madrid es el equipo del régimen, que viene de reivindicar a las españas en el concierto mundial con su tercera Copa de Europa consecutiva y no era cuestión que estos tipos de una "provincia traidora" vinieran a aguar la fiesta. El General Camilo Alonso Vega, ministro de Gobernación y uno de los "duros" del franquismo, intervino personalmente para que Guzmán dejara de dar la vara.

Por cierto: se le atribuye al mismo Alonso Vega haber despachado a un propio al vestuario del Barcelona en el descanso de un Barça-Madrid para hacer ver a los culés lo inconveniente de que el Madrid perdiera la liga y con ella la posibilidad de volver a pasear el nombre de España por Europa: el Madrid ganó el partido en la segunda parte.

Pero volvamos a la final de 1958. El triple campeón de Europa y campeón de liga recibe en su campo a lo que se presenta como un equipo de aldeanos al que en la liga le han cascado un resultado acumulado de 8-0.

A favor del Athletic solo juegan dos factores: su historia (Rey de copas) y que en aquella época los extranjeros no podían jugar la copa, por lo que Puskas y Kopa no pudieron jugar. Sí lo hicieron otros extranjeros nacionalizados con la bendición del régimen: Santamaría, Rial y el considerado hasta ese día el mejor jugador del mundo: Alfredo Di Estéfano. Y digo hasta ese día porque ese mismo 29 de junio en Suecia, Brasil ganaba su primera copa del mundo frente a los anfitriones con un joven jugador de 17 años que asombró al mundo: Pelé.




Tampoco Gento fue de la partida por una inoportuna lesión.

Pese a esas bajas, el Madrid presentaba en su estadio un equipo temible y todo estaba preparado para una fiesta merengue, festejando en su campo y ante su público un histórico triplete.

Pero como dijera años más tarde un entrenador merengón, fútbol es fútbol y gol el gol. El choque empieza trabado y de repente, en el minuto 20, Arieta I, humilde sucesor del mítico Zarra como ariete rojiblanco, se zafa del marcaje del Uruguayo Santamaría y de disparo cruzado bate a Alonso, cancerbero madridista.

El desconcierto hace presa en público y jugadores, y sin tiempo para rehacerse del sorprendente gol zurigorri, tan solo tres minutos después Mauri engancha una volea que significará el 2-0 definitivo, trayendo la sorpresa y una desbordante alegría.

Mi aita era un veterano del Athletic. Presenció el 12-1 al Barcelona (record), vivió los dos dobletes consecutivos de Mr. Pentland (otro record), y varias finales, incluída la que se la ganó al Valencia en Barcelona y en la que su hermano -veterano del ejército de Euskadi- casi llora de rabia e impotencia cuando rodeados de varios cientos de "flechas" venidos de Valencia tuvieron que levantar el brazo al principio del partido. Mi tío acabaría efectivamente llorando, pero de alegría al terminar, porque pese a la injusta expulsión de Zarra (la única de su carrera) un gol de Iriondo en el descuento significó el 3-2 que permitió traer la copa en propiedad.

Pues bien: de todos esos momentos de gloria, para mi aita no hubo nunca otro mejor que el de aquella final de 1958. Y creo que fue, especialmente, por el contínuo bombardeo de todos lo medios acerca de la incontestable superioridad del considerado "mejor equipo de mundo" y de como tanta prepotencia se estrelló contra los once vascos que saltaron esa tarde al Bernabéu. Recordémoslos: CARMELO, ORUE, GARAY, CANITO, MAURI, ETURA, ARTECHE, AGUIRRE, ARIETA, URIBE y GAINZA.



Cincuenta y un años después, la historia lleva camino de repetirse. Esta vez el campo es neutral y no hay ministros de Gobernación intimidando a nuestro presidente. El Barça todavía no será campeón de Europa, pero después del 2-6, tan seguido del 4-0 que le endosó hace poco al Bayern, hacen que las loas a la superioridad blaugrana sean parecidas a las de entonces.

Nosotros tenemos peor equipo que el de los cincuenta, y el Barça podrá alinear a toda su artillería. Pero si una lección hay que aprender de 1958 es que los partidos no se ganan sin jugarlos. Habrá que jugar, y allí estaremos para verlo. ¿Verdad Piston?

¡Ah! Y Tao ha prometido una de sus impagables crónicas. La leeremos a nuestra vuelta de Valencia.

31 comentarios:

Zoilberg dijo...

Gran analisis.

El paralelismo que se da con la del 84 creo que es por las coincidencias que se han dado en ambos casos:

- Sporting en Cuartos
- Equipo "blanco" en semifinales
- Barça en la Final
- Mejor jugador del Mundo argentino en las filas del rival.
- Javier Clemente-Joaquin Caparros: J.C
- Crisis económica

..y porque es el último título, y por tanto el más reciente.

Pero estoy de acuerdo en que si de "potencialidades" de cada equipo se refiere, el referente es aquella. No olvidemos que en la del 84 el Athletic era doble campeón de Liga...las cosas estaban más parejas.

Pero, contrariamente a la sensación general, yo no creo que la clave vaya a ser Toquero, sino Llorente....lo he dicho durante esta semana varias veces.

A Llorente creo que le va a acompañar en el protagonismo Yeste, este es un partido para él....estoy convencido.

Anónimo dijo...

Ayer vi a CR7 y no pude evitar pensar en GT2, la directiva debiera atar a ese muchacho con un contrato en condiciones y 40 millones de euros de capsula ( sic) de rescisión, luego vendran las lamentaciones cuando el Lorca FC venga con el dinero.

Zoilberg dijo...

Quizas el problema es el comparar a jugadores del Athletic con Ronaldos, Messis, Maradonas...etc.

bienzobas dijo...

Este acontecimiento que tan bien relatas es una de las historias que más me ha gustado que me contara mi madre, casi recién llegada a los madriles, adornada con las anécdotas del mal perder merengón general y de los vecinos de localidad de su cuadrilla en particular. El regocijo se incrementa si a la narración asiste de soslayo mi padre madridista. Un lujo leerlo y un placer rememorarlo en una una semana!

euup dijo...

Ojala, Cinci, Ojala tengas razón y sea como esa!!!

Mariosila80 dijo...

Tuvo que ser un gran momento, sin duda. Esperemos vivir algo similar.

Según se acerca la fecha me hago más creyente.

Claro que también dicen que Unamuno al acercarse el momento besó la cruz.

Cincinato dijo...

¡Pues claro que besó la cruz!

Unamuno era creyente. A su manera (incluso he leído una tesis doctoral que "demuestra" que era un protestante tapado) pero era creyente.

El "creyendo no creer creía" que dedica como epitafio a Antonio Bueno en realidad es aplicable totalmente a él. Seguro que lo escribió pensando en sí mismo.

Mariosila80 dijo...

Cónsul, una cosa es que fuera "creyente" y otra cosa es que "creyera" en una organización específica...concretamente la que le ponía en los labios la cruz.

Cincinato dijo...

Él no besó la organización, sino a la Cruz. Y no era la primera vez.

Porque ¿acaso no es un beso a la Cruz su obra poética "El Cristo de Velázquez"?

Don Miguel de Unamuno dijo...

¿En qué piensas Tú, muerto, Cristo mío?
¿Por qué ese velo de cerrada noche
de tu abundosa cabellera negra
de nazareno cae sobre tu frente?
Miras dentro de Ti, donde está el reino
de Dios; dentro de Ti, donde alborea
el sol eterno de las almas vivas.
Blanco tu cuerpo está como el espejo
del padre de la luz, del sol vivífico;
blanco tu cuerpo al modo de la luna
que muerta ronda en torno de su madre
nuestra cansada vagabunda tierra;
blanco tu cuerpo está como la hostia
del cielo de la noche soberana,
de ese cielo tan negro como el velo
de tu abundosa cabellera negra
de nazareno.

Que eres, Cristo, el único
hombre que sucumbió de pleno grado,
triunfador de la muerte, que a la vida
por Ti quedó encumbrada. Desde entonces
por Ti nos vivifica esa tu muerte,
por Ti la muerte se ha hecho nuestra madre,
por Ti la muerte es el amparo dulce
que azucara amargores de la vida;
por Ti, el Hombre muerto que no muere
blanco cual luna de la noche. Es sueño,
Cristo, la vida y es la muerte vela.
Mientras la tierra sueña solitaria,
vela la blanca luna; vela el Hombre
desde su cruz, mientras los hombres sueñan;
vela el Hombre sin sangre, el Hombre blanco
como la luna de la noche negra;
vela el Hombre que dió toda su sangre
por que las gentes sepan que son hombres.
Tú salvaste a la muerte. Abres tus brazos
a la noche, que es negra y muy hermosa,
porque el sol de la vida la ha mirado
con sus ojos de fuego: que a la noche
morena la hizo el sol y tan hermosa.

Cincinato dijo...

A veces envidio la firmeza del WM de la web amiga.

¿Son imaginaciones mías, o nos estamos saliendo un poco del tema?

Mariosila80 dijo...

Cónsul, en este caso, la culpa es tuya.

Has entrado a rematar con todo...jajaja

Cincinato dijo...

¿Con todo?

Me estoy mordiendo la pluma para no defender "la organización", así que no me provoques.

Por cierto, otro día hablaremos del arbitraje. Me temo un "estilo Muñiz" que nos impida jugar "con todo".

euup dijo...

No me mentes a los árbitros... no me los mentes... por favor...

Anónimo dijo...

ARREPENTIDOS LOS QUIERE DIOS, MARIOSILA ABRAZA LA FE VERDADERA¡¡

CINCINATO ESTOS COMUNISTAS ES LO QUE TIENEN.

Madrazo, un abrazo dijo...

Yo soy comunista y soy creyente. ¿O no lo soy?

Zoilberg dijo...

Mi practicante, que no es creyente
pincha los culos falto de fe
y es inquietante para un paciente
oír a su espalda no sé, no sé.
Si es practicante que sea creyente
y no esa absurda contradicción,
quién quiere gente tan vacilante
cuando le ponen una inyección.

Javier Krahe.

euup dijo...

Anónimo,

te espero espectante en la entrada de la hoguera de las vanidades, y creo por lo leído, que Bogart también

Beti-zurekin dijo...

Un señor que escribe hoy en el Deia dice: "No pretendáis ganar al Barça sin bajar del autobús. Hay que ir con humildad".

¡¡Aupa ahí!!

Como mensaje de ánimo, es sublime.

euup dijo...

Ondo Beti!!!

Pues que humildad más quiere.... si creo que todo el mundo coincide que este partido sí que es contra el mejor equipo del mundo y contra el que mejor juega (ejem... y no me refiero al Athletic...)!!!!

Cinci agradecido al Deia dijo...

Beti cita de un señor que escribe en Deia:

"No pretendáis ganar al Barça sin bajar del autobús. Hay que ir con humildad"

Muy atinado ese señor. El exceso de confianza siempre ha sido nuestro mayor enemigo.

Anónimo dijo...

Beti no dejes de mirar con atencion la pagina 11 del Deia de Hoy, acojonante lo del gallo y compañia.

Y si aun despues de eso tienes animos y estomago, no dejes de leer la pseudo biografia que hacen del GRAN IBARRETXE, no si cuando digo que cuidado que vienen los nuestros es por algo.

Y si quieres coger moral, en el Batzoki de Laudio tienen una bandera del Athletic.

Y.... mecaguen la leche puta que mal llevo lo de Lopez joder.

Y mecaguen la madrequepario a los trasversales y a los muchelines.

ESKERRIK ASKO JUANJO.

Ya se, cada loco con su tema.

Taoteking dijo...

Dice Cinci que Unamuno quizás fuera protestante. Dificil: si no creía en la religión verdadera, como para creer en otra.

Pero, no nos deviemos, que la entrada es de las de mucha enjundia. Cierto es que nos gusta buscar similitudes, Cincinato y Zoilberg, en el 58 o en el 84, porque arañando coíncidencias mitigamos algo los temores que nos produce este Barcelona o, mejor dicho, este Athletic.

Tanto en 1958 como en 1984, la constelación de estrellas de Madrid y Barcelona nos hacía parecer más debiles de lo que realmente eramos. El Athletic que ha recordado Cincinato reune un ramillete de jugadores de los que ya nos conformaríamos con tener, al menos, uno. Y el equipo de 1984 no olvidemos que fue ganador de dos campeonatos de liga y que, incluso, además de la copa de ese año, llegó a la final de la siguiente edición.

Ahí radica la diferencia: el Athletic de hogaño es infinítamente más flojo, peor equipo y peores individualidades que el de antaño.

Ahora bien, si nos acogemos a la clausula "el futbol es así", nuestras posibilidades existen y seguramente son más de las que muchos creen. Porque el Barcelona no siempre suda colonia, este año ha jugado partidos malísimos también, porque su entrenador no es ni la mitad de bueno de lo que cantan sus corifeos y, sobre todo, porque este Athletic descastado, vulgar hasta la nausea y que lleva tonteando con el descenso cuatro temporadas, ha demostrado (como en San Mamés frente al Sevilla en la semifinal) que en los grandes momentos sale a relucir lo mejor de su añeja historia.

Será un placer escribir la crónica de una victoria anunciada. ¡¡¡Aupa Athletic!!!

Cincimuno dijo...

Por supuesto que Unamuno no era protestante. Lo decía una tesis doctoral escrita, casulamente, por un protestante.

Don Miguel jamás hubiera sido protestante, aunque solo fuera por casticismo, por razones estéticas.

Mariosila80 dijo...

Si, si Tao...mucho gran jugador teniamos en el 58 y en el 84....pero ahora....ahora tenemos a Yeste.

Y uno de greco-romana (la civilización está de nuestra parte) y otro que le pone la lucha libre...

¿Puede el Barca igualar eso?

Zoilberg dijo...

Mariosila dicit:

¿Puede el Barca igualar eso?


Hombre, ellos tienen a Puyol que es nombre de ron peleón...no se si te sirve eso...

Y a Iniesta que es apellido Extremo y Duro además....

Legolas_Bilbao dijo...

Contando los días para ir a Valencia!!!.

Veo las imagenes de aquella liga y copa y se me caen las lagrimas.

PD: X cierto en la web amiga, la gente de verdad piensa lo que escribe? o son gente muy joven?

Legolas_Bilbao dijo...

X cierto, teniendo 2 centrales fuertes y una acumulacion de jugadores en las jugadas de ataque en el centro de la defensa, el barsa tendrá que tirar desde fuera ya que lo de jugar por las bandas na de na.( luego jugaran contra el athletic asi)

un salud

Gontzal dijo...

Qué buen post, bastante mejores que los artículos de Agiriano en El Correo rememorando finales.

Zoilberg dijo...

Bueno...el Chelsea nos enseña el camino, y el arbitro las piedras.

Esperemos que el Triplete no sea vendido como bandera de Premio al Futbol Total, Gesta del Tiki-Taka, Justicia Dvina...etc.

El partido de ayer al menos sirve para acabar con esa cargante "oleada pro-culé" que hubio despues del sabado. Ayer no hubo exhibicines, ni tiki, ni taka...ayer tuvo, básicamente potra, y un arbitraje digno del "mejor" Diaz Vega.

euup dijo...

El arbitraje fue horrible, sí, sobre todo perjudicó al Barça sí. Pero la expulsión de Abidal... más que discutible.